"EL MEJOR VIERNES DEL AÑO"

La media sonrisa que Carlos Sainz quería ocultar tras quedar cuarto el viernes

Sainz reconocía haberse encontrado cómodo con el MCL34 tanto a una vuelta como en simulación de carrera, pero también avisaba que la realidad puede ser distinta el sábado

Foto: Sainz logró en el Gilles Villeneuve el mejor resultado de los viernes esta temporada (McLaren)
Sainz logró en el Gilles Villeneuve el mejor resultado de los viernes esta temporada (McLaren)

Los especialistas en comunicación no verbal las denominan microexpresiones o gestos escasamente perceptibles del lenguaje corporal que delatan esas emociones más profundas que el sujeto desea contener o disimular. Parecía el caso de Carlos Sainz al término de los primeros entrenamientos del Gran Premio de Canadá . "Quizás uno de los mejores viernes del año", dijo. El piloto español había terminado cuarto tras una magnífica vuelta en la última sesión de la jornada, aunque quiso contener cualquier expectativa anticipada para el resto del fin de semana. Pero no siempre se termina cuarto en unos segundos libres sin pilotar un Mercedes, un Ferrari o un Red Bull.

Primero fue el equivalente a esa microexpresión en el rostro: "No he tenido tiempo todavía de analizar las tandas largas, pero me he encontrado tan cómodo como en las cortas, son buenas noticias". Luego, el freno de mano de la parte racional: "Pero como dije antes, mañana (por este sábado) va a ser un poco diferente". Con Lewis Hamilton y Max Verstappen fuera de combate, la posición final de Sainz tenía cierto maquillaje, además del estado de la pista. Por eso el español puso las manos por delante ante posibles sorpresas. "Obviamente, muy contento con el día hasta ahora, quizás uno de los mejores viernes del año, pero no creo que seamos los cuartos más rápidos, estaba cómodo con el coche, pero posiblemente mañana volvamos a la realidad", dijo.

"Cómodo con el coche todo el día"

McLaren se dedicó durante la jornada a un intenso trabajo de experimentación con sus pilotos a la búsqueda del "equilibrio óptimo" explicaba Sainz, pero su cautela no podía ocultar que el piloto se había encontrado cómodo a los mandos del MCL34, y se notaba. Pocas veces se le escuchaba un viernes hablar así, corroborado con su posición en la tabla de tiempos. "Ha habido cosas nuevas en el coche, pero tampoco nada que nos pusiera en el P4 o P5, así que, sí, hay cosas nuevas, pero nada de repente hayamos encontrado tanto tiempo. Ha sido el hecho de que me he encontrado cómodo con el coche todo el día, he podido ir mejorando con la pista y poco a poco me han ido llegando los tiempos", dijo Sainz.

Dos datos venían a corroborar que Sainz arrancaba mejor que otros viernes en el Gilles Villeneuve: las 0.376 milésimas frente al mejor tiempo de Charles Leclerc y las casi siete a su compañero de equipo. Indudablemente la suya ha sido una gran vuelta. Y aunque Sainz tampoco quería lanzar la menor campana al vuelo, el MCL34 dejó la sensación de tener mejor ritmo de carrera incluso que a una vuelta.

Sainz tuvo un gran inicio en Canadá. (McLaren)
Sainz tuvo un gran inicio en Canadá. (McLaren)

Mónaco, por ejemplo

"Estoy contento, obviamente, sobre todo con el equipo, porque estamos experimentando muchas cosas, parando, cambiando ala delantera, parando, cambiando muelles delante…cambiando de todo. Y esto quiere decir que queremos ir hacia delante y somos optimistas. Eso me gusta, ahora vamos a intentar encontrar la mejor configuración para mañana, pero hoy hay que estar contentos por eso, porque no paramos de parar y probar”, explicaba al terminar la jornada. “Si el coche ha evolucionado o no, lo veremos mañana después de la cuali, aunque ser séptimo, noveno, décimo, entrar en la Q3… estaría contento, pero los viernes no miro mucho los tiempos".

Lógicamente, la experiencia almacena motivos para ese aplacado optimismo hasta no comprobar el rendimiento final a una vuelta de Renault, Haas o Toro Rosso o Force India ("¡o cómo se llame ese jod... equipo!", según Raikkonen en Mónaco). Sobre todo ante las exageradas diferencias de Sainz en la segunda sesión sobre Kevin Magnussen (quinto) Checo Pérez (séptimo) y Daniel Ricciardo (octavo), a quienes endosó casi cuatro décimas de media. Diferencias que deberían ser más ajustadas a tenor de las pautas vistas en la presente temporada a la hora de los entrenamientos clasificatorios. Además, el reciente Gran Premio de Mónaco ofreció un buen recordatorio de cómo las tornas pueden cambiar de un día para otro en la Fórmula 1. El sábado por la mañana, McLaren estaba perdido, pero Sainz acabó entrando en la Q3 y logró al día siguiente el mejor resultado de la temporada. Por qué no puede ocurrir lo contrario en el Gilles Villeneuve. Pero, de momento, por qué no atender a esas microexpresiones de Sainz que el viernes dejaban tan buenas señales.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios