Sufrida victoria del británico

Hamilton gana tras una embestida de Verstappen y Sainz asombra con una 6º plaza

Victoria de Hamilton en el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1. Un triunfo que sirve para poner tierra de por medio respecto a Valtteri Bottas en la lucha por el mundial

La carrera más dura que he tenido”. Así definió Lewis Hamilton su victoria en el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1. El británico lideró una procesión de cuatro monoplazas hasta cruzar la línea de meta. Un triunfo que sirve para poner tierra de por medio respecto a Valtteri Bottas en la lucha por el mundial. Sebastian Vettel y el finlandés completaron el podio después de una sanción de cinco segundos a Max Verstappen. Carlos Sainz brilló en en El Principado y acabó en la sexta plaza.

El de Stevenage completó una de sus victorias más sufridas. Toda la carrera con Verstappen detrás y con problemas de graining en sus neumáticos medios. En Mercedes se equivocaron con la estrategia y colocaron los medios en el monoplaza de Hamilton, mientras el resto optaba por los duros. Aguantó más de 60 vueltas con ellos y firmó su cuarto triunfo de la temporada, evitando hasta una embestida de Verstappen en la chicane a la salida del túnel. Un fin de semana más Mercedes sigue imparable y aumentando su distancia con un Ferrari que sigue fallando, ya sea el equipo, o los pilotos.

La frustración de Verstappen

Max Verstapppen vio como se quedaba sin una segunda plaza que consiguió en una brillante parada en boxes. El holandés paró al mismo tiempo que Bottas, su parada fue más rápida y al salir a la par del finlandés, lo echó contra las barreras. Esta acción provocó que Dirección de Carrera tomara medidas y sancionara con cinco segundos a Mad Max. De esta manera perdía un podio que tenía asegurado.

En esa misma parada, el toque de Bottas con el muro propició un pinchazo en uno de sus neumáticos. Tuvo que hacer una segunda parada y se despedía de cualquier opción de un nuevo doblete para los de Brackley. El récord se acabó en cinco dobletes. El resto de la carrera fue una frustración para Verstappen. Frenado detrás de Hamilton y viendo como su segundo puesto se esfumaba sin poder atacar. El holandés lo intentó a la desesperada a falta de tres vueltas y casi se lleva por delante al británico. Se llegaron a tocar, pero sin consecuencias para ambos.

En Ferrari pudieron llevarse una pequeña alegría este fin de semana. Sebastian Vettel pescó en río revuelto y se llevó una importante segunda plaza para minimizar daños contra Mercedes. El que no acabó muy contento fue Charles Leclerc. El error de Ferrari en clasificación hipotecó la carrera de Leclerc en su casa. Salió muy agresivo y lo terminó pagando. Se tocó con Nico Hulkenberg en La Rascasse. Tuvo un pinchazo y daño parte del monoplaza. Un daño que le obligó a retirarse cerrando así el peor fin de semana de su carrera en la Fórmula 1.

La estrategia perfecta para Sainz

Carlos Sainz partía desde la novena plaza e iba a necesitar mucho movimiento en la pista para pescar un buen saco de puntos. Para ello, Sainz realizó una salida perfecta y se quitó de encima al Toro Rosso de Daniil Kvyat. El primer trabajo estaba hecho, ahora le tocaba actuar a McLaren y el equipo lo hizo a la perfección. Los de Woking no necesitaron ni una mínima oportunidad para conseguir una estrategia perfecta que catapultó a Sainz.

El coche de seguridad salió a pista por los restos de neumáticos que dejó en la pista Leclerc y en la escudería británica decidieron no aprovechar el safety para pasar por boxes. Una decisión que fue clave en el resultado final del español. Daniel Ricciardo y Kevin Magnussen optaron para parar y cayeron en la clasificación. Sainz era sexto y tenía que alargar la parada hasta conseguir el gap óptimo para atar la posición. El ritmo de carrera dejaba al australiano y al danés sin opciones, pero entraban en juego los Toro Rosso.

Los de Faenza alargaron su entrada a boxes más que McLaren y empezaron a volar en las estrechas calles de Mónaco. Carlos Sainz tenía que luchar por mantener la diferencia para pasar por delante y ahí es donde sacó la magia el madrileño. Alexander Albon fue el primero entrar y se quedó un segundo por detrás. Llegaba el turno de Kvyat, el ruso había conseguido el gap, pero Sainz sacó su talento para volar en Mónaco y conseguir la vuelta rápida de carrera en ese instante. Salió por delante por un pelo y cabalgó plácidamente hacia un brillante sexto puesto que ni en Woking se imaginaban.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios