ESTA TEMPORADA SERÁ CLAVE PARA SU FUTURO

El drama de Williams y cómo pueden llegar a su fin más de 40 años de historia

Ni en lo deportivo ni en lo económico Williams está en su mejor momento. Se encuentran cada vez más cerca del precipicio de la desaparición y la temporada de 2019 puede ser su tumba

Foto: Robert Kubica durante el Gran Premio de China. (EFE)
Robert Kubica durante el Gran Premio de China. (EFE)

Ni en lo deportivo ni en lo económico Williams está en su mejor momento. Los de Grove se encuentran cada vez más cerca del precipicio de la desaparición y la temporada de 2019 puede ser la tumba a más de 40 años en la Fórmula 1. Una situación que perturba a todo el mundo en el equipo, desde los pilotos a los máximos responsables, pero que podría tener una salvación al final de año.

En la histórica escudería luchan cada día para revertir la mala dinámica que llevan desde la pasada temporada. Han caído en competitividad y en capacidad económica de una manera drástica. Buena prueba de ello es el hecho de que en Melbourne los únicos que no fueron capaces de rodar más rápido respecto a la temporada pasada fueron los coches de Williams. Y los únicos que no llegaron a tiempo en la pretemporada.

Apoyo de Russell y dureza de Kubica

"Estoy tratando de dirigir al equipo hacia el lugar correcto", dijo un George Russell que es el piloto que mejor lo está haciendo en el equipo. "Ahora solo tengo que creer en el equipo para que haga lo suyo: los diseñadores, los aerodinámicos, para salir y tratar de lograr algo". Así lo ve también un Robert Kubica que está sufriendo en este comienzo y que ha sido una fuente importante de ingresos en el equipo. "Creo que todos somos víctimas, todo el mundo está en la misma situación. Nadie en Williams está contento. Al final, todos desean y esperan que las cosas mejoren, pero por otro lado todos somos conscientes de que tenemos que trabajar duro. Si no eres transparente y no afrontas la situación, nunca mejorarás, o lo harás por pura suerte, no por que hayas resuelto el problema o mejorado la situación", dijo.

El polaco se ha mostrado mucho más duro sobre una hipotética mejora de rendimiento del coche esta temporada. Algo que no parece que vaya a ocurrir en un futuro cercano. "Al final no es que vayamos a mejorar dentro de un mes. Es imposible, a menos de que tengas algo completamente diferente que ya está en el túnel de viento, que sabes que te da dos segundos y que está en camino. Pero si no tienes eso en el túnel de viento o en tu cabeza, no tardará un mes. Será mucho más. Es triste decirlo, pero no vamos a mejorar en un mes".

Claire Williams junto a Paddy Lowe. (EFE)
Claire Williams junto a Paddy Lowe. (EFE)

Claire Williams asume las culpas

En Grove quieren intentar remar todos en la misma dirección y evitan buscar culpables, pero uno de los hombres que ha desaparecido del mapa de forma un tanto extraña ha sido el director técnico y accionista de Williams Paddy Lowe. Se marchó de la empresa por razones personales a diez días del comienzo de la temporada 2019. Williams intenta desde el año pasado reestructurar su departamento técnico tras otras salidas importantes como la del responsable de aerodinámica, Dirk de Beer; el jefe de diseño, Ed Wood; y el responsable de rendimiento, Rob Smedley.

Claire Williams es la única persona que ha salido al paso para asumir las culpas. Admitió que era responsable de un cambio en la estructura del equipo que acabó en la gran crisis de 2019. "Para preservar nuestros resultados e incluso avanzar, cambiamos algo en la estructura interna y resultó ser un error", dijo a AUTOhebdo, de Francia. "Fue mi iniciativa y admito mi culpa. No estamos escondiendo nuestras cabezas en la arena. Sabemos dónde estamos y qué necesitamos para ganar. Es un proceso largo", confesó.

"Estamos tratando de producir de manera independiente tantas partes como sea posible, y tenemos 620 personas trabajando para nosotros, lo que es mucho para la estructura que tenemos", dijo Williams. "Crear el Williams del futuro y preservar nuestra cultura es la tarea que enfrentamos ahora". En Williams confían arreglar una situación que parece insostenible y consideran que se está moviendo en la dirección correcta. Patrick Head volvió como consultor y para apoyar a los ingenieros en un período tan difícil y es alguien en quien tienen muchas esperanzas.

Buscan la salvación

Uno de los grandes problemas de la escudería ha sido Williams Advanced Engineering. "Fue creado en 2010 para apoyar al equipo de carreras y en respuesta a la caída en el interés de los patrocinadores. Pero ahora contribuye poco a la financiación del equipo. Nuestra financiación es casi totalmente dependiente de los patrocinadores y los ingresos de la F1", explicó Claire Williams.

Ahora una nueva posibilidad se abre en Williams, la familia Mazepin, que intentó comprar la estructura de Force India, la cual fue vendida finalmente a los Stroll, y ahora han dirigido sus miras a Grove con el objetivo de que Nikita Mazepin, piloto de F2, dé el salto al gran circo. Aun así, los rusos han desmentido este interés y Claire Williams ha defendido que quiere seguir con el legado de su padre. Pero la situación es tan insostenible que puede dejar abierta esta posibilidad. Ahora se agarran a los esfuerzos de Liberty Media para distribuir mejor los ingresos y reducir los costes, especialmente a través de un límite presupuestario que podría salvar a una escudería de más de 40 años de historia.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios