"UN PASO ADELANTE EN TODOS LOS ASPECTOS"

Por qué Fernando Alonso saca a McLaren el pulgar hacia arriba

Tras su primer contacto con el MCL34, Fernando Alonso reafirmó las sensaciones que el monoplaza británico ha dejado en las dos primeras carreras de 2019

Foto: Fernando Alonso durante su primer contacto con el MCL34 en Sakhir. (McLaren)
Fernando Alonso durante su primer contacto con el MCL34 en Sakhir. (McLaren)

Sin duda, Zak Brown, Andrea Stella, Pat Fry y otros muchos miembros de McLaren estaban esperando expectantes las palabras de Fernando Alonso tras subirse al MCL34. No en vano, el piloto español sufrió con su predecesor la experiencia de pegarse contra un muro infranqueable, de pelear con un monoplaza cuya filosofía aerodinámica suponía una vía muerta. Durante infinidad de grandes premios, Alonso y sus ingenieros sacrificaron la primera sesión de los viernes para descubrir sus carencias y diseñar el concepto del futuro monoplaza británico. De aquí la importancia de sus sensaciones y ‘feedback’ de Alonso. "Es un paso adelante en todos los aspectos del monoplaza”, fue su primer diagnóstico.

Tanto Carlos Sainz como Lando Norris probaron el MCL33 en condiciones y pistas puntuales en 2018. Alonso conoce toda la evolución de McLaren desde el concepto 'zero size' que nació con la llegada de Honda. Tras el divorcio, llegó la cruel realidad: el rey estaba desnudo. Alonso iba a comprobar en Sakhir la nueva dirección tomada por el equipo. "El monoplaza tiene más agarre, es menos lento en las rectas, el motor también es un gran paso adelante", dijo. Palabras que parecen avalar el positivo arranque inicial del monoplaza británico en 2019. Y que podría hacer que el desastre del MCL33 de 2018 se entierre en los sótanos de Woking.

"Consolidarse como el cuarto equipo"

El programa de Alonso estaba centrado en los neumáticos de Pirelli para 2020, con una configuración predeterminada de una carrera concreta. Pero además de las sensaciones del piloto, el equipo británico habrá podido extrapolar y comparar información en función del tipo de compuesto, carga de gasolina, mapas de motor… Ya el pasado fin de semana el español transmitió una percepción más positiva del MCL34 que la prudencia mantenida por McLaren desde que el coche empezó a rodar. Hubo altibajos en Montmeló, pero esta primera evolución del MCL34 está ofreciendo señales para el optimismo.

Quizás en McLaren comienzan a soñar con optar a ser el cuarto mejor monoplaza que el domingo parecía en la carrera, y así lo apuntaba Alonso tras su primera toma de contacto: "El coche va en la dirección correcta. Hemos visto que en las dos primeras carreras hay que dar otro paso si queremos competir con los tres mejores. Pero creo que el primero es consolidarse como el cuarto mejor equipo junto con Haas, y eso es lo que he sentido en el coche". Precisamente las palabras que se habría deseado escuchar a estas alturas, hace un año, cuando se buscaba a Red Bull como referencia.

Fernando Alonso volverá a rodar este martes con el McLaren. (EFE)
Fernando Alonso volverá a rodar este martes con el McLaren. (EFE)

El cuello de botella del MCL33

"Hemos estado trabajando mucho durante cuatro o cinco años en el equipo y probablemente nunca tuvimos impulso o continuidad en la progresión. Tuvimos buenos comienzos y vimos algunas señales positivas. Terminamos Baréin el año pasado, tuvimos algunos buenos momentos, pero nunca continuidad a lo largo de un año", explicó el piloto español, confiando en que 2019 será mejor ante lo visto hasta el momento. "Va a ser una temporada mucho mejor. Este año hay una buena línea de base y un buen programa de desarrollo".

Uno de los principales lastres del MCL33 fue su elevado 'drag' (resistencia aerodinámica) debido a su falta de adherencia en las curvas. Pero más que un defecto intrínseco en la concepción del monoplaza, se trataba de una consecuencia de la necesidad de compensar las deficiencias de ‘grip’ en curva con un alerón bien ‘cargado’. El cambio de reglamento en 2017 incorporó conceptos luego desarrollados en el MCL33 para descubrir que se había creado un cuello de botella insoluble a partir del Gran Premio de España.

"Una buena línea de base"

Resultaba imposible añadir más carga al monoplaza, y el equipo británico entró en confusión con la correlación entre los resultados de CFD y túnel de viento y los deparados por el asfalto. McLaren dedicó los viernes a reevaluar sus sistemas con la mente puesta en su futuro monoplaza. A ello también se refirió Alonso tras rodar con el MCL34: "Este año hay una buena base, un buen programa de evolución, y creo que va a ser una temporada mucho mejor. El año pasado empezamos bien, pero luego paramos la evolución en mayo o junio y eso nos hizo sufrir hasta Abu Dabi. Sabía que iba a ser mi último año y rodar con el mismo coche desde Barcelona hasta el final fue doloroso".

Pero el nivel de un monoplaza se mide en el arco de toda una temporada, con la evolución que cada equipo sea capaz de imprimir al concepto de base. Se trata también de eficacia, talento y recursos. De momento, el MCL34 —​como el resto de monoplazas— ha de enfrentarse a otros trazados para confirmar su polivalencia competitiva en pistas de diferente configuración. La pista de Shanghái representa otra importante y nueva referencia por sus curvas amplias y rápidas y sus larguísimas rectas. Si el MCL34 muestra el mismo nivel que en Albert Park y Sakhir, cabe cimentar el optimismo inicial. Y a partir del Gran Premio de España, recordando la experiencia de 2018 y el potencial de evolución del monoplaza de Sainz y Norris, 'vamos iendo, vamos viendo', como diría el ciclista profesional para vivir la pedalada y estado de forma del momento.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios