Nuevo batacazo de ferrari esta temporada

Verstappen se convierte en el enemigo número uno de Ferrari y Vettel

La lucha por el mundial estaba destinada a acabar de esta manera, doblete de Mercedes y Ferrari pagando los numerosos errores de una temporada nefasta para los de Maranello

Foto: Ferrari no pudo con un duro Verstappen en Japón. (EFE)
Ferrari no pudo con un duro Verstappen en Japón. (EFE)

La lucha por el Mundial estaba destinada a acabar de esta manera, con un doblete de Mercedes y con Ferrari pagando los errores de una temporada que muchos consideraban el año para devolver a la Scuderia a lo más alto. Nada más lejos de la realidad. Después de la pifia del equipo en la clasificación, Lewis Hamilton tenía la oportunidad de dar la puntilla a Sebastian Vettel y lo consiguió con la colaboración importante de un Max Verstappen que fue el escudero ideal para Mercedes y el enemigo número uno de Ferrari después de echar a los dos monoplazas rojos de la pista en dos acciones abiertos a debate.

La realidad es que el más perjudicado fue Vettel, que salió decidido a enmendar el error de su equipo y suyo del sábado, pero poco le duró el empuje. En las primeras vueltas ya había logrado colocarse en la quinta plaza, tras Kimi Raikkonen. El siguiente objetivo era un hueso duro de roer: Verstappen.

Raikkonen, la primera víctima

El primero en lanzarse fue el finlandés, intentando aprovechar una pasada de frenada del holandés en la famosa chicane de Suzuka. ¿El resultado? Kimi fuera del trazado y con el coche dañado. “Entró pasado, se salió de la pista y yo fui por el exterior en la siguiente esquina, dejándole espacio en el interior”, dijo Raikkonen. “Él sabía que yo estaba allí y aun así me empujó y me sacó de la pista”.

Este incidente permitió que Vettel adelantara a su compañero, y los comisarios penalizaran a Verstappen con cinco segundos por reincorporarse a la pista de forma insegura. En el momento que se dio a conocer la sanción, Ferrari comunicó por radio a Sebastian que el de Red Bull tenía una sanción por lo que el alemán era virtualmente tercero. Pero las ganas de demostrar y sentirse frenado a su vez mientras los dos Mercedes se escapaban jugaron una mala pasada al de Heppenheim.

¿Mal Verstappen o precipitación de Vettel?

En la vuelta 8, Vettel estaba completamente pegado a Verstappen y en la esquina de Spoon Seb vio el hueco y atacó. Parecía que el adelantamiento se iba a completar, pero cuando el Ferrari iba a pasar, el Red Bull cerró la trazada provocando un choque que acabó con el monoplaza rojo totalmente girado y fuera de la pista. ¿Actuó mal Verstappen o era necesario para Vettel lanzarse ya sabiendo que tenía una sanción? La realidad es que el momento no era claro para el adelantamiento y Vettel volvió a jugar mal sus cartas en un segundo tramo de temporada nefasto para los de Maranello. Y parece que para la FIA dio la razón al de Red Bull tras no sancionar el incidente.

"Obviamente estaba presionando para pasar, pero no estaba desesperado por pasar", dijo Vettel a Sky Sports F1. "Sabía que tenía una penalización, pero también sentía que éramos más rápidos. El espacio estaba allí, pero tan pronto como me vio, obviamente se defendió. Aun así, yo tenía el interior. Tan pronto como se da cuenta de que alguien está cerca o junto a él, intenta, en mi opinión, empujar cuando ya no debes empujar más. Mira el incidente con Kimi, él (Verstappen) está fuera de la pista y regresa, y si Kimi simplemente sigue su trazada, chocarían", explicó un resignado Vettel.

“Superé a todos sin ningún problema”

"Creo que superé a todos los monoplazas sin ningún problema. A veces más cerca, otras veces con más margen. Es normal que a veces pases cerca, pero siempre hay que dar espacio y, en ese caso, no pude ir a ninguna parte y nos tocamos".

"Esto es parte de las carreras, no me malinterpretes. No me arrepiento del movimiento, obviamente con ese resultado lo harías de manera diferente porque, en retrospectiva, siempre es fácil. Pero la oportunidad estaba allí, su batería estaba casi agotada, yo ahorré la mía, tenía más velocidad. Si hubiera hecho la curva por el lado que la estaba tomando no pasaría nada, pero cambió la dirección. No me dio el suficiente espacio". Tras esto, la carrera de Vettel había acabado y solo pudo remontar hasta el sexto puesto.

Una tercera plaza barata

Verstappen terminó tercero y Daniel Ricciardo, cuarto. Red Bull debe agradecer y mucho al holandés estas dos posiciones con las que el equipo austriaco no contaba en el inicio del fin de semana. El joven Max dañó el monoplaza de Raikkonen y arruinó la carrera de Vettel, aunque él considere que no tuvo ninguna culpa y lamente los daños causados en su RB14.

"Frené un poco tarde en la 'chicane', hice todo lo posible para seguir en pista y Kimi podía haber esperado. Creo que esos cinco segundos son ridículos, pero hemos sobrevivido a la penalización. A Sebastian le di espacio, pero no se puede adelantar en esa curva. Es una pena, pero estoy contento por el resultado final", explicó el holandés. "No hemos tenido la oportunidad de superar a los Mercedes. Los daños que tengo en el fondo plano no están tan mal. Con los superblandos tuvimos problemas, con los blandos fuimos bien, teníamos ritmo a pesar de los daños", analizó Verstappen.

Al fin y al cabo, culpas de unos o de otros, Ferrari sufrió un nuevo batacazo en Japón y se despidió de la peor manera de la lucha por el Mundial. Vettel se queda a 67 puntos de Lewis Hamilton, quien ahora puede ganar el título en la próxima carrera en los Estados Unidos. Siempre que gane y Vettel no pase del tercer puesto, algo nada descabellado visto el rendimiento de ambos monoplazas en las últimas carreras.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios