Ferrari volvió a fracasar

Fórmula 1: Hamilton da un bocado al mundial en Singapur con Alonso 7º y Sainz 8º

El británico reinó cómodamente en el GP de Singapur e hizo valer su vueltón del sábado para llevarse una victoria que deja el mundial muy de cara después del tercer puesto de Vettel

Lewis Hamilton reinó cómodamente en el Gran Premio de Singapur de Fórmula 1. Su vueltón del sábado le valió para llevarse su segunda victoria consecutiva en un trazado que parecía favorable para Ferrari. Este triunfo, acompañado de un decepcionante tercer puesto del alemán, deja el mundial aún más de cara para el de Stevenage tras conseguir cuatro victorias en las últimas cinco carreras. Diez puntos más y ya suma cuarenta puntos de diferencia en la lucha por el Mundial.

El único momento en el que se vio peligrar la victoria de Hamilton fue cuando se encontró con varios doblados y Max Verstappen llegó a pegarse a su Mercedes. Pero una vez superados los obstáculos, el de Mercedes volvió a marcar un gran ritmo y se marchó cómodamente hacia una nueva victoria. Por otro lado, Ferrari y Vettel volvieron a fracasar. Cometieron un error en su estrategia provocando que Verstappen recuperara la segunda plaza. Así quedó en nada la gran salida del alemán que se la jugó contra el holandés y consiguió adelantarlo en la primera vuelta. Nueva decepción para los de Maranello tras el mazazo de Monza.

Hamilton volvió a brillar a bordo de su Mercedes. (REUTERS)
Hamilton volvió a brillar a bordo de su Mercedes. (REUTERS)

El protagonista inesperado fue Checo Pérez que tuvo problemas en todas las partes de la carrera. En la salida echó contra al muro a su compañero de equipo Esteban Ocon. Posteriormente jugó un papel fundamental en la lucha por el mundial. Ferrari se la jugó y fracasó. Los de Maranello hicieron entrar al alemán antes que a Hamilton para hacerle un 'undercut' pero todo salió mal. El de Heppenheinm vio como el británico salía por delante y el se quedaba retenido por el mexicano. Eso provocó que Red Bull vieran la oportunidad y Verstappen apretó y consiguió sacarle una ventaja al alemán suficiente para salir justo por delante. Vettel tardó demasiado y ve como pierde diez valiosos puntos en un lugar donde no estaba previsto perderlos. La última del mexicano fue tras su parada. Se quedó tras Sirotkin y el de Force India desesperado, se tocó cuando estaba en paralelo. Pérez fue sancionado y dejó una carrera para olvidar para él y su escudería.

Alonso y Sainz, de la mano

Fernando Alonso y Carlos Sainz poco más pudieron hacer. El asturiano acabó séptimo como líder de los mortales y el madrileño octavo. Ambos pilotos fueron de la mano durante toda la carrera. La salida fue perfecta y consiguieron ganar la posición a Nico Hulkenberg y aprovecharse del accidente de Ocon para escalar hasta la novena y décima plaza. El primer objetivo estaba hecho. Ahora tenían que mantener el ritmo y alargar su parada con ese juego de neumáticos más duros que el resto. Tras ser ralentizados durante varias vueltas por Romain Grosjean, empezaron a volar con aire limpio para aumentar su distancia con Checo Pérez y el francés de Haas que eran los pilotos que tenían delante.

El mayor aliado que tuvieron fue Sergey Sirotkin, el de Williams paró al principio de carrera, durante el Safety Car y cuando los principales rivales de los españoles hicieron su parada, salieron por detrás del Williams. Los rivales frenados, y Alonso y Sainz volando. Esto significaba la consolidación de ambas posiciones y un paseo durante el resto de la carrera para firmar el mejor resultado posible en Singapur. De esta manera, el asturiano se sitúa a tan solo tres puntos de Nico Hulkenberg, el líder de los 'mortales' en el mundial, y Sainz ve como consigue unos puntos que son oro para Renault en su lucha por el cuarto puesto en el mundial de constructores.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios