La humillación de Hamilton y Mercedes a Ferrari: "Para que lo vean nuestros amigos"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
El británico dio una lección de pilotaje

La humillación de Hamilton y Mercedes a Ferrari: "Para que lo vean nuestros amigos"

El británico sacó su mejor versión y dio un golpe de campeón directo al corazón de Ferrari tras conseguir la victoria en territorio rojo gracias a una conducción impecable

Foto: Lewis Hamilton dio todo un recital en territorio ferrarista. (EFE)
Lewis Hamilton dio todo un recital en territorio ferrarista. (EFE)

Lewis Hamilton sacó su mejor versión y dio un golpe de campeón directo al corazón de Ferrari en el Gran Premio de Italia de Fórmula 1. El británico dio una lección de conducción y Mercedes de estrategia para conseguir una victoria totalmente inesperada. Una humillación en casa del 'Cavallino Rampante' que alcanzó su cénit en la vuelta de honor con un mensaje por radio que puede traer cola. "Id en formación para que lo vean nuestros amigos de Ferrari"

Ferrari llegaba a su casa con la moral por las nubes después de la victoria de Vettel en Spa y la clara superioridad que demostró el monoplaza en un trazado que se postulaba como favorable para el Mercedes. Pero el de Stevenage se encargó de aparecer para demostrar que los monoplazas son importantes, pero la pericia del piloto también lo es. Un pilotaje impecable capaz de recordar a los más grandes del automovilismo. El británico se la tenía que jugar si quería aguantar a las dos balas rojas y lo hizo. Pero de qué manera. "No me lo esperaba, empecé tercero. Ayer Ferrari tenía un gran ritmo. No tenía ni idea de cómo iba a acabar la carrera, hay mucha presión para todos".

Como un verdadero campeón

Otro piloto siendo líder del Mundial se hubiera conformado con quedar en una aceptable tercera plaza pero Hamilton está hecho de otra pasta. En la salida de la primera chicane el británico cogió el rebufo de Vettel y se tiró por fuera en la segunda de una manera impresionante, como si no se jugase nada. Apuró, la trazada fue perfecta y Vettel no aguantó la presión de ver a Hamilton por delante en casa de los de Maranello. Una maniobra brillante que el alemán criticó pero que no puede borrar la humillación sufrida. "Hemos llegado a la primera curva y nos tocamos un poco. En la cuarta curva vi una oportunidad y lo intenté por el exterior; me puse en paralelo. No sé por qué nos tocamos. ¿Vettel ha dicho que mi maniobra fue tonta? Pues funcionó".

Tras quedar el de Heppenheim fuera de la ecuación, el Safety Car hizo acto de presencia dos vueltas. Pero el parón y el susto con Vettel no enfrió al británico. Más bien todo lo contrario. El de Mercedes salió pegado a Kimi Raikkonen en la recta de meta y lo adelantó en la chicane, pero el finlandés no se iba a rendir y demostró porque era el favorito en Monza devolviendo el adelantamiento. Una oportunidad perdida y carrera controlada por los de Maranello, o eso parecía. Lewis marcó un ritmo fuerte y constante. El británico se mantuvo a un segundo de Raikkonen todas las vueltas esperando escondido su momento de atacar. Ese momento llegó en la vuelta 21 donde los de Brackley entraron en juego.

placeholder Al final fue Hamilton el que montó la fiesta en Italia. (REUTERS)
Al final fue Hamilton el que montó la fiesta en Italia. (REUTERS)

Jugada maestra de Mercedes

Porque no solo Hamilton hizo su trabajo a la perfección. Mercedes también creó una estrategia que puede valer un mundial. En la vuelta 21 los mecánicos salieron para preparar la parada de uno de los monoplazas pero era un cebo y Ferrari picó. Raikkonen hizo su parada antes de lo previsto y ese momento fue clave en el transcurso de la carrera.

Hamilton empezó a volar sobre el trazado italiano, alargó su parada siete vueltas más y salió a cinco segundos del finlandés. Mercedes lo tenía todo previsto. Valtteri Bottas seguía en pista y estaba justo por delante de Kimi. El de Ferrari quedó en un sandwich plateado para deleite de los de Brackley. El “escudero”, como lo llamó Toto Wolff, hizo su papel a la perfección. Aguantó al de Ferrari hasta la vuelta 37 dejando a Hamilton completamente pegado y a la única esperanza de los tifosi con un 'blistering' tremendo. Mercedes demostró a la perfección la importancia de tener a dos pilotos vivos en la carrera para realizar una buena estrategia. "Ha sido una carrera dura, pero realmente he disfrutado. Estamos muy igualados con Ferrari y hoy se ha decidido por detalles como cuidar mejor los neumáticos. Vimos el desgaste de Kimi y cuidé más mis gomas para intentar ganar", explicó Hamilton.

El finlandés ya no tenía ritmo y era cuestión de tiempo que el tetracampeón del mundo le rebasara, y así fue. En la vuelta 45, Hamilton volvió a hacer una maniobra espectacular. Adelantó a Raikkonen y cabalgó hacia su sexta victoria del mundial dejando helados a todos los tifosi que habían llegado a Monza con las esperanzas de montar una buena fiesta y un claro contraste con su máximo rival por el mundial. De esta manera, Hamilton y Mercedes salen más líderes en un Gran Premio que ya habían colocado en su lista negra. El británico llegará a Singapur, dentro de dos semanas, con una ventaja de treinta puntos y los de Brackley han visto como su diferencia crece de quince puntos a veinticinco.

Lewis Hamilton Sebastian Vettel
El redactor recomienda