El cruce de dedos de Carlos Sainz y el dilema de Renault (y del resto)
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
"ojalá que los demás hagan un Singapur 2017"

El cruce de dedos de Carlos Sainz y el dilema de Renault (y del resto)

Carlos Sainz no olvida que su mejor resultado en la F1 tuvo lugar en este mismo circuito a bordo de un Toro Rosso con el que consiguió un cuarto puesto y donde espera repetirlo

Foto: Sainz concentrado en unos entrenamientos libres que dejaron buenas sensaciones. (EFE)
Sainz concentrado en unos entrenamientos libres que dejaron buenas sensaciones. (EFE)

"Mi objetivo, como siempre, será quedar séptimo, el mejor del resto. Luego, ojalá que los demás hagan un Singapur 2017 y nos dejen paso pero ahora mismo para quedar cuarto dependes de los coches de delante, que están en otra categoría”. Carlos Sainz cruza los dedos para que suceda algo similar al año pasado y no olvida que su mejor resultado en la Fórmula 1 tuvo lugar en este mismo circuito a bordo de un Toro Rosso con el que consiguió un cuarto puesto. Una posición que sueña con repetir este fin de semana. Las sensaciones para conseguirlo son las mejores. El español acabó 6º y 7º en las jornadas del viernes en Marina Bay y admite que es la naturaleza del circuito la que hace que todo parezca más positivo. El propio Sainz ya lo había avisado: “Singapur es la mejor oportunidad”.

El madrileño llega a un trazado que se adapta mejor a las características del Renault después de tener que sufrir en Spa y Monza, dos circuitos donde el motor es elemento más diferencial. La escudería francesa no perdió muchos puntos contra sus rivales más directos (Haas y Force India) y esperan consolidar la cuarta plaza del mundial este fin de semana.

"Estamos más cerca, ya dije en Monza que encontramos una serie de problemas desde Spa en el coche, cambiamos alguna cosilla y desde entonces estoy más cómodo, me ha dado confianza. Eso me ha hecho empezar bien el fin de semana. A ver si conseguimos, cuando la pista evolucione el sábado, que no se nos vayan mucho de madre las cosas y se quede todo como está ahora", dice el madrileño.

placeholder Sainz durante los entrenamientos libres del GP de Singapur. (EFE)
Sainz durante los entrenamientos libres del GP de Singapur. (EFE)

Un circuito favorable

"Siempre me he sentido cómodo en Singapur y sabemos que nuestro coche suele ir bien en curva lenta, no hay mucha recta, lo cual ayuda a que nuestra sensación parezca mejor de lo que realmente es. Si juntas esas cosas, y que hemos empezado con una buena base en el coche, ayuda a estar delante".

El madrileño también fue preguntado sobre si el rendimiento de él y Alonso en los entrenamientos se debía al talento de ambos pilotos. Sainz no quiso colgarse la medalla y recalcó que se trata de las circunstancias del circuito: "El motor no cuenta tanto, que es lo que necesitamos tanto McLaren como nosotros. Un poco menos de rectas, curvas más lentas, y de repente los dos coches son mejores de lo que realmente parecen en otros circuitos".

En trazado urbano siempre es complicado no tener algún susto durante las vueltas y algunos pilotos, como Sebastian Vettel o Charles Leclerc, ya han besado los muros del trazado, por lo que Sainz avisa de que es algo que le puede pasar a cualquiera: "En este circuito hay que probar, ir al límite, y esta vez le tocó a Vettel pero mañana igual les toca a otros".

Dudas con la estrategia

En los entrenamientos ha quedado demostrada la gran diferencia de los neumáticos hiperblandos con el resto. Lo que abre un abánico de posibilidades en cuanto a la estrategia. Una táctica que nadie tiene clara. "Hay mucha diferencia entre gomas, pero es que ya vimos en pretemporada que la hiperblanda es realmente la única rueda que funciona bien en circuitos urbanos. Al resto les cuesta tener agarre, el coche desliza mucho y de repente pones hiperblandos y todo se arregla, el coche parece perfecto", comenta. "El problema es que nadie quiere hacer dos paradas y de momento nosotros tenemos todas las papeletas tal y como están las cosas. Pero vamos a trabajar bien durante la noche para ver cómo podemos solucionar esa degradación. Sabemos que está ahí, que lleva toda la temporada, que la hemos mejorado pero que todavía es nuestro punto débil".

La principal duda para el madrileño es: ¿qué puede favorecer más, entrar en la Q3 o salir el 11º? Sainz contesta: "Es el mismo dilema de siempre. Incluso en Mónaco vimos que gente que salía 11º, al no tener que poner hiperblandos, acabaron por delante de nosotros, que estuvimos en Q3. Va a ser un dilema para el sábado, sobre todo para nosotros que degradamos mucho con hiperblandos. Confío en que el equipo de cara al sábado dé pasos hacia adelante y mejore esa degradación, porque lo que quiere un piloto en clasificación es sacar lo máximo, y luego hacer tu carrera".

Renault tendrá una dura clasificación y carrera por delante y volverá a luchar un fin de semana más por aguantar en ese cuarto puesto en el Mundial que solo la descalificación de Grosjean en Monza les permitió mantener. Ahora esperan volver al ataque para aumentar su diferencia en un circuito más favorable para los de Enstone.

Fórmula 1
El redactor recomienda