tendrán que pedir perdón en la fábrica

El ‘castigo’ de Red Bull a sus pilotos: a la caseta del perro

Max Verstappen y Daniel Ricciardo protagonizaron un accidente en la carrera del GP de Azerbaiyán. Tanto Horner como Marko escarmentaron a sus pilotos, que tuvieron que disculparse

Foto: La imagen de la carrera, el accidente entre Ricciardo y Verstappen. (Foto Twitter de @F1)
La imagen de la carrera, el accidente entre Ricciardo y Verstappen. (Foto Twitter de @F1)

“Se les ha recordado que forman parte de un equipo y tienen responsabilidades en el rol del que forman parte. Son personas muy bien pagadas para actuar por los intereses del equipo, no solo por los suyos propios. El mensaje fue entregado muy claro. Ambos están en ‘la caseta del perro’ (expresión en inglés usada para avergonzar), puedes ver eso en su lenguaje corporal y estarán en la fábrica para disculparse ante todo el personal antes de la carrera de Barcelona”. El director del equipo Christian Horner fue muy directo, en declaraciones a Sky Sports, acerca del ‘castigo’ a sus pilotos tras el incidente en el Gran Premio de Azerbaiyán, cuando Daniel Ricciardo colisionó contra Max Verstappen.

Red Bull les ha dado un escarmiento público, algo nada habitual en la Fórmula 1, y ha obligado a sus pilotos a pedir perdón, sin entrar a debatir quien tiene la culpa. Y esto no termina ahí, porque como si estuvieran en el colegio, también tendrán que pedir disculpas ante los trabajadores de la fábrica de Milton Keynes. “Los dos pilotos conducen para un equipo y ambos han reconocido que la han cagado y pedirán perdón al equipo y a todos los miembros (los que trabajan en la fábrica)”, aseguró Horner.

Daniel Ricciardo y Max Verstappen durante el GP de Azerbaiyán (EFE)
Daniel Ricciardo y Max Verstappen durante el GP de Azerbaiyán (EFE)

Red Bull no quiso hacer más sangre

“Dejamos a los pilotos correr y entonces hacen esto. Increíble. Ambos estuvieron mal. Fue un accidente de carrera entre los dos, no tiene uno más culpa que otro. Siempre dejamos a nuestros pilotos correr, no tenemos número uno, no tenemos número dos, pero esperamos responsabilidad por parte de los pilotos”, dijo Helmut Marko. El asesor de la escudería también aseguró que la acción fue discutida internamente en el box de Red Bull, y concluyeron en que haber intervenido desde el muro hubiera ido en contra de la filosofía del equipo.

Tampoco Christian Horner quiso hacer más sangre y señalar a uno de sus pilotos: "No estoy distribuyendo la culpa de una manera u otra. Ambos tienen la culpa de esto y es el equipo el que desafortunadamente sale perjudicado. Nuestra intención es seguir dejándoles correr, pero tienen que mostrar al equipo, y el uno al otro, respeto y espacio”.

Ni el equipo, ni los pilotos, ni la FIA después, encontraron (o al menos no quisieron decirlo) un principal culpable. “Fue obvio para los comisarios que aunque el accidente tuvo sus orígenes en los movimientos del coche 33 (Verstappen), el piloto del coche número 3 (Ricciardo) también contribuyó al incidente. Ambos pilotos expresaron sus disculpas ante sus respectivas contribuciones al incidente”, refleja la declaración de la FIA.

¿Quién tiene la culpa?

¿Pero, y entonces, quién tiene la culpa? “Probablemente hubo tres incidentes entre los dos durante la carrera. Se tocaron las ruedas al principio. Se les ha dicho que se calmen un poco, pero no queríamos interferir. Han sido muy buenos hasta ese punto”, reconoció Horner. Red Bull mantuvo su filosofía de no dar órdenes de equipo a pesar del peligro que estaban corriendo. Verstappen se defendió desde los primeros instantes de la prueba frente a Ricciardo, probablemente el piloto que más habilidad tiene para adelantar de toda la parrilla. Ya lo demostró en su victoria en China. Pero a falta de trece vueltas para el final de carrera, con los Red Bull cuarto y quinto, el desenlace llegó a su final.

El piloto australiano venía rodando visiblemente más rápido por la larga recta del circuito de Bakú. Lo intentó por la derecha, después se movió hacia el interior, y Verstappen hizo lo propio defendiéndose, aunque no se permite hacer más de dos cambios de trayectoria. Ricciardo estaba encerrado y no le dio tiempo a frenar. Lo hizo contra el coche del holandés. El segundo cero para el casillero de Red Bull en cuatro carreras esta temporada. “Estuvimos muy cerca ya en varias ocasiones, tocándonos, estábamos en el límite. Desafortunadamente esto acabó así…”, reconoció Ricciardo.

Verstappen y Ricciardo, KO
Verstappen y Ricciardo, KO

“Es muy decepcionante. Perdimos un montón de puntos, fue innecesario. No creo que necesitemos hablar sobre de quién es la culpa, porque al final del día estamos corriendo por un equipo. Estamos representado a un montón de personas”, señaló Verstappen. El holandés esquivó la pregunta acerca de señalar un responsable, solo habló de lo perjudicial que fue para la escudería. Ricciardo, también hizo lo propio, con el mismo discurso, sin señalar a ninguno: “Ahora se trata de pedir perdón al equipo, disculparse de la mejor manera posible. No queremos estar en esta situación. Nos sentimos muy decepcionados de que acabara así, y para el equipo es bastante malo”. La charla de Red Bull caló muy bien en sus dos pilotos, que obedecieron a la perfección con sus respuestas.

Ricciardo y Verstappen tienen una buena relación, lo cual ayuda a la decisión de la escudería de seguir dejando libertad a sus dos pilotos. Y así lo hicieron saber tanto el holandés como el australiano en sus declaraciones. “Antes de esto (del incidente) fue una carrera dura pero justa, nos dimos espacio, por supuesto que no estás contento cuando colisionas con tu compañero de equipo, pero somos muy justos el uno con el otro, así que hablamos inmediatamente después de la carrera. No creo que dejar que no peleemos más sea el camino a seguir", confirmó Verstappen.

Otro error más de un impulsivo Verstappen

Max Verstappen suma ya cuatro errores en las cuatro carreras completadas esta temporada. El talento del piloto holandés parece tener fisuras, y es que su impulso por querer ganar o realizar el mejor resultado posible, le está perjudicando. En Australia, un error bajo presión provocó un trompo que remató su carrera y finalizó sexto. Durante la clasificación del GP de Bahrein sufrió un accidente, y al día siguiente, en carrera, un toque con Lewis Hamilton acabó con su participación en la carrera a las tres vueltas. En China otro traspié, el afectado fue Sebastian Vettel entonces, y admitió posteriormente Verstappen que “quería demasiado la victoria”. La FIA le pidió prudencia. “Necesito aprender de esto. Es una lección de vida”, reconoció.

El holandés parece estar chocando con esa manera impulsiva que tiene de correr, quizá no tan inteligente siempre en carrera. Y de momento, Daniel Ricciardo es el que sostiene esta temporada a Red Bull, una victoria y 37 de los 55 puntos de la escudería. Ambos pilotos tendrán que reflexionar y continuar con sus disculpas, pero probablemente Verstappen sea el que tenga más que recapacitar.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios