el domingo se esperan vientos de 75 km/h

El desafío de Alonso y McLaren para no vivir otro calvario: 24 segundos con el pie a fondo

A pesar del lastre que supondrá la larga recta de Baku, Fernando Alonso se muestra especialmente optimista para intentar aprovechar una carrera que se espera loca un año más

Foto: Fernando Alonso en el pasado GP de China. (EFE)
Fernando Alonso en el pasado GP de China. (EFE)

24 segundos con el pie a fondo en la recta de Bakú. Este es el desafío al que Fernando Alonso y McLaren afronta en el GP de Azerbaiyán de Fórmula 1. Sobre todo, recordando que sus monoplazas arrojaron la peor velocidad punta en Australia y Bahrein, que solo a base de quitar alerón se mitigó veladamente en Shanghai, donde aún así sus dos pilotos tuvieron que ayudarse con los rebufos. ¿Le espera un calvario al equipo británico este fin de semana? “Creo que es donde más diferencia hemos tenido con la 'pole' en estos dos últimos años”, el piloto español ponía la venda antes de la herida antes de arrancar en la pista a priori más lesiva para el MCL33 de este comienzo de temporada.

Pero Alonso también ofrecía otra cara de la moneda igualmente visible y motivadora, porque alberga particulares esperanzas para este fin de semana ante la singularidad de este gran premio, que además se celebrará en especiales condiciones ambientales. La de Bakú es una pista que revuelve las aguas durante la carrera. Y en ellas espera pescar el español.

"Comprometeremos el agarre en las curvas"

McLaren llegaba al gran premio anunciando la destitución de Tim Goss, uno de sus responsables técnicos. Otra confirmación de la realidad que se ha impuesto en la cara de equipo británico. El MCL33, entre otros problemas, es lento en las rectas a pesar de la nueva unidad de potencia y de las expectativas del equipo. Se ha errado el tiro y se intenta corregir a máxima presión. Pero Bakú llega antes de las evoluciones previstas para el Gran Premio de España. Se tratará por tanto de capear el temporal.

“Va a ser uno de nuestros puntos débiles, en las rectas el coche no es tan rápido en comparación a Red Bull y Renault con el mismo motor. Depende de nosotros, para mejorarlo”, apuntaba Fernando Alonso, quien también avanzaba que McLaren va a intentar introducir algunas soluciones técnicas para mitigar esas carencia con esa recta de casi medio minuto a fondo. “Mañana tenemos varios test en los libres, y esperemos encontrar más velocidad. Esperamos un fin de semana donde tendremos que comprometer el agarre del coche para mejorar en las rectas, bajar el alerón al mínimo que podamos y buscar esa velocidad máxima para estar cerca de los demás”. Es decir, como en Shanghai, perder en las curvas para ganar en las rectas.

"Tenemos una filosofía diferente, un test diferente el viernes para ganar velocidad extra y esperemos poder reducir ese déficit"Sin embargo, lograr un buen equilibrio puede resultar complicado, y no se consiga ir bien ni en una parte ni en otra. “Es una pista difícil para poner a punto la máquina, con una parte muy lenta, la parte ciudadana, y luego hay una recta larga de 24 segundos con el pie a fondo. Todas las modificaciones que van bien para un sector van mal en el otro”, explicaba Alonso.

"El domingo hay que tener sangre fría"

Sin embargo, Alonso también mostraba una especial motivación para este fin de semana ante la impredecible carrera, como confirmó la prueba loca del pasado año. “Es una carrera en la que quizás haya más interrogantes a la hora de afrontarla por todas las cosas que van a pasar en carrera, y esto da un extra al equipo y al piloto, sobre todo a los que no estamos en las primeras posiciones para ganar la carrera", apuntaba Alonso "te da nuevas esperanzas que sea impredecible lo que pueda pasar el domingo”. El piloto español apuntaba para confirmarlo que “el viernes del año pasado hubo ciento diez banderas amarillas, lo hemos visto en el meeting del equipo. Y el domingo recordareis la carrera con coches de seguridad cada poco tiempo y bandera roja. Hay que preparar bien el fin de semana, pero el domingo hay que tener sangre fría, porque en cualquier momento la carrera pueda dar un vuelco y hay que estar ahí para aprovechar”.

En principio, y como añadido a las características de la pista y la posible dinámica de la carrera habrá más factores a tener en cuenta este domingo. “Creo que va a ser más parecida al 2017, con mucha acción. Creo que va a ser una carrera emocionante y bonita, se espera muchísimo viento para este domingo sobre todo, de hasta 75 km/h. Yo creo que nunca he rodado en un Fórmula 1 con ese viento, puede ser una carrera muy complicada y tenemos que estar listos para aprovechar cada oportunidad”.

En este contexto, Alonso tiene especiales esperanzas de ‘pescar’ un resultado singular como el de Daniel Ricciardo o Lance Stroll en esta pista, ambos en el podio, el único para el canadiense el pasado año. Porque cuenta con la suficiente confianza para atacar con estos monoplazas. “Creo que desde que se introdujeron estas reglas con los coches y neumáticos más anchos me he encontrado mejor pilotando, saco más rendimiento al coche, puedo atacar más, los neumáticos no se sobrecalientan como antes y creo que me ha venido bien el cambio. El año pasado no se pudo ver porque tuvimos diez u once abandonos, cambiamos diez motores en toda la temporada, es difícil salir siempre desde atrás penalizando. Este año con mejor fiabilidad, acabamos un quinto, un séptimo y un séptimo”. Con una carrera loca como la que se espera en Baku este domingo, parece que Fernando alberga un especial optimismo para pescar algo mejor este fin de semana.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios