los dos pilotos en los puntos por primera vez

Renault sabe cuál de sus pilotos fue el más rápido en Australia

En Albert Park hubo un tira y afloja silencioso entre los pilotos Renault. Pese a las dificultades que aquejaron a ambos, el equipo sabe quién fue el más rápido

Foto: Carlos Sainz, en el GP de Austrlalia. (EFE)
Carlos Sainz, en el GP de Austrlalia. (EFE)

“El duelo entre Nico Hulkenberg y Carlos Sainz va a estar muy apretado”. Esas han sido las palabras de Nico Rosberg, campeón del mundo de Fórmula 1 en 2016. El Gran Premio de Australia fue solo un aperitivo de esa afirmación, sobre todo porque libraron batallas más importantes con Haas y McLaren.

En Renault reina el optimismo, porque como ha declarado su jefe, Cyril Abiteboul, ahora Sainz y Hulkenberg luchan “en la liga de los mayores”. Es la primera vez que Renault se ve en dicha situación desde su regreso a la categoría reina. De hecho, es la primera vez que meten ambos monoplazas en los puntos. Y eso pese a que Sainz pilotó descompuesto gran parte de la carrera y el coche de seguridad jugó en contra de los de Enstone.

Por eso, aunque tanto en clasificación como en carrera un poco de fortuna les hubiera colocado más arriba, el equipo se muestra muy positivo tras el GP de Australia y ha sabido extrapolar que pese a los problemas, Sainz fue más rápido que Hulkenberg en Albert Park y tuvo opciones de superar a los Haas en clasificación.

Puntuó contra viento y... náuseas

La carrera tampoco se lo puso fácil al madrileño. Logró puntuar con varios factores en contra, incluido el VSC y un fallo en el conducto del agua que le trajo de cabeza... y de estómago. "El tubo de bebida es nuevo, no es el del año pasado", cuenta a El Confidencial Carlos Oñoro, representante del piloto español, "no había dado problemas hasta ahora, pero algo falló. Unas vueltas antes del coche de seguridad empezó a salir mucho líquido por el tubo cada vez que Carlos aceleraba”.

"Cuando se dio cuenta de que estaba roto y ya se encontraba mal, se lo quitó de la boca y claro, era un desastre. Se le empezó a mojar el 'sottocasco', lo tenía empapado", describe. Fue durante el 'safety car' cuando el de Renault se dio cuenta de lo mal que se sentía, y no es casualidad. En esos momentos la concentración baja y los pilotos toman mayor conciencia de lo que les rodea.

Justo antes de subirse al coche antes de la carrera, Sainz había comido apenas medio plátano que no estaba del todo bueno. Todo suma cuando bajo las sensaciones extremas de un Fórmula 1. "Fue mala pata. Son cosas que es raro que pasen, pero a veces te toca. A él le fastidió porque obviamente ya no podía ir al 100%, especialmente con lo exigentes que son estos monoplazas. Me contaba que era como si le diesen puñetazos en el estómago cada vez que cogía una curva, especialmente la 12-13. Lo pasó fatal", añade.

Sainz dio esperanza a Renault de que pueden superar a Haas. (EFE)
Sainz dio esperanza a Renault de que pueden superar a Haas. (EFE)

Efecto dominó en clasificación

Que le hablen de mala pata a Haas y su doble abandono. A Sainz ya le empezó a fallar la suerte el sábado. Su vuelta rápida en Q2 le pemirtió colocarse 7º, por delante de su compañero, de los McLaren y de los dos Haas. En Q3, sin embargo, su vuelta fue medio segundo más lenta que la de Q2, lo que permitió a Hulkenberg superarle por primera vez en todo el fin de semana. Dos de esas décimas extra del Q2 llegaron de la mano de un rebufo por detrás de Daniel Ricciardo. Las tres décimas restantes empezaron a perderse en el 'pit lane'.

"Hubo un poco de lío en 'boxes', porque tenía que salir Nico primero, pero la radio de su ingeniero de pista no funcionaba bien y sacaron a Carlos antes. Como le sacaron tarde, se juntó con Romain Grosjean, que le adelantó por el carril de 'boxes'. "Eso ya te desconcentra, ya sacrificas un poco tu vuelta de instalación, los neumáticos no se calientan tan bien como deberían...", cuenta Oñoro.

Los mecánicos de Williams dieron un brinco hacia atrás para que no les atropellase Grosjean. "Fue un cúmulo de cosas que te cambian un poco la vuelta de instalación y con estos coches el ‘outlap’ es fundamental, se analiza casi con el mismo detalle la vuelta de instalación como la vuelta rápida", explica. "Por eso, esas otras tres décimas que no mejoró estaban en el primer sector, el de las frenadas. Llegó a las curvas con un poco menos de velocidad y fue ahí donde las perdió. De cara a la Q3 también modificaron un poco el mapa motor para cambiar la entrega de energía de la batería. Simplemente no fue la mejor vuelta", explica.

Esa es la intrahistoria, pero en Renault valoran más la foto general que un par de décimas. La plana del equipo francés transmitió su satisfacción a Carlos. Tras dos años tan difíciles para los de Enstone, valoran mucho más lo que esta temporada promete que unas pocas décimas perdidas. La temporada será larga. La batalla, apretada. Es la primera temporada completa de Carlos en la que podrá medirse con un monoplaza competitivo no solo ante su compañero, sino ante el resto de los mortales de la parrilla.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios