carlos sainz explica sus sensaciones

Los F1 más rápidos de la historia: "No os imagináis lo que nos está pasando"

Carlos Sainz relata para El Confidencial cómo es la sensación de pilotar el monoplaza de Fórmula 1 más rápido en la historia de la competición

Foto: Carlos Sainz explica qué se siente al volante de los nuevos Fórmula 1. (EFE)
Carlos Sainz explica qué se siente al volante de los nuevos Fórmula 1. (EFE)

“Ayer pasé a fondo por la curva 9, nunca lo había hecho en los diez años que llevo en Fórmula 1… Es... ¡increíble!". Para que Lewis Hamilton hable así tras rodar en Montmeló estas últimas semanas… Porque los monoplazas actuales están permitiendo vivir a los pilotos experiencias increíbles incluso para ellos mismos. Posiblemente sean los más rápidos en la historia de la Fórmula 1. ¿Exageración?

“¡Buah!, a ver cómo lo explico…”. Carlos Sainz lo intenta. “Para un piloto bueno es más fácil ir rápido, porque el coche pasa a fondo en muchas curvas, pero luego… Hay algunas como la 9 de Barcelona… Es que no te imaginas que se pueda pasar tan rápido. El cuerpo y la mente, por mucho que tú le pidas que pase con el pie a fondo por ahí, siempre tienes lo que llamo un ‘nervio’ en el pie, que tira del acelerador y no te deja pasar a fondo", explica. Mejor no interrumpirle.

“Poco a poco tienes que ir ganando confianza al coche, que vayan pasando las vueltas y de repente… ¡Pum! Sale de un vez por todas pasarla a fondo. Yo siempre digo lo mismo, me encantaría subir con este Fórmula 1 a un amigo mío, a mi padre, a mi madre, mis hermanas, sin gasolina y goma hiperblanda… La gente no se imagina lo que es. A mí se me hace imposible de explicar, la gente no se imagina dónde podemos llegar a frenar o pasar por una curva…".

"Entras en apnea, sin respirar"

En su charla con El Confidencial, Sainz intenta dar forma a unas sensaciones que le resultan difícil de traducir en palabras. Porque los pilotos de la parrilla actual han dado un salto cualitativo en lo que a prestaciones y emociones se refiere. Solo había que fijarse en el lenguaje corporal de Hamilton mientras hablaba. "Pierdo la cabeza en la curva nueve por las fuerzas laterales", intentaba explicarse ​Daniel Ricciardo.

¿Y cómo es para Sainz pasar esa famosa curva 9 de Montmeló? “Te tienes que preparar el cuello antes de entrar en la curva. Y entras en apnea, sin respirar, porque no puedes respirar a 5 G, tienes que aguantar la respiración. Te preparas tanto mental como físicamente. Y luego hay una lucha mental: '¡Esto se pasa a fondo!', te dices, '¡No ahueques!'. Y se pasa. Y es divertido, porque vas encontrando nuevos límites, nuevos pasos por curva, nuevas velocidades".

¿Y qué velocidades son esas en la famosa curva 9? Porque los nuevos monoplazas cuentan con neumáticos más blandos en 2018, más carga aerodinámica y un asfalto nuevo en Montmeló que parecía una alfombra. "Me acuerdo hace varios años, pasar a fondo la curva 9 con un World Series era ‘la de dios’. Pero es que un Fórmula 1 llegas 50 o 60 km/h más rápido a esa curva, y también toca hacerla a fondo. Antes a 200 km/h, pero ahora son 250/260 km hora, y es una curva ciega (no se ve la salida al entrar en ella). Es cuestión de echarle de ‘eso’, de todo lo que tengas", dice Sainz.

Cuando un F1 comienza a flexar

¿Cómo es entonces ese momento en el que la mente gana a ese ‘nervio’ en el pie, la manifestación del más puro y elemental instinto de supervivencia del ser humano? "Llevas pasando varias vueltas, y cada vez más rápido. Y, de repente, ¡la pasas! Porque al final es la cuestión de decir: 'Yo la he pasado a fondo'. Me acuerdo en estos tests de Montmeló, les decía a mis ingenieros: 'Cuando ponga el hiperblando, vais a ver, la voy a pasar a fondo'. Con poco de cachondeo, porque ellos te decían: 'Oye, venga, que todavía no hemos visto pasar esa curva a fondo en la Fórmula 1, a ver cuándo la pasas'. Y les decía: 'Me juego con vosotros algo cuando vaya a Enstone (la sede del equipo) a que la paso a fondo'. Claro, es que el tema es tela, porque no es que te estés jugando una cena, es que te estás jugando el pellejo cuando quieres pasar a esa curva a fondo. Tenía esa coña con ellos antes de subirme el último día: 'Hoy la paso a fondo por mis c….'. Y Carlos Sainz la pasó.

El propio Hamilton comentaba que con tanta carga aerodinámica a esas velocidades, sentía que "el coche comenzaba a doblarse y flexar", y aun así tenía adherencia, y hacía falta confiar en ella. "Deslizar el coche a esas velocidades es una gran sensación, tenía una sonrisa en la cara cada vez que pasaba". ¿Le ocurría a Sainz lo mismo? "El coche sufre muchísima torsión, se nota todo, todo. Las ruedas… Lo notas en todo. Piensa que vas pegado, pegado, pegado. Es la leche”.

"5 o 6 G durante cinco segundos"

Pero no solo esa curva puntual ha supuesto un desafío para el cuerpo y la mente. Desde la frenada de final de recta, los actuales monoplazas permiten rodar a fondo hasta la curva 4, con la famosa 3 de derechas en subida por medio. “En los entrenamientos he llegado a a hacer la 2 y 3 a fondo. La 3 creo que hasta en carrera se puede hacer a fondo, porque los coches tienen tanta carga aerodinámica.. En las últimas 20 vueltas se va a poder hacer a fondo. ¿Qué pasa? Que esto el cuello lo va a notar, por mucho que pases una vez a fondo por la 3... Una persona normal lo aguanta una vez, no 60 vueltas como la carrera de Barcelona, porque son 5 o 6 G mantenidos durante tres o cuatro segundos. Aquí lo que sientes es un enorme desgaste físico cada vez que pasas por ahí, una vuelta tras otra. Tremendo".

La pregunta es obligada: ¿siente Sainz que estos son los monoplazas más rápidos de la historia de la Fórmula 1? "Es que son lo son. Este año, con un compuesto más blando y más carga se van a batir los tiempos del año pasado, y ya eran rápidos. Si a ello le sumas una o dos paradas más que habrá este año, con rueda nueva en carrera, el coche va a ser de los más rápidos. Esto, considerando que pesan casi 100 kilos más que los de años atrás. Y 100 kilos en un F1 son tres segundos más. Así que, aun ‘pesando’ tres segundos más que los que pesaban hace unos años, aun así son más rápidos. Mercedes a una vuelta tiene más de 1.000 cv, eso dice mucho de a lo que nos vamos a someter este año”.

“Durante toda la pretemporada, cada vez que me bajo del coche, hablando con mi padre, con Caco (Carlos Oñoro, su mánager), mis amigos…Les digo 'es que no os imagináis lo rápido que vamos este año'. No os imagináis lo que nos está pasando, es que estamos empezando a hacer parecer normal que pasar la 3 y la 9 a fondo…Es una barbaridad". Y es fascinante.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios