EL PASO A RENAULT Y LOS RESULTADOS DE RED BULL

El atracón de espinitas de Alonso y por qué sonríe pensando en 2018

Fernando Alonso, en su última carrera del año, su tradicional carrera solidaria, ha manifestado que en 2018 hay motivos como para ser optimistas gracias al motor Renault

Foto: Fernando Alonso en el GP de EEUU de esta temporada. (EFE)
Fernando Alonso en el GP de EEUU de esta temporada. (EFE)

“El mejor momento de este año fue Indianápolis. Estar en condiciones de conseguir una victoria en cualquier carrera despierta un poco la sensación de competitividad que todos tenemos dentro. El peor, seguramente, la fiabilidad. Fue un año en el que tuvimos muchos abandonos. Cada abandono era una espinita que tenías que tragarte”. En 2017, Fernando Alonso ha sufrido 11 abandonos. Nunca antes había cruzado en tan pocas ocasiones la línea de meta y este domingo, en su ya tradicional carrera solidaria que realiza en su circuito de karting de La Morgal (Asturias), lo ha tratado de explicar al gran público con el ejemplo de las “espinitas” para que se supiera cómo se sentía. Mirando al futuro, y manteniendo los pies en el suelo, no puede evitar sonreír porque las piezas se han movido de una manera muy esperanzadora.

“Mi propósito de 2018 es volver a ser competitivos, no sólo por mí, sino por la gente, por los ánimos y los mensajes de fuerza que recibo. Creo que hay una sensación de ansia por volver a estar arriba, por volver a disfrutar, por vernos en el podio, por ver una bandera española otra vez en el podio y eso vamos a intentarlo, no sólo por mí, también por los aficionados”, señalaba en declaraciones recogidas por 'SoyMotor'. A sus 36 años, el tiempo juega en su contra sabiendo que su etapa profesional en Fórmula 1 tiene fecha de caducidad, más que por su edad por la paciencia y fuerza que le queden para continuar en dicha competición. “El tercer Mundial hay que ganarlo por lo civil o por lo militar”, señalaron hace unos meses a El Confidencial fuentes cercanas al piloto asturiano. Es fácil ilusionar y motivar al asturiano sabiendo que en este 2017 se ha sentado en el segundo peor coche de la parrilla y, aún así, no ha perdido energías para tratar de salir del pozo: Alonso fue uno de los culpables de sentar a McLaren con Renault (y su motor).

“Fernando puede ganar más campeonatos”

“Creo que Fernando puede ganar muchos más campeonatos. Es un piloto increíble y deseo que McLaren, con el nuevo motor Renault, pueda ofrecerle cosas positivas y que pueda competir hasta lo más alto de nuevo. Lo que pasa con Alonso es que es un piloto de carreras. Tiene un enorme talento y es un gran campeón del mundo. Su carrera se ha estancado sin que tenga ninguna culpa”, ha comentado en una charla Nigel Mansell a la revista 'F1 Racing'. Su hambre competitivo -y por ver “una bandera española otra vez en el podio”- se aprecia no sólo desde España, también en el país de la cuna del automovilismo.

Con un corazón Renault la vida se ve de otro modo. Sabiendo que Red Bull ha pisado trece podios este año -incluyendo tres victorias-, ¿por qué no puede hacer algo parecido McLaren? “Volver a estar en el podio dependerá de lo competitivos que logremos ser desde el primer momento. Una vez empezado el Campeonato es difícil alcanzar a los líderes, por tanto, en los primeros tests de Barcelona y la primera carrera en Australia es importantísimo estar a un nivel notable”, comenta Alonso. La adaptación del propulsor al chasis del McLaren será vital para que no fallen los cálculos realizados en las respectivas factorías. La correlación entre fábrica y asfalto dictaminará si el ¿MCL33 de color rojo y blanco? Podrá exprimir toda la entrega de potencia que es capaz de ofrecer el motor del rombo, o si deberán guardarse algunos caballos para evitar fallos de fiabilidad.

Hace unos días, el responsable de Renault, Cyril Abiteboul, aseguró que la prioridad en los test de Barcelona será comprobar -con un motor renovado con respecto al de 2017- no sufre ningún error de este tipo. Rodar y rodar, luego ajustar la mirilla y afinar hasta el centro de la diana, donde está Mercedes (y cerca Ferrari). No obstante… caminar antes que correr: “Todo el mundo está trabajando a tope en la fábrica, el motor Renault sabemos que puede mejorar también. Con Red Bull ya logró resultados bastante positivos así que somos muy optimistas, pero hay que decir que muchos inviernos somos muy optimistas y luego nos llevamos negativas sorpresas, así que esperamos que ésta sea positiva”. Hasta que lleguen las sorpresas, de momento hay más motivos para sonreír que para preocuparse pensando en un 2018 que comenzará para él comiéndose las uvas en Florida: “El 3 de enero tengo que estar en Daytona ya, para hacer el test, por lo tanto las vacaciones se acortan un poco. El 28 de diciembre me voy ya para Daytona para aclimatarme”. Hay ansia por volver a un podio, sea donde sea.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios