Es noticia
Menú
Kvyat o cómo aguantar la dignidad cuando te ponen al lado al que te ha quitado el puesto
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
ALONSO Y HAMILTON aportaron algo de relajación

Kvyat o cómo aguantar la dignidad cuando te ponen al lado al que te ha quitado el puesto

Rueda de prensa especial, la primera en la que se vestía Verstappen de Red Bull y Kvyat de Toro Rosso. Al lado de ellos, Sainz; y detrás, actores secundarios: Alonso y Hamilton

Foto: Kvyat y Verstappen, en la tensa rueda de prensa. (Albert Gea/Reuters)
Kvyat y Verstappen, en la tensa rueda de prensa. (Albert Gea/Reuters)

“Fue un 'shock' al principio. Estaba en el sofá, viendo una serie en el ordenador, y Helmut Marko me llamó. Durante 20 minutos estuve preguntando las razones del cambio, pero no me dio ninguna explicación y cuando terminé me fui a la cama... a seguir viendo la serie, 'Juego de Tronos". El rostro de Daniil Kvyat era serio y desprendía una sensación diferente a la de los pilotos que le rodeaban. El ruso, la víctima del ascenso de Max Verstappen a Red Bull, acaparó la mayoría de los focos en la conferencia de prensa de este jueves del GP de España. Con dignidad, y alguna nota de humor, fue lidiando las cuestiones y una situación que no comprendía.

[El puñetazo en la mesa de Carlos Sainz]

La Fórmula 1 no desaprovechó el momento y situó en primera fila a los veinteañeros Carlos Sainz, Kvyat y Verstappen. Detrás, ‘otros’ como Fernando Alonso y Lewis Hamilton, junto a Kevin Magnussen, que no recibió ninguna pregunta (bueno, una, y se la tuvieron que repetir porque estaba pensando en sus cosas). Los campeones del mundo hoy estaban en un segundo plano.

"Estoy evaluando más cosas positivas que negativas. No veo ninguna razón para este cambio. Sumé puntos, probamos correctamente cada evolución en el monoplaza… la respuesta de por qué este cambio, te la deben responder otras personas. Hace tres semanas estaba subido a un podio. He trabajado dando todo y me siento muy fuerte, tanto antes como ahora”, explicaba Kvyat, al tiempo que repetía varias veces: “No puedo hacer nada”, sobre este plan trazado por Helmut Marko (venía de lejos este cambio, no fue casual). “Hay que trabajar, esperar y ver qué pasará en el futuro”, aseguraba con la pose tensa el ruso de Toro Rosso, quien el año pasado ganó a los puntos a Daniel Ricciardo.

[Red Bull y el clavo en el ataúd de Kvyat para la F1]

Verstappen, con los nuevos colores de Red Bull, sonreía levemente cuando hablaba de esta “oportunidad”, y reconocía que es “difícil subirse a un coche nuevo y hacerlo bien. Intentaré aprender de Dani [Ricciardo]”.

Un Toro Rosso “refrescado”

El convidado de piedra, Carlos Sainz, miraba desde su esquina ese movimiento de fichas que ha propiciado “muchos cambios. Han considerado que era lo mejor y ha supuesto refrescar al equipo manteniendo el mismo objetivo”. Hay que recordar que en este nuevo rumbo para Toro Rosso han caído tres ingenieros de Verstappen.

Mientras esta escena sucedía, en determinadas ocasiones algo incómoda, detrás había tiempo para la relajación y hasta las bromas cuando preguntaron a Hamilton y Alonso qué opinaban sobre este cambio en Red Bull… “¿Cambiaron los pilotos?, ¿sabías que habían cambiado?”, comentaba en tono jocoso el asturiano, al tiempo que señalaba a Lewis con los brazos que Max y Daniil se habían intercambiado. Precisamente fue al ruso al único que no le hizo gracia esa broma... aunque terminó sonriendo.

“Fue un 'shock' al principio. Estaba en el sofá, viendo una serie en el ordenador, y Helmut Marko me llamó. Durante 20 minutos estuve preguntando las razones del cambio, pero no me dio ninguna explicación y cuando terminé me fui a la cama... a seguir viendo la serie, 'Juego de Tronos". El rostro de Daniil Kvyat era serio y desprendía una sensación diferente a la de los pilotos que le rodeaban. El ruso, la víctima del ascenso de Max Verstappen a Red Bull, acaparó la mayoría de los focos en la conferencia de prensa de este jueves del GP de España. Con dignidad, y alguna nota de humor, fue lidiando las cuestiones y una situación que no comprendía.

Fórmula 1 Fernando Alonso Max Verstappen Red Bull
El redactor recomienda