Red Bull y el clavo para el ataúd de Kvyat en la Fórmula 1
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
UNA DECISION QUE SE CONVIERTE EN UN ESTIGMA

Red Bull y el clavo para el ataúd de Kvyat en la Fórmula 1

A pesar de su talento y juventud, la tradición de Red Bull señala a Daniil Kvyat como un piloto estigmatizado para la F1. Quién sabe si el ruso será una excepción en el futuro

placeholder Foto: Kvyat y su última carrera con Red Bull
Kvyat y su última carrera con Red Bull

Como un clavo en su ataúd de la Fórmula 1. Decisiones comocon Daniil Kyvat han sentenciado el destino de todos lospilotos de Red Bull.Nadie sabe si el rusopodráquitarse el sambenito que Helmut Marko le ha colgado, pero el pasado confirma que semejante estigma suele serletal. Porque Red Bullestableció unos estándares de rendimiento y competitividaddesconocidos hasta su llegada a la Fórmula 1. Y cuando no se alcanzan, el resto del paddock toma nota.Kvyatlleva ya la etiqueta en la frente aunque haya encontrado refugio en Toro Rosso.

[Marko y el paso con Verstappen: también había movida con Sainz]

“Básicamente, tenemos contratos de larga duración en el programa del Red Bull junior, y todo está basado en el rendimiento. Todo esta muy claro: el que no rinde se va”. El pasado marzo, Helmut Marko repetía de nuevo la implacable filosofía de la marca. Buemi, Alguersuari, Vergne, Speed, Klein, Bernoldi…Ninguno tuvo futuro en la Fórmula 1 después de ser señalados por el dedo de Helmut Marko.

Otra víctima en la pira de Red Bull

Elegir a los pilotos más prometedores en categorías inferiores, conel triunfo comorequisito imprescindible para mantenerseen el programa. Los pocos afortunados que asciendena Toro Rosso reciben formación, pero también múltiplesvueltas en la tuerca de la presión. El privilegiado que llegue a Red Bull debe demostrar que es “World Champio material” en un año. Este es, enpocas palabras, el esquema de Red Bull. Con solo 22 años, dos temporadas en la Fórmula 1, y cuatro grandes premios de 2016, Kvyat no ha dado la talla.

Cuando el austríaco decidió elevar al piloto ruso desde la GP3 a la Fórmula 1, le consideraba “una mezcla de Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen”.Seguro de su valor, le daba, además, “ocho carreras para estar a la altura de Vergne”. No había completado un año en el equipo italiano, cuando en octubre pasado era elevado al primer equipo. Ahora, su rendimiento ha sido “inconsistente, y no podía soportar la presión de Daniel Ricciardo”.Otra víctimaen el altar de la extrema competitividad que imponede Red Bull, aunque la política en torno a Max Verstappen haya jugado un papel clave.

Habría muchos atenuantes que aportar endefensa de Kyvat, al margen de las razones aportadas por Marko. Se tratade constatar, sin embargo que el resto de la Fórmula 1 no ha recogido en el pasado -salvo alguna excepción- a los marcados por la cruz de Marko.

Salir para no volver a entrar

Condicionados con los colores azules de la marca durante toda su carrera, los jóvenesdel Red Bull Junior Team han visto financiada sus carreras, pero sinvínculos niel respaldo de otros patrocinadores. Si Marko corta el hilo umbilical que les ha nutrido durante tantos años caen al vacío sin red.Al menos, Kvyat ha tenidola oportunidad de saltar caer por ahora en Toro Rosso.

¿Donde está Jean Eric Vergne, capaz de rivalizar en muchas ocasiones con Daniel Ricciardo? De no haber sido recogido por Ferrari como tercer piloto, ni siquiera en la Fórmula 1. Sebastian Buemi triunfa ahora en el Mundial de Resistencia con Toyota, pero tampoco encontró hueco en la Fórmula 1 tras ser despedido de Toro Rosso de la noche a la mañana. Tocado anímica y psicológicamente por su despido, Jaime Alguersuari salió echando pestes de este mundo y sin opciones en otro equipo. Todos ellos, los mejores pilotos de su generación.

[Verstappen pilotará para Red Bull lo que resta de temporada]

¿Sebastian Bourdais? Año y medio desde 2008 a 2009 en Toro Rosso, sustituido por Jaime Alguersuari, y uno de los pocos casos que se conocen de acuerdo judicial entre las partes para establecer una indemnización. ¿Scott Speed? Tras salir triunfador del programa Red Bull Search en Estados Unidos, acabó a literalmente llegando a las manos con Franz Tost en supaso por Toro Rosso en 2006/07. Le sustituyó Sebastian Vettel.

Tierra quemada

El italiano Vitantonio Luizzi fue una rara excepción en el seno de Red Bull. Capaz de batir en el Mundial de Karting a un tal Michael Schumacher, de gran talento natural, compartió asiento con el austríaco Christian Klien en 2005 en el primer año de Red Bull en la Fórmula 1. Aunque corrió algunas carreras, pasó a Toro Rosso al año siguiente, como fue rebautizado Minardi tras su compra por el fabricante de bebidas. Fue sustituido en 2008 por el francés Sebastian Bourdais, y pudo reengancharse posteriormente en Force India y HRT hasta finales de 2011.

Por el camino se quedaron algunas decenasque fueron desechados por Red Bull en los escalones inferiores (GP2, World Series), y que ni siquiera fueron valorados por el paddock de la Fórmula 1 posteriormente. Entre los más recientes, el portugués Antonio Felix D'Acosta, autor de una prodigiosa temporada en 2012 en las World Series.Hoy es piloto de BMW en el DTM. Como el neozelandés Brendon Hartley. Despedido de Red Bull en 2010 tras su paso por las World Series, hoy es campeón del mundo con Porsche en el Mundial de Resistencia. Al igual que el suizo Neel Jani, hoy también piloto oficial de Porsche.

El futuro que le espera a Sainz

En total, catorce pilotos del Red Bull Junior Team llegaron a la Fórmula 1 desde 2001. Que solo Vettel, Ricciardo y Kvyat ascendieranal primer equipo ilustra la brutal tijera de Red Bull. El resto...¿Será Daniil Kvyat la excepción a esatierra quemada de Red Bull en la Fórmula 1? ¿Encontrará apoyo económicoen el futuro? ¿Intervendrá Vladimir Putin –no es una fantasía- ante Ecclestone para ayudara la permanencia del joven talento ruso, clave también ante la presencia del gran premio nacional en el calendario?

Con la puerta del primer equipoaún abierta, todavía en el seno de Toro Rosso, Carlos Sainz aún no ha recibido sentencia.Mientras tantoha vuelto a vivir de primera mano cómo se las gastan en Red Bull y el futuro que le espera. Seguro que nada le ha sorprendido.

Fórmula 1 Toro Rosso Helmut Marko Sebastian Vettel Max Verstappen Red Bull
El redactor recomienda