DESPUÉS DE LA CLASIFICACIÓN DEL GP DE RUSIA

La monumental bronca en público de Tost a Verstappen por otro acto de indisciplina

Es el tercer acto de indisciplina del joven piloto holandés, de 18 años, quien esta vez recibió el rapapolvo sin privacidad y a la vista de periodistas y rivales

Foto: Imagen de archivo de Franz Tost junto a Verstappen.
Imagen de archivo de Franz Tost junto a Verstappen.

Tuvo lugar delante de todo el mundo, en plena calle y tras la clasificación del GP de Rusia. Franz Tost echó una monumental bronca a Max Verstappen y su ingeniero, el español Xevi Pujolar, por desobedecer una orden. Más allá del motivo, sorprende que ocurriese fuera de la sala de reuniones, en el motorhome o en un sitio privado. ¿Quiso Tost que se enterase todo el que pasase por allí? Este no es el primer episodio de este tipo en el que se ve envuelto el joven piloto holandés.

Verstappen, de 18 años, se había clasificado para la Q3 y Tost pensó que podían terminar por delante de los dos Red Bull o cerca del mejor de éstos -Ricciardo terminó sexto, aunque saldrá quinto por la sanción a Vettel, y Kvyat fue octavo-. Según ha podido saber El Confidencial, dio una orden relacionada con la elección de neumáticos pero no se llevó a cabo y Verstappen finalizó último de la Q3, noveno (el décimo puesto estaba asignado a Lewis Hamilton, quien no pudo participar en esta tanda por un fallo en su motor).

[Rosberg hace la pole sin Hamilton en pista y McLaren sufre un gatillazo]

¿Por qué se desobedeció el mandato de Tost? Quizás, Max pensó más en la carrera que en sus posibilidades de clasificación. Pero el argumento queda en un segundo plano sabiendo que por encima de cualquier motivo -tanto él como su ingeniero- se saltaron la petición de su superior, y éste quiso que se supiera con un rapapolvo público.

 

Tercer capítulo de 'independencia'

Este es otro capítulo más en el libro de Verstappen sobre sus decisiones al margen del equipo, el primero tuvo lugar en Singapur 2015, cuando se le ordenó que dejara pasar a Sainz para intentar un adelantamiento a Sergio Pérez. “Max, cambia las posiciones”, y fue claro: “No”. “¡Si le dejo pasar mi padre me patea las pelotas!”-, respondió ante la prensa para explicar su negativa. Este año, malhumorado, espetó por radio hacia el final del GP de Australia: “¡Los demás coches se van y vosotros no me dejáis pasar (a Sainz), esto es una jodida broma!”. Y, de repente, decidió entrar a cambiar gomas y pilló en bragas a los mecánicos… “¿Cuántas veces he dicho que tenía problemas con los neumáticos? ¡Quería parar primero!”. En pista, además, se golpeó con Sainz cuando le intentó pasar.

En Melbourne faltó al respeto al equipo y a su compañero, a quien le ninguneó cuando advertía que su adelantamiento a Jolyon Palmer “estaba tardando demasiado”. Posteriormente repitió ninguneo cuando 'Motorsport' le preguntó si sentía la presión de Sainz: “Normalmente yo debería estar unos kilómetros por delante... No siento su presión”. En Rusia ha ido más allá y ha faltado al respeto a su jefe.

[Max Verstappen no tiene abuela]

 

“Necesitan mucha disciplina”

Franz Tost, hace dos semanas pronunció a la citada publicación -'Motorsport'- algunas sentencias premonitorias, tanto que ahora parecen advertencias ante lo que él veía que podía venir... “Conducir, para esta generación joven, es la parte más fácil. Lo que a veces subestiman es que la F1 no es sólo conducir. En la Fórmula 1 es necesario un nivel muy alto de concentración y debes mantener tus emociones bajo control. Necesitan mucha disciplina. ¿Por qué siempre digo que un piloto necesita tres años para entender la Fórmula 1? Con todos los pilotos con los que he trabajado siempre pasó igual”.

[El talento no lo es todo para pilotar en Fórmula 1]

En este panorama aterriza John Booth, un veterano de 61 que ha fichado por el equipo de Faenza como Director de Carrera para supervisar la estrategia de ambos pilotos. En su segundo día de trabajo en Toro Rosso ha comprobado de primera mano con qué tipo de 'morlaco' debe lidiar. Este mismo sábado, Helmut Marko ha comentado que “en verano discutimos sobre el futuro de nuestros pilotos y en Spa tomamos una decisión”. Este tipo de actitud no beneficiará a Verstappen atendiendo las anteriores palabras de Tost: “Necesitan mucha disciplina”.

opta

 

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios