LOS FACTORES QUE RODEAN AL COCHE, AL DESNUDO

El talento no lo es todo para triunfar en la Fórmula 1

Franz Tost ha fijado en tres años el periodo necesario para poder evaluar correctamente si un piloto joven está preparado para triunfar en el pináculo del automovilismo

Foto: Carlos Sainz y Max Verstappen antes de la carrera de Melbourne.
Carlos Sainz y Max Verstappen antes de la carrera de Melbourne.

“Pienso que Carlos es más inteligente que Verstappen, le veo con más cabeza, quizás porque Max es más joven, pero ambos son muy buenos. De cara al futuro, si yo tuviese que fichar a uno de los dos me decantaría por Sainz”. Mientras medio paddock se deshace en elogios hacia el talento de Max Verstappen, esta semana, el expiloto Johnny Herbert, apuntaba en otra dirección en una charla con 'Marca'. Casi a la vez, Franz Tost, en 'Motorsport', se refiere también a aquellas características que un piloto debe tener al margen de sus manos: “Conducir, para esta generación joven, es la parte más fácil. Lo que a veces subestiman es que la F1 no es sólo conducir”.

“Tienes el marketing, la prensa, todo junto. Y por lo tanto siempre digo: es muy, muy importante que los pilotos el domingo a las dos estén todavía frescos de cabeza. Que no estén cansados. Hay que tener cuidado con eso. Nosotros decimos siempre: los eventos de marketing deben ser los lunes, martes y miércoles. Las grandes ruedas de prensa deben ser lunes, martes y miércoles, jueves un poco menos, menos el viernes y así el sábado y domingo se pueden recuperar y están listos para la carrera. Porque de lo contrario el domingo, cuando se apagan las luces, están cansados. Esta es la razón por la que la Fórmula 1 no es tan fácil. La conducción en sí no es el problema más grande”, explica Tost al medio británico.

[>Los consejos de Sainz a su manager novato: "Debes tirarte al pico"]

La concentración es algo intrínseco a un pilotaje sobrio y correcto. Además de la complejidad de los monoplazas, los actuales pilotos de Fórmula 1 se diferencian de los de otras épocas en que ahora deben lidiar mentalmente con más factores que los personales, familiares o circunstancias y comentarios cercanos. Está la prensa especializada, la generalista y la extensa comunidad que ha crecido en torno a las redes sociales. Hay quien prefiere evitar este último contacto, como Sebastian Vettel, y hay quien atiende esta ventana en todo momento que no está subido al coche, como Lewis Hamilton. Aislarse de absolutamente todo lo que rodea al coche es una de las labores a las que se refiere tanto Tost como Herbert.

Rutinas y manías de cada piloto

¿Cómo lograr esa concentración? Los pilotos no lo muestran, pero casi todos siguen una rutina que les aporta confianza y seguridad en sí mismos. Como cualquier deportista antes de una actuación. En el caso de Sainz, por ejemplo, la comba y unos guantes de boxeo suelen servir de rito previo a un ejercicio de reflejos. De ahí al coche. A Max también se le ha visto también echar unos guantes antes de subirse al monoplaza. Algo típico de muchos pilotos es, antes de saltar a pista para la clasificación, realizar una vuelta al circuito mentalmente... En este aspecto, en sus primeros años en F1, a Vettel le aportaba seguridad haber trabajado más que ningún otro piloto, ya sea físicamente como con los ingenieros. Es una manera de decir a la mente que mejor no se puede ir preparado. Con los años, la experiencia va ejerciendo de suplemento a las rutinas.

[>Sainz y Verstappen darán que hablar. Son el aire fresco]

No sólo se debe despejar la cabeza para pilotar, también para absorber información. “Tienes cinco, seis, siete ingenieros que están trabajando para ti: el de datos, chasis, motor, unidad de potencia, neumáticos... Para sacar el máximo provecho de esto tienes que obtener información de cada uno y este trabajo no es el mismo para todos los pilotos. Requiere tiempo”. En el caso de Toro Rosso, en este sentido Verstappen saltó al Gran Circo directamente desde la F3, único año que estuvo en monoplazas, y para Sainz este 2016 será el primero en el que repita de categoría ya que siempre ha ido ascendiendo escalones hasta llegar al techo. En este sentido, Tost insiste que “en la Fórmula 1 es necesario un nivel muy alto de concentración y debes mantener tus emociones bajo control. ¿Por qué siempre digo que un piloto necesita tres años para entender la Fórmula 1? Con todos los pilotos con los que he trabajado siempre pasó igual”.

Good dinner with the guys. #racingunited #GPDA

Una foto publicada por Carlos Sainz (@carlosainz) el

Centenares de personas detrás de un piloto

Y hablando de que la F1 “no es sólo conducir”, hay otros aspectos que se alejan aún más a la pista y tienen más que ver con la imagen de la marca a la que se representa. Alguien que desprenda valores positivos será beneficioso por los numerosos actos en los que es la cara de las marcas que copan de pegatinas el monoplaza. También, si en karts la actuación del piloto afectaba a su persona, al mecánico que le acompañaba y poco más, en la Fórmula 1, en el caso de Toro Rosso hay 400 personas detrás de las manos del piloto -la punta del iceberg-, y 600, por ejemplo, en el caso de Red Bull.

Por todo ello, los pilotos “necesitan mucha disciplina”. A lo largo de la historia muchos talentos que han ascendido a la Fórmula 1 no han triunfado y en el caso de Verstappen tiene muy cerca un ejemplo, su padre. Tal vez Max se aproveche de los consejos de Jos para que no le ocurra lo mismo, de hecho, el padre abandonó su carrera para tutelar al hijo.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios