Alonso y Button, a por la 'primera victoria' de McLaren en Bahrein
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
DUDAS PARA LA CARRERA TRAS EL avance en el Q2

Alonso y Button, a por la 'primera victoria' de McLaren en Bahrein

Por primera vez Alonso y el MP4-30 entraron en el Q2. Pero las dudas con el monoplaza de Button, la dureza de la pista y el ritmo en las simulaciones del viernes anticipan desafíos para la carrera

placeholder Foto: Fernando Alonso en el GP de Bahrein (Efe).
Fernando Alonso en el GP de Bahrein (Efe).

“Ha sido un gran trabajo. La primera vez en el Q2, no es donde queremos estar, pero al final es un buen paso adelante, un buen trabajo”. Fernando Alonso recibía el mensaje de felicitación del equipo vía radio al término de los entrenamientos clasificatorios para el Gran Premio de Bahrein. “Es triste estar contento por entrar en la Q2, pero la verdad es que nos hacía falta para la moral de todo el equipo” comentaba el asturiano al término del Q2, donde había terminado decimocuarto. Era el paso más importante dado por McLaren/Honda en su nuevo proyecto de Fórmula 1.

“Jenson, comprobación de radio, comprobación de radio…”. “No, se ha terminado el juego chicos…” contestaba el piloto británico, que ni siquiera podía rodar en el primer bloque de la sesión. “Necesitamos hacer una profunda investigación en el coche de Jenson porque ha habido demasiados problemas durante este fin de semana y no es bueno”, explicaba también el piloto español: “Así son las cosas. No estamos contentos con la situación, pero estamos afrontando problemas de rendimiento y fiabilidad. Hay demasiadas cosas…”.

McLaren vivió ayer las dos caras de la misma moneda. Por un lado, el adiós a ese humillante puesto en el Q1 en un circuito donde la potencia ayuda a marcar diferencias; un avance para Honda. Por otro, el mismo monoplaza muere en todas las sesiones sin presentar armas, ni con un equipo ni con un fabricante capaz de resolver sus soterrados problemas. En todo caso, McLaren sigue su paso lento pero constante hacia otro escenario diferente al vivido en estas primeras carreras.

“Todo lo que ponemos funciona como se espera”

“Hay que aprender a caminar antes de correr y es lo que estamos haciendo. Paso a paso, pero sin duda estamos en la dirección correcta” explicaba Alonso insinuando un amplio abanico de problemas, no sólo de motor también de comportamiento. También es evidente la cuña de que el MP4-30 poco a poco se va introduciendo en mitad de la tabla.

Aunque Eric Bouiller comentara antes del fin de semana que la “experiencia de China permitirá aumentar un poco la potencia”, Alonso hablaba el viernes de que no había “balas mágicas”. Sin embargo en un trazado exigente para las unidades de potencia, el propulsor de Honda rindió por encima de lo esperado. “Sin tener una mejora en cv ni una pieza aerodinámica mágica, hemos mejorado mucho: cosas tan sencillas como subir y bajar marchas, cosas que aprendemos día a día y que nos acercan poco a poco”, comentaba el viernes el español. Pues cualquiera lo diría…

Vista la posición de Alonso en parrilla, resulta difícil imaginar que Honda no haya buscado un ligero incremento de potencia, factor clave en esta pista. El MP4-30 incorporaba un nuevo difusor y alerón trasero el trazado de Shakir. “A veces, cuando estás tan atrás, es fácil perder el rumbo, entrar en pánico, pero una cosa que estamos haciendo bien en el equipo es que todo lo que vamos poniendo funciona como se espera”, comentaba Alonso nada más bajarse de su monoplaza. De aquí el permanente optimismo del equipo.

Las dudas para la carrera

Sin embargo, la carrera puede ser otra historia. Por un lado, las dudas sobre la fiabilidad del monoplaza británico se materializaron como nunca esta temporada en el coche de Button. La dureza de la prueba para el propulsor y la “exigencia para el consumo” que anticipaba Yasuhisa Arai suponen, a priori, una dura prueba para la unidad de potencia nipona. Alonso no las tenía todas consigo para terminar y menos para entrar en los puntos: “Saliendo más cerca de las posiciones para puntuar es siempre más probable hacerlo, pero creo que nos falta un poco para pensar en ello. Tendrían que pasar cosas en carrera para conseguirlo, si todo va normal será complicado".

El ritmo de carrera también se antoja un obstáculo por los datos recogidos el viernes: “Hemos visto que éramos más competitivos en tandas cortas, pero está todo por ver”. Con los neumáticos blandos, en la simulación de la segunda sesión de libres, los tiempos fueron discretos: Alonso no bajó del 1.4 y rápidamente se desplomó hacia el 1.42 en lo que se antojaba una sensible degradación del neumático. “Habrá entre dos y tres paradas para la mayoría”, comentaba Alonso tras bajarse de su monoplaza en la Q2.“El neumático blando es el preferido, intentaremos estirarlo todo lo posible y luego pondremos el duro las mínimas vueltas”. En caso de que el MP4-30 se muestre fiable para uno o sus dos pilotos, habrá que comprobar si cabe aguantar una prueba a dos paradas.

“Para la motivación, para los ingenieros y mecánicos que ayer estuvieron trabajando hasta las cinco de la mañana en el coche, confirmamos que estamos en el buen camino. Era importante y lo necesitábamos”. El Gran Premio de Bahréin es la última carrera en este primer ciclo de la temporada. Con casi un mes de pausa por delante, el panorama será diferente en el Gran Premio de España. Paradójicamente, para McLaren, el de Sakhir es uno de los dos únicos circuitos en los que nunca ha ganado de todo el calendario. Pero terminar en los puntos tendría el mismo sabor que una victoria.

McLaren Honda Fernando Alonso Jenson Button
El redactor recomienda