LA REGLA DEL 107% AMENAZA EN EL HORIZONTE

"Esto no es Fórmula 1", Mercedes pone el listón alto para empezar

"No estamos en condiciones de carrera, pero si lo estuviéramos creo que debería coger un coche de GP2, su tiempo por vuelta es todavía más veloz"

Foto: Nico Rosberg a los mandos del Mercedes W05.
Nico Rosberg a los mandos del Mercedes W05.

"No estamos en condiciones de carrera, pero si lo estuviéramos creo que debería coger un coche de GP2. El tiempo por vuelta es todavía más veloz en GP2. Necesitamos trabajar… pero en este momento, si fuéramos a correr… creo que no esto no es Fórmula 1". El piloto de Caterham Kamui Kobayashi señaló tras los pasados test de Bahrein que su mejor crono fue cuatro décimas más lento que la pole que Fabio Leimer logró la campaña pasada en GP2. Este apunte, con sólo cuatro días por delante de test, lleva a preguntarse cómo estará la parrilla de preparada frente a la regla del 107%. Precisamente Kobayashi, con ese tiempo, hubiera quedado fuera de participar en carrera… al igual que Sebastian Vettel y los tiempos de otros siete pilotos.

Hay que puntualizar que durante estos ocho primeros días de pretemporada la mayor preocupación de los equipos ha sido echar a rodar su coche en busca de la fiabilidad. Comprobar que todo funciona correctamente para, en la recta final de los ensayos previos a Australia, comenzar a exprimirle. En esta ‘carrera’, Mercedes es el alumno aventajado que ya ha comenzado buscar un rendimiento a su W05. De ahí que Nico Rosberg lograra el último día un tiempo 1 segundo mejor que el del día anterior de su compañero Lewis Hamilton. Quedándose, a su vez, a 1 segundo de la pole del GP de Bahrein de 2013. En este sentido, si en Jerez las estimaciones de Jenson Button apuntaban que "al final de temporada habrá unos coches 2 segundos más lentos que los del año pasado", Bahrein parece indicar que serán más o menos parecidos… al menos los monoplazas punteros. Porque los coches de la cola sí que parece que serán más lentos que los últimos del pelotón en 2013. Aquí podría entrar en juego el 107%.

Los coches de 2014, con respecto a los de la campaña anterior, han perdido cerca de un 30% de apoyo aerodinámico, pesan 45 kg más y con un motor V6 donde se ‘escapan’ unos 100CV (recuperables parcialmente cuando activen el ERS). Sobre el papel, la teoría no pintaba bien. "No me gusta ser catastrofista pero no me sorprendería que los coches de GP2 pudieran ir tan rápidos como los F1", llegó a decir el exresponsable técnico de Ferrari Enrico Scalabroni, en palabras que recogió el Mundo Deportivo a finales del año pasado.

Unos Fórmula 1 "más fácil de manejar"

Algunos pilotos, tras saborear esta nueva F1 en Jerez, también indicaron esta cuestión de velocidad. "El coche es mucho más lento que el año pasado" (Felipe Massa). "La F1 es un poquito demasiado lenta ahora mismo. Debería ser más rápida en curva" (Adrian Sutil). "La Formula 1 tiene que seguir siendo la máxima categoría. Si perdemos cuatro segundos, los GP2 irían en los mismos tiempos y la diferencia hoy en día ya no es tan grande como antes" (Nico Hulkenberg). "No es lo mismo desde un punto de vista físico. Estos coches son más fáciles de manejar en relación a lo que lo fueron los F1. Las fuerzas y la velocidad son menores en las curvas" (Fernando Alonso). La diferencia es que el paso por curva es más lento y que en recta van mejor al tener menos carga aerodinámica.

Por el salto tan grande que se ha visto en Bahrein con respecto a Jerez en el tema del velocímetro, se espera que los coches potentes y que ‘superen’ el obstáculo de la fiabilidad, pronto podrán explorar ese margen de mejora que a Mercedes le situó 1,6 segundos más rápido que el mejor tiempo de McLaren; 3,1 del mejor Force India; 3,2 del mejor Ferrari; 3,7 del mejor Williams… 6,5 del mejor Red Bull. "En cada vuelta se aprende algo. Es importante rodar el máximo". Alonso puso énfasis en que cada día aprovechado cuenta y aquí, casualidad o no, Mercedes también ha sacado ventaja a todos.

Pedro de la Rosa, cuando era piloto de HRT, pronunció una frase que puede ayudar a recordar quiénes, a partir de aquí, tienen más posibilidades de crecer: ganar una décima cuesta "entre 70.000 y 100.000 euros". Un directivo del desaparecido equipo español explicó a El Confidencial hace un par de años cómo las actuales reglas iban a perjudicar a equipos pequeños porque "con un reglamento de varios años, los equipos de arriba tienen menos margen de mejora y nosotros les vamos comiendo terreno poco a poco. Pero cuando todo vuelva a partir de cero, los grandes se volverán a escapar". De ahí el temor de Kobayashi, con un Caterham.

El japonés insiste en que aún no ha pilotado su vehículo pensando en la carrera pero, quizás, anticipa que cuando busque dicha mejora de rendimiento el escalón que suba Caterham no será tan significativo como el de Mercedes, quien, a su vez, tiene cuatro días para seguir explorando en el rendimiento mientras otros rivales aún estarán pensando en la fiabilidad.

Y en el caso de otros equipos con potencial –y personal- suficiente como para estar peleando arriba, como Red Bull, no sólo les valdrá poner sus coches en pista. Necesitarán haber hecho también deberes en el apartado del ‘potencial’ para competir porque, de momento, el listón que ha puesto Mercedes es alto. Restan cuatro días para entrenar y lograr ‘la mínima’.

PD: En carrera, la gestión del combustible provocará otra 'lucha' de velocidad diferente: eficiente.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios