Es noticia
Menú
Simon Clarke se impone en los 'pavés', Van Aert mantiene el liderato y Pogacar se acerca
  1. Deportes
  2. Ciclismo
Quinta etapa del Tour

Simon Clarke se impone en los 'pavés', Van Aert mantiene el liderato y Pogacar se acerca

El caos habitual de los adoquines se apoderó del equipo Jumbo-Visma, antes incluso de llegar a la zona más complicada. El australiano del Israel-Premier Tech fue el más rápido

Foto: Simon Clarke, tras imponerse en la quinta etapa del Tour (EFE/EPA/Yoan Valat)
Simon Clarke, tras imponerse en la quinta etapa del Tour (EFE/EPA/Yoan Valat)

El australiano Simon Clarke (Israel Premier Tech) se llevó a sus 35 años un prestigioso triunfo en la quinta etapa del Tour, entre Lille y Arenberg, de 153,7 km, la etapa de los adoquines de la Roubaix, en la que Wout Van Aert salvó el maillot amarillo in extremis y el esloveno Tadej Pogacar mandó un serio aviso, eliminando a Roglic y alejando al resto de rivales directos en la general.

La culpa la tuvo el empedrado en esta ocasión. Se preveía batalla en los adoquines y hubo consecuencias serias. Por una parte, inolvidable día para el veterano Simon Clarke, inagotable trotamundos del ciclismo que este invierno no tenía ni equipo, quien hizo buena la escapada del día con triunfo en la localidad minera de Wallers, donde alzó los brazos en un esprint a cuatro por delante del neerlandés Taco Van der Hoorn (Intermarché), del noruego Boasson Hagen (TotalEnergies) y del estadounidense Neilson Powless (EF Education).

Foto: El Tour de Francia, en su paso por Dinamarca. (Reuters)

Tadej Pogacar mandó otro aviso a navegantes con el mejor desempeño entre los candidatos a la general. El esloveno, poderoso en los adoquines y ambicioso, entró en meta a 51 segundos del ganador en compañía del belga Stuyven. Por detrás, desesperados en la persecución, el resto, tratando de no perder hasta el apellido.

Finamente, lo lograron un buen número de hombres de la general, ya que solo perdieron 13 segundos respecto a Pogacar corredores como Vingegaard, Van Aert, salvando por los pelos el amarillo, Nairo Quintana, Enric Mas o Rigoberto Urán. El gran perjudicado tras sufrir una caída que lo descolocó, Primoz Roglic, quien cruzó la línea a 2.08 de su compatriota.

placeholder Wallers-arenberg (France), 06 07 2022.- Slovenian rider Tadej Pogacar of UAE Team Emirates in action during the 5th stage of the Tour de France 2022 over 157km from Lille to Arenberg Porte de Hainaut, Wallers-Arenberg, France, 06 July 2022. (Ciclismo, Francia, Eslovenia) EFE EPA GUILLAUME HORCAJUELO
Wallers-arenberg (France), 06 07 2022.- Slovenian rider Tadej Pogacar of UAE Team Emirates in action during the 5th stage of the Tour de France 2022 over 157km from Lille to Arenberg Porte de Hainaut, Wallers-Arenberg, France, 06 July 2022. (Ciclismo, Francia, Eslovenia) EFE EPA GUILLAUME HORCAJUELO

La jornada más esperada de la primera semana no dejó decidido el Tour, pero Pogacar envió un mensaje de poderío fácil de interpretar. No tiene rival y fortalece en el pavés su condición de máximo favorito. Van Aert mantuvo el amarillo, con 13 segundos sobre Powless y Boasson Hagen. Pero el líder real es Pogacar, cuarto a 19.
A partir del corredor de Komenda, Vingegaard se aleja a 21 segundos, Yates a 29, Geraint Thomas a 31, Vlasov a 42, Daniel Martìnez a 50, Nairo Quintana a 55 y el español Enric Mas a 1.02. Primoz Roglic queda a 2.17.

"Muy satisfecho con la etapa, hemos evitado las caídas, me vi cortado, pero entre Jumbo y nosotros hemos cerrado el hueco. He perdido 13 segundos con Pogacar, que son pocos con lo que ha podido pasar", dijo en meta el líder de Movistar.

Roglic, el gran perjudicado

A 32 kilómetros de meta se estrelló contra el asfalto Primoz Roglic al tropezar con un fardo de paja de seguridad que invadió la carretera tras ser tocada por otro corredor. Pogacar olió sangre y pasó a la acción, primero impulsado por el gigante alemán Nils Politt y luego por el clasicómano belga Jasper Stuyven, quien atacó en el sector 3.

Con Pogacar y Stuyven persiguiendo la fuga, atrás quedó el Jumbo partido en dos. Van Aert con 2 compañeros remolcando a Vingegaard, lo que aprovecharon los Mas, Quintana, Thomas y compañia, y más atrás otros 2 hombres tratando de salvar los muebles de Roglic, quien ya iba perdiendo minutos. Situación crítica para el triple ganador de la Vuelta.

El australiano Simon Clarke (Israel Premier Tech) se llevó a sus 35 años un prestigioso triunfo en la quinta etapa del Tour, entre Lille y Arenberg, de 153,7 km, la etapa de los adoquines de la Roubaix, en la que Wout Van Aert salvó el maillot amarillo in extremis y el esloveno Tadej Pogacar mandó un serio aviso, eliminando a Roglic y alejando al resto de rivales directos en la general.

La culpa la tuvo el empedrado en esta ocasión. Se preveía batalla en los adoquines y hubo consecuencias serias. Por una parte, inolvidable día para el veterano Simon Clarke, inagotable trotamundos del ciclismo que este invierno no tenía ni equipo, quien hizo buena la escapada del día con triunfo en la localidad minera de Wallers, donde alzó los brazos en un esprint a cuatro por delante del neerlandés Taco Van der Hoorn (Intermarché), del noruego Boasson Hagen (TotalEnergies) y del estadounidense Neilson Powless (EF Education).

Tour de Francia
El redactor recomienda