Es noticia
Menú
De los guantes de podar a los de boxeo: la luchadora española que busca triunfar en Londres
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
EL 10 DE OCTUBRE

De los guantes de podar a los de boxeo: la luchadora española que busca triunfar en Londres

Vanesa Caballero, que trabaja como jardinera en hospitales, buscará hacer historia en una inédita velada de boxeo femenino, un deporte que descubrió de manera fortuita

Foto: Vanesa con las vendas lanzando un golpe. (Cedida)
Vanesa con las vendas lanzando un golpe. (Cedida)

Cuando Vanesa Caballero sintió por primera vez el olor a cuero repujado de sus guantes de boxeo, tenía 28 años. A esa edad, para muchos, quizá es tardío subirse al ring, pero esta vallecana no se lo pensó dos veces.

La madrileña, más acostumbrada al aroma del césped mojado, ya que es jardinera de profesión, empezó con el full-contact, disciplina semejante al 'kick-boxing', la cual únicamente permite golpeos por encima de la cintura, ya sean con los puños o los pies.

Foto: Entrevista al boxeador, Sandor Martín Clemente. (Joan Mateu Parra)

Un rocambolesco comienzo

Sin embargo, empezó boxeando 'de milagro': "Fui a ver a una amiga y me gustó mucho. Para mí, el boxeo es un hobby", explica la mujer que el próximo 10 de octubre participará en una espectacular velada femenina en Londres. Allí se celebrarán diez combates femeninos.

Caballero registra un total de 60 peleas a sus espaldas, entre combates del terreno amateur y el profesional: "Mi mayor logro sería ganar el Campeonato de España", sentencia. Sin embargo, ese hito tan deseado tendrá que esperar. El 10 de octubre se enfrentará a Ebonie Jones, púgil británica que no se lo pondrá fácil. Será una de las citas más importantes a las que se ha enfrentado esta guerrera: "No tengo nada que perder, pero tengo todo que ganar. Voy sin agobios".

"Un combate a seis asaltos en España, me genera más pérdidas que beneficios"

La pasión por la jardinería

El boxeo es su hobby favorito, pero no su principal dedicación en la vida. Esta atleta, a pesar de haber crecido en el madrileño barrio de Vallecas, pasó sus primeros años en el pueblo de su padre. Y de ahí le viene su otra pasión: la jardinería. A los 18 años, inició un curso que, más tarde, le abriría las puertas de su principal profesión: cuidar las plantas de los jardines en los hospitales. Actualmente, desarrolla su labor profesional en varios centros de 'Sanitas' de la Comunidad de Madrid, al igual que en el hospital de Torrejón de Ardoz.

Al trabajar en centros sanitarios, durante la pandemia fue considerada trabajadora esencial. "Estuve a punto de dejar mi trabajo como jardinera para dedicarme en cuerpo y alma al boxeo, pero no lo hice al llegar el coronavirus. Menos mal que no tomé aquella decisión", confiesa sobre la difícil encrucijada en la que se encontraba. "Por asalto puedes llevarte unos 100 euros. Un combate a seis asaltos en España, me genera más pérdidas que beneficios".

placeholder Caballero en sus labores de jardinera. (Cedida)
Caballero en sus labores de jardinera. (Cedida)

Ser boxeadora profesional exige una dedicación exclusiva, con entrenamientos y dietas estrictas. Vanesa compagina sus 'dos vidas', a pesar de tener varias mascotas en casa: "Me levanto a las cinco de la mañana para sacar a mis cinco perritos. Voy al primer jardín que esté abierto e intento terminar mis labores cuanto antes. Vuelvo a casa para comer y me voy a entrenar. Nunca sé cuando voy a salir del gimnasio", expone para El Confidencial, sobre su rutina diaria, en la que los vegetales son su principal fuente de energía de su ajetreada vida: "Llevo sin probar ningún alimento de origen animal 12 años".

A pesar de tener 38 años, esta boxeadora aún tiene muchas cosas por hacer en el panorama pugilístico: "Ya no tengo 20 años. Me lo replanteo diariamente si seguir o no con mi carrera como boxeadora", reconoce. De momento, tiene la mirada fijada en la velada londinense del 10 de octubre, en la que pondrá todo lo que esté en sus puños para llevarse el gato al agua. Y, como todavía no puede dedicarse al 100% al ring, al día siguiente tendrá que volver a sus jardines.

Cuando Vanesa Caballero sintió por primera vez el olor a cuero repujado de sus guantes de boxeo, tenía 28 años. A esa edad, para muchos, quizá es tardío subirse al ring, pero esta vallecana no se lo pensó dos veces.

Boxeo Londres Reino Unido
El redactor recomienda