Es noticia
Menú
UFC 277 | Amanda Nunes recupera con autoridad el título ante una batalladora Peña
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
HUBO DOS CAMPEONATOS MUNDIALES

UFC 277 | Amanda Nunes recupera con autoridad el título ante una batalladora Peña

La carencia en defender derribos y la menor pegada y precisión en el 'striking', abocaron a Peña a una derrota irremisible. Moreno da el primer paso para recuperar el título mosca.

Foto: Amanda Nunes contra Julianna Peña en UFC 277 (UFC Español).
Amanda Nunes contra Julianna Peña en UFC 277 (UFC Español).

Defender un campeonato de la UFC una y otra vez es una de las tareas más difíciles que existen. La motivación y el impulso disminuyen constantemente con cada defensa del título, ya que el campeón pasa por la misma rutina a lo largo de cada pelea y el hambre de alcanzar más gloria inexorablemente va disminuyendo. Tras una caída sonada en su última actuación, Amanda Nunes ha dado esta noche un golpe de autoridad para afirmar que la mejor peleadora de MMA de todos los tiempos sigue vigente y que está aún muy lejos del retiro. Una contundente victoria sobre Julianna Peña en la decisión unánime de los jueces por (50–45, 50–44, 50–43) así lo ha refrendado.

El combate principal de UFC 277, disputado en el American Airlines Center de Dallas (Texas, EEUU), era la revancha de una de las mayores sorpresas de la historia. Al llegar a UFC 269, Amanda Nunes había ganado 12 combates consecutivos y parecía dispuesta a mantener sus títulos de peso gallo y pluma durante bastante tiempo. Julianna Peña truncó esos planes al vencer por sumisión en el segundo asalto a 'La Leona'. La pareja se enfrentaba por segunda vez en UFC 277, donde Nunes buscaba saldar cuentas y Peña intentaba demostrar a todos los escépticos que era más que una campeona accidental. Las dos fueron entrenadoras opuestas en la última temporada de 'The Ultimate Fighter', lo que aumentaba la tensión de cara a este enfrentamiento.

Por primera vez desde que ganó el campeonato de peso pluma femenino de la UFC en 2018, Amanda Nunes era la retadora en una pelea por el título. La brasileña dominó el pleito en todo momento. A pesar de estar muy comedida en los dos primeros asaltos, donde ambas luchadoras se mostraron respeto mutuo, estuvo más poderosa en el 'striking', logrando tirar a su rival hasta cuatro veces por sólidos golpes, especialmente lanzando su derecha por encima, aunque nunca aprovechó ese impulso para buscar rematar a su oponente. Quería asegurar su triunfo y no tentar a la suerte de caer en alguna sumisión o llevarse un golpe fatal fortuito.

El principal problema de la brasileña a lo largo de los años ha sido la gestión de su tanque de gasolina. Entre la resistencia al castigo de Peña y su tenacidad, existía la posibilidad de que la campeona pudiera encontrar algo de éxito si la pelea llegaba a las rondas de campeonato, siempre que pudiera absorber el daño de una paliza temprana. A partir del tercer asalto, Nunes se percató de que podía proyectar a su rival a su antojo y gestionar de esta manera mejor sus energías. Así lo hizo en las últimas tres rondas para castigar despiadadamente a Peña en el 'ground and pound' que ya en el cuarto lucía heridas profundas en el rostro. Únicamente hubo un momento de indecisión sobre quién iba a llevarse el pleito. Peña, desde una posición inferior en el suelo, estuvo a punto de someter a Nunes con una barra de brazo, pero la brasileña supo salir exitosa de esa encrucijada.

La carencia en la defensa de derribos y la menor pegada y precisión en el 'striking', abocaron a Peña a una derrota irremisible, aunque nunca cejó en plantear batalla. La peleadora de orígenes venezolanos no es una mala luchadora para los estándares del peso gallo, pero no está ni de lejos al nivel de Nunes. Ha sido evidente que, a pesar de sus innumerables excusas después de la primera pelea, Nunes estaba obsesionada con recuperar su cinturón. Y así lo ha demostrado.

Moreno da su primer paso para recuperar el cinturón

Brandon Moreno, cumpliendo con todos los pronósticos, es el nuevo campeón interino del peso mosca al vencer en el tercer asalto a Kai Kara-France y se enfrentará por cuarta vez al campeón indiscutido, Deiveson Figueiredo, en su siguiente cita. El combate coestelar de UFC 277 enfrentaba al excampeón Brandon Moreno contra el luchador emergente neozelandés Kai Kara-France. Moreno perdió por una ajustada decisión ante Deiveson Figueiredo el tercer encuentro por el título. Dado que Figueiredo no estaba preparado para el cuarto enfrentamiento, la UFC creó un título interino para que Moreno y Kara-France dilucidaran quién sería el próximo en disputar el cinturón indiscutible. Kara-France se había ganado esta oportunidad al encadenar tres victorias consecutivas, incluyendo un nocaut en la primera ronda sobre el excampeón de peso gallo Cody Garbrandt.

Moreno es, probablemente, el mejor peso mosca del mundo en este momento, y su habilidad y superioridad se pusieron de manifiesto. Aunque no pertenece a la élite en ningún área, mezcla su ataque de forma experta para mantener a sus oponentes en la expectativa sobre lo que va a presentar en cada momento. Así, el mexicano, que ya había derrotado a Kara-France por decisión unánime en su primer encuentro, volvió a demostrar su superioridad. La inteligencia de Moreno es el aspecto de su juego más subestimado. Aunque se siente cómodo dirigiendo el baile, se siente mejor como contragolpeador y al principio del pleito dejó a Kara-France el dominio del centro del octágono. Muy confiado, Moreno, dejaba que el neozelandés impactara con múltiples patadas bajas porque los golpes de poder eran asunto suyo. Su boxeo estuvo sólidamente establecido en torno a su jab, pero elegía sus disparos sin precipitarse para armar combinaciones hábiles con las que iba ganando los asaltos .

La pegada es lo que realmente marca la diferencia de Kara-France, que ha llevado su golpeo a otro nivel últimamente. El neozelandés había conseguido dos finalizaciones en el primer asalto en su actual racha de tres victorias. El mexicano, guardando las distancias, sin entablar locamente intercambios, cabeceaba mucho para evitar recibir golpes y mantenerse precavido ante este peligro real. Intentó llevar la pelea al piso varias veces, pero su rival sabía que cuanto menos se desarrollara el combate en la lona, más posibilidades tendría de ganar. Y logró evitarlo.

Al tercer asalto se llegó con el dominio de Brandon, aunque las estadísticas decían que Kara-France era el que más golpes había conectado, sobre todo por sus 'low kicks'. El neozelandés consiguió proyectar a Moreno, tras asirle una pierna al ejecutar una patada el mexicano. En el 'ground and pound', cortó Kara-France a su rival, al que tuvo contra las cuerdas por momentos mientras le castigaba con duros golpes. Pero Moreno pudo ponerse de pie. Azuzado por esta breve inferioridad, el mexicano redobló su ofensiva y pudo cazar a su rival con una sólida patada al hígado que definió al ganador del pleito. Solo le quedó rematar a su disminuido rival hasta que el árbitro paró la contienda. Después de sortear este hueso duro, ahora le toca luchar por cuarta vez con Figueiredo para volver a alcanzar la gloria.

El resto de finalizaciones de la velada

En el cartel principal, Sergei Pavlovich destruyó a Derrick Lewis en el primer minuto del primer asalto con una serie de combinaciones mientras avanzaba.

Alexandre Pantoja sometió a Alex Pérez con una llave de cuello desde la espalda en la primera ronda.

El árbitro detuvo el pleito en el segundo asalto a favor de Magomed Ankalaev que estaba castigando duramente a Anthony Smith, posicionado desde su espalda.

En los preliminares, Drew Dober noqueó a Rafael Alves con un sólido disparo al cuerpo.

El ecuatoriano Michael Morales acabó con Adam Fugitt en la tercera ronda hasta provocar la intervención arbitral.

Y Nicolae Negumereanu finalizó a Ihor Potieria en el segundo asalto con un castigo continuado de pie.

Defender un campeonato de la UFC una y otra vez es una de las tareas más difíciles que existen. La motivación y el impulso disminuyen constantemente con cada defensa del título, ya que el campeón pasa por la misma rutina a lo largo de cada pelea y el hambre de alcanzar más gloria inexorablemente va disminuyendo. Tras una caída sonada en su última actuación, Amanda Nunes ha dado esta noche un golpe de autoridad para afirmar que la mejor peleadora de MMA de todos los tiempos sigue vigente y que está aún muy lejos del retiro. Una contundente victoria sobre Julianna Peña en la decisión unánime de los jueces por (50–45, 50–44, 50–43) así lo ha refrendado.

Texas
El redactor recomienda