tuvieron que trasladar la pelea por jones

UFC 232: El increíble KO en 51 s de Amanda Nunes, la mejor luchadora de la historia

Jones se hizo con el título de los semipesados tras ganar a Gustafsson y Nunes ganó el del peso pluma tras vencer a Cyborg en la velada disputada en Los Ángeles

Foto: Jon Jones ganó a Alexander Gustafsson en el tercer asalto de su duelo en UFC 232. (USA TODAY Sports)
Jon Jones ganó a Alexander Gustafsson en el tercer asalto de su duelo en UFC 232. (USA TODAY Sports)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Todo empezó y acabó como siempre, con escándalo y victoria. Jon Jones no lo puede evitar. Él es así, el mejor de todos lo tiempos dentro del octógono y el tipo más torpe, escandaloso y controvertido fuera de él. En esta ocasión, sus errores ¿del pasado? le llevaron a dar un nuevo positivo por turinabol que obligó a UFC a trasladar la velada de Nevada a California. Sí, con todas las entradas vendidas, con buena parte de los aficionados con vuelos y hoteles comprados y con todos los luchadores instalados, UFC decidió mover el evento a otro estado por un luchador. Como la Comisión Atlética de Nevada no quería autorizar a Jones a pelear, le buscaron un lugar a conveniencia. Esto es lo que vale Jon Jones para UFC, más que todos los demás juntos. Eso sí, el estadounidense prometió volver a lo grande y así lo hizo. Acabó con Alexander Gustafsson en el tercer asalto.

Jones cedió el peso de la pelea a Gustafsson, que trató de hacer valer su superioridad con los puños, pero el neoyorquino ya se lo había aprendido de su primer enfrentamiento. Mantuvo la distancia utilizando las piernas para patear a su rival en diferentes alturas, nunca al mismo sitio, nunca con la misma pierna. Siempre lo hace y siempre le sale bien, solo que esta vez lo combinó, además, con una serie de entradas que le permitieron acortar la distancia. Y una vez dentro de la distancia, Gustafsson nunca supo adivinar si lo que le venía era una rodilla, un codo o un derribo. Así discurrió la pelea durante los dos primeros asaltos, en los que Jones se anotó los golpes más claros. Y en el tercero llegó el final. El campeón amagó, entró, derribó a su oponente, se hizo con la espalda de su rival y se acabó: lluvia de meteoritos sobre Gustafsson.

Lo que dijo Jones después de levantar el cinturón se veía venir. Y se veía venir desde hace meses. "Sé que hay un tipo que desde hace meses se hace llamar doble campeón, pero ya no lo es porque el campeón de semipesados soy yo. Daniel Cormier, papá ha vuelto a casa. Si quieres llamarte doble campeón tendrás que probarlo". La respuesta de Cormier no tardó en llegar en forma de tuit: "Pues claro que has ganado, siempre empiezas con una cabeza de ventaja". El actual campeón de los pesos pesados está indignado por el trato que recibe Jon Jones por parte de las instituciones. Después de lo que pasó entre ambos, Cormier no se cree nada de Jones, pero bien haría en hacerlo y empezar a preparar la pelea, porque no la va a poder evitar bien sea en el peso pesado o en el semipesado. Es la pelea que todos queremos ver.

En menos de un minuto, Amanda Nunes acabó con Cris Cyborg. (USA TODAY Sports)
En menos de un minuto, Amanda Nunes acabó con Cris Cyborg. (USA TODAY Sports)

Nunes, la mejor de la historia

La victoria de Jones no puede eclipsar de todas formas la otra gran noticia de la noche, que fue la impresionante victoria de Amanda Nunes sobre Cris Cyborg en 51 segundos. Amanda lo tenía todo en contra, nadie apostaba por ella. Que si Cyborg es más fuerte, que si Cyborg es más sólida, que si Nunes es buena pero no tanto como para ganar… Se oyó de todo en los días previos a la pelea que enfrentaba a Cyborg, la campeona del peso pluma, con Nunes, la campeona del peso gallo. Y la luchadora de Bahía le cerró la boca a todos y todas, incluida a su rival, que peleó con un exceso de confianza que pagó caro.

Cyborg se lanzó a conectar a su rival con esas mazas que tiene por puños. Grave error, porque en el intercambio su contrincante se mostró mucho más rápida que ella. Donde Cyborg lanzaba uno, Nunes, la leona, lanzaba casi dos. Uno de ellos alcanzó el mentón de la campeona del peso pluma, que en lugar de guardar la ropa se calentó y se fue a por su rival sin miramientos. Y por ahí se le fue definitivamente la pelea. Nunes le colocó dos derechas por encima de la izquierda de su rival que volvieron a sacudir un árbol que no tardó en caer.

Amanda Nunes tenía fe en sí misma, aunque pocos la creyeran. "Lo sabía, sabía que si la cazaba caía. Solo tenía que mantener la calma y esperar a que se lanzara". Parece que todo fue según lo planeado. Pocos lo esperaban, pero su victoria fue incontestable. Máximo respeto por la que ahora es bicampeona, que se se ganó estas palabras de Dana White, presidente de la UFC. "Es la mejor de todos los tiempos. Ha acabado con Shevchenko, con Ronda Rousey y ahora con Cyborg. La gente puede decir lo que quiera, pero es la mejor de todos los tiempos". Y lo es.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios