quinta derrota seguida del equipo azulgrana

El cambio radical que ha hecho entrar en barrena al Barcelona en solo dos semanas

La derrota de este domingo en casa ante el UCAM Murcia (94-97) hace saltar las alarmas en el equipo azulgrana, que acumula cinco derrotas consecutivas entre Liga Endesa y Euroliga

Foto: El Barcelona comenzó la temporada con cinco victorias. Luego ha perdido los cinco encuentros siguientes. (ACB Photo/V. Salgado)
El Barcelona comenzó la temporada con cinco victorias. Luego ha perdido los cinco encuentros siguientes. (ACB Photo/V. Salgado)

Ahí va una perogrullada: el deporte profesional es muy volátil. Ahí va otra: a un equipo como el FC Barcelona Lassa se le exige todo: ganar siempre, jugar bien, dar espectáculo; en definitiva, anular esa volatilidad intrínseca del deporte, hacerlo previsible ganando un día sí y otro también. Algún tropiezo de vez en cuando está permitido, a lo sumo dos, tres ya es una crisis. Ni hablar de cinco seguidos, que son los que encadena el equipo azulgrana en los últimos diez días.

Empezó perdiendo en Belgrado contra el Estrella Roja, siguió con otra derrota en Madrid ante el Estudiantes, cayó en casa contra el Zalgiris, en Milán contra el Olimpia y este domingo de nuevo en casa contra el UCAM Murcia. "Quiero hacer una reflexión de esta semana. Está claro que cinco derrotas consecutivas no son nada positivas", dijo este domingo Sito Alonso, que no entró a analizar la derrota por 94-97, sino que aprovechó la rueda de prensa para lanzar un mensaje a sus jugadores. "Es obvio que estamos preocupados, muy preocupados por el cambio radical en apenas unos días", continuó.

Ni con Bartzokas perdió cinco seguidos

Hace apenas dos semanas, todo eran elogios en el Palau. El equipo estaba invicto en la Liga Endesa y había debutado en la Euroliga con una abultada victoria ante el Panathinaikos. Sin tener a todos los jugadores disponibles aún, los primeros pasos del nuevo proyecto azulgrana eran ilusionantes. Pero de repente, el equipo comenzó a meterse en un agujero que cada vez parece más hondo. Donde antes había optimismo ahora hay caras serias por la angustia que provoca el recuerdo de la temporada pasada. Con Georgios Bartzokas, por cierto, el Barcelona no perdió cinco partidos seguidos. Hacía nueve años que no tenía una racha tan mala. "Lo que está pasando es grave y lo tenemos que solucionar de manera inmediata", dijo Sito.

Entre los factores que explican ese súbito descenso en el rendimiento azulgrana, el más importante es el bajón defensivo, aspecto al que se refirió Sito en la rueda de prensa. "A nivel defensivo, muchas veces estamos esperando a ver qué hace el rival, y eso es un error", analizó el técnico azulgrana, en referencia a toda la racha de derrotas y no solo al partido de este domingo.

Bajo rendimiento en defensa

El Barça no ha conseguido mantener en los últimos cinco partidos el nivel en defensa que mostró en los primeros cinco. En esos encuentros recibió 94 puntos por cada 100 posesiones, mientras que en los siguientes recibió 115,8, según cálculos propios. En ataque también ha empeorado, pero la diferencia es menor: de anotar 122 puntos por cada 100 posesiones a 107,3. (El cálculo sobre 100 posesiones sirve para igualar a todos los equipos, que no juegan al mismo ritmo. El dato de puntos recibidos en un partido no cuenta toda la historia, hace falta añadir el contexto: no es lo mismo recibir 100 puntos jugando a 80 posesiones que a 90. La eficiencia defensiva en el segundo caso será mayor).

"El equipo está pensado para defender todo el campo, presionar y arriesgar", explicó Sito Alonso, algo que no ha podido hacer en los últimos encuentros. En sus cinco victorias, el Barça promedió más de 77 posesiones; en sus cinco derrotas, no ha llegado a 74.

Un comienzo favorable

Viendo el calendario que ha tenido el Barça, quizá era irreal pensar que iba a mantener un nivel defensivo tan alto con el paso de las semanas. De sus primeros cinco partidos (Baskonia, Joventut, Burgos, Obradoiro y Panathinaikos), cuatro los jugó en casa. Y de sus cuatro rivales de la Liga Endesa, solo uno de ellos, el Obradoiro, tiene un balance positivo tras seis jornadas de competición. En casa ganó por una diferencia media de 26,2 puntos, pero en su única visita, a Badalona, venció por solo dos puntos de diferencia. Puede que ese inicio escondiera a un Barcelona más frágil de lo que aparentaba, aún por encajar las nuevas piezas. Lo que sí está claro es que el nivel medio de los último cinco rivales es superior, aunque eso no explica la racha de derrotas.

De lo que no se puede acusar a este Barça es de apatía, pecado que sí se vio en muchos momentos de la temporada pasada. En las cinco derrotas ha tenido opciones de ganar hasta los últimos minutos y ha luchado por evitar la derrota. "No, no lo creo en absoluto", respondió Sito cuando le preguntaron si el equipo tiene un problema de actitud. "Creo que en algunos partidos hemos dejado escapar algunas rentas buenas que teníamos. Nos ha faltado mentalidad y a veces el rival ha sido superior", añadió. Este domingo perdía 75-89 a poco más de cuatro minutos para el final y a punto estuvo de ganar. Y en el primer partido del curso, contra el Baskonia, iba 11 abajo al final del tercer cuarto.

El problema no es tanto que el equipo no reaccione, sino que tenga que hacerlo porque se duerme durante buena parte de los partidos. "Necesitamos sacar carácter en algunos jugadores. De lo que más preocupado estoy es que en los primeros 35 minutos de partido no hemos visto al equipo que yo quiero ver. Todo lo que no ha funcionado es responsabilidad mía".

Thomas Heurtel está siendo el mejor jugador del FC Barcelona Lassa en los que va de temporada. (ACB Photo/V. Salgado)
Thomas Heurtel está siendo el mejor jugador del FC Barcelona Lassa en los que va de temporada. (ACB Photo/V. Salgado)

"Intensidad. Quien no la tenga no jugará"

"Mi tono es agresivo porque creo que nunca había perdido tantos partidos ni con otros equipos a los que he entrenado. La exigencia que vamos a dar cada posesión será total. Tenemos que ser mucho más duros. Queremos un nivel intensidad alto. Los jugadores que no lo tengan no jugarán” avisó. De momento, solo Thomas Heurtel está rindiendo con regularidad. El resto encadena buenas actuaciones con partidos malos. Los casos más destacados son los de Adam Hanga y Phil Pressey, uno de los pocos destacados contra el UCAM.

Todos los malos síntomas se suavizan si se mira al calendario y se ve que aún estamos en octubre y que solo se han jugado 10 partidos de los más de 80 que puede acumular el equipo cumple los objetivos que se propone. Pero para ello tiene que mejorar de inmediato. Y el próximo rival no es el más propicio: el Olympiacos, colíder invicto de la Euroliga, visita el viernes el Palau.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios