sus 14,73 metros son la nueva plusmarca

Ana Peleteiro, de las pesadillas a los sueños: medalla de oro europea y récord de España

Ana Peleteiro sigue creciendo y ya es campeona de Europa. Lo hizo con un salto de 14,73 que mejoró el anterior récord de España de Carlota Castrejana

Foto: Ana Peleteiro posa con la bandera de España tras ganar el oro en triple salto en los Campeonatos de Europa de Glasgow. (EFE)
Ana Peleteiro posa con la bandera de España tras ganar el oro en triple salto en los Campeonatos de Europa de Glasgow. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Solo Ana Peleteiro sabe lo feliz que estaba tras ganar este domingo la medalla de oro en los Campeonatos de Europa. Y solo ella sabe lo que ha tenido que pasar en el último mes para superar una lesión que casi le impide viajar a Glasgow. Pero viendo su reacción tras su último salto y escuchándola hablar después de celebrar el mayor éxito de su carrera, no es difícil hacerse una idea. La gallega irrumpió en 2018 en la elite del triple salto y este año, en su primera oportunidad, ha confirmado que no tiene intención de moverse. Su salto de 14,73 metros, nuevo récord de España, es la prueba.

En un año, Peleteiro se ha construido un palmarés que muchas atletas no alcanzan en toda una carrera: bronce mundial en pista cubierta, bronce europeo al aire libre y oro europeo en pista cubierta. En paralelo, su mejor marca no ha parado de mejorar: desde aquel 14,20 de hace justo dos años en Belgrado con el que superó por fin su registro de juvenil a este 14,73 que es la mejor marca europea de la temporada. Un salto enorme en su carrera.

Todo eso consiguió Peleteiro tras un mes sin casi poder entrenar en condiciones. "La verdad es que solo estar aquí ya era un premio a no rendirse, a no tirar la toalla durante este mes", explicó la atleta a Teledeporte. "Mi primer triple salto fue el martes antes de venir para aquí con nueve apoyos. Mi entrenador se ha tenido que tirar de los pelos para buscar la manera de hacer el trabajo". Ese entrenador es Iván Pedroso, la leyenda del salto de longitud que la entrena en Guadalajara y que le ha dado las herramientas para que su talento brille.

"He estado teniendo pesadillas frustrantes. Y en los últimos días iba soñando con competiciones. 'Estoy soñando que salto 14.68 todos los días', le decía a mi entrenador. Y él me decía: 'Pues hazlo". Y Peleteiro lo hizo. Se ha convertido en una competidora fantástica. Tan importante es saltar mucho como hacerlo cuando lo necesitas, no cuando te sale. Estar lista en el momento justo es una virtud que da medallas. En Glasgow, la atleta española comenzó con dos nulos, el segundo de ellos bastante largo, tanto que parecía récord de España. Eso no la paralizó y en el tercer intento saltó 14,56 metros, marca personal y suficiente para ponerse primera. Luego llegó el 14,73 a la que ninguna rival se acercó. "Sabía que para ganar había que hacer marca pesonal", dijo. Y lo hizo dos veces.

Peleteiro acaba de cumplir 23 años, pero en su trayectoria ha sido irregular, quizá demasiado, aunque los éxitos actuales compensan cualquier problema anterior. Decir que la gallega ha pasado por altibajos es quedarse corto. Las pesadillas y los sueños no solo resumen su último mes, sino toda su carrera. Hubo un tiempo en que preguntar por ella era recibir noticias no muy esperanzadoras. La niña prodigio que ganó un mundial júnior siendo juvenil parecía estancada. Y puede que lo estuviera, pero tenía dos cosas a su favor: el tiempo (con 20 años las carreras están aún empezando) y el talento. Otros atletas quizá no reciben una segunda oportunidad (o una tercera), pero con Peleteiro habría sido un delito no dársela.

Ana Peleteiro se quitó el dorsal tras ganar el oro europeo en Glasgow. (Reuters)
Ana Peleteiro se quitó el dorsal tras ganar el oro europeo en Glasgow. (Reuters)

La decisión de entrenar con Pedroso, junto a un grupo de atletas de máximo nivel entre los que está Yulimar Rojas, fue fundamental. "Si antes ya confiaba en Iván (Pedroso), ahora le hago la ola. No hay nada más bueno que tu entrenador te transmita esa confianza", explicó tras ganar el oro. Esa confianza no nace de la nada. No se la ha inventado el entrenador cubano, sino que la ha hecho aflorar. Al hacerlo ha nacido "una supertaleta", como la definió Carlota Castrejana, a quien acaba de quitar el récord de España. "Emociona, siente el atletismo y tiene pasión cuando compite", dijo.

"Es un orgullo para mí pasar a ser la mejor española de la historia hasta ahora", declaró Peleteiro sobre un récord que no le obsesionaba, aunque reconoció que llevaba tres años con él en mente. Que lo superara era cuestión de tiempo, nadie dudaba de que lo iba a batir. Su capacidad competitiva le llevó a hacerlo en una final europea para ganar el oro. Peleteiro ya ha olvidado las cadenas que ataban su talento y ahora vuela libre y desafiante. Nada más realizar su último salto se quitó el dorsal y lo levantó para señalar su nombre. Como diciendo esta soy yo, aquí estoy. El próximo objetivo es el Mundials de Doha.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios