Djokovic, el ídolo caído al que todos dan la espalda, se guarda un último as en la manga
  1. Deportes
NUEVO PROBLEMA PARA NOLE

Djokovic, el ídolo caído al que todos dan la espalda, se guarda un último as en la manga

Después de muchos días de dudas, el ministro de Inmigración Alex Hawke ha confirmado que retira el visado del tenista serbio otra vez, que podría recurrir de nuevo a la Justicia

Foto: Djokovic, entrenando en Melbourne. (EFE/EPA/James Ross)
Djokovic, entrenando en Melbourne. (EFE/EPA/James Ross)

Novak Djokovic continúa dando muchísimo que hablar. Los problemas del tenista serbio en Australia van en aumento después de que el ministro australiano de Inmigración, Alex Hawke, haya cancelado este viernes nuevamente el visado del tenista número uno del mundo, lo que da paso a su deportación. Ya hasta su país critica lo que está pasando y, ahora, solo un último as en la manga le podría permitir comenzar el torneo a falta de una resolución definitiva.

Ha sido la primera ministra de Serbia una de las que más severas se han mostrado, asegurando que, si el tenista no ha cumplido con la normativa covid de su país, se enfrenta a "graves sanciones". "Si eres positivo, tienes que aislarte. No sé cuándo recibió los resultados y cuándo los vio, es una zona un poco gris que solo puede responder Novak, pero, si es cierto, es un grave violación", aseguró Ana Brnabic en una entrevista con la BBC. Una situación compleja que se va desmadejando.

Foto: Agassi, con Djokovic en el Open de Austria de 2018. (Reuters)

Brnabic se refiere al hecho de que Djokovic tuviera varios actos públicos, en los que se le pudo ver sin mascarilla y sin distanciamiento social, precisamente en los dos días posteriores a que diera positivo por covid. Así lo confirmaron sus propios abogados en el documento en el que trataban de acreditar que, a pesar de no tener la pauta de vacunación, había recibido un permiso especial para poder jugar el Open de Australia por haber pasado la enfermedad —por segunda vez— recientemente.

Recordemos que Djokovic es todo un ídolo en Serbia, considerado uno de los mejores deportistas de todos los tiempos. De hecho, tras las primeras informaciones en las que se hacía público que no podía entrar en Australia —algo que posteriormente corrigió la Justicia—, centenares de personas salieron a las calles para manifestarse por lo que consideraban un ataque a su jugador. Ahora, una de las máximas autoridades del país habla claro de una situación que podría conllevar pena de cárcel.

Pero Serbia no es el único lugar donde Djokovic ha caído en desgracia. Es el jugador que más Open de Australia tiene de la historia, con nueve, y se ha convertido en un mito en el país oceánico por sus méritos deportivos... hasta ahora. De hecho, una macroencuesta realizada entre los habitantes locales por News Corp habla claro: de los 60.000 preguntados, casi 50.000 (49.800), el 83%, consideraban que Djokovic debería de ser deportado de manera definitiva. La gente ha hablado.

También los tenistas muestran su opinión contraria, como es el caso de Stefanos Tsitsipas, número cuatro del mundo. En una entrevista a WION, fue claro: "Ha estado jugando con sus propias reglas. Nadie hubiera pensado: 'Puedo ir a Australia sin vacunarme y sin tener que seguir los protocolos'. Para Novak, ha funcionado de otra manera y se necesita mucho atrevimiento para hacerlo. Ha puesto en riesgo jugar un Grand Slam, hace que el resto parezcamos tontos". Casi nada.

placeholder Foto: Reuters/Loren Elliott.
Foto: Reuters/Loren Elliott.

Su última oportunidad

Djokovic es consciente de que su situación es, cuando menos, complicada. Ha reconocido públicamente que se saltó el aislamiento obligatorio tras contraer el coronavirus para acudir a varios eventos —en los primeros, afirma que lo desconocía; en otros, que se vio en la obligación de ir en lo que llama "un error de juicio"— y, además, afirmó que hubo "un error humano" en su declaración de entrada a Australia —realizada por su agente— al indicar que no había viajado a ningún lugar antes de ir a jugar el torneo, cuando en sus redes sociales confirmó que estuvo en esas fechas tanto en Serbia como en España.

Djokovic depende del ministro de Inmigración.

Aún así, el tenista ha conseguido en parte su objetivo: que se alargue la decisión final y, con ello, que el comienzo del torneo se acerque. Confía en que la Justicia le dé la razón por mostrarse abierto a colaborar con ella y con el único objetivo de poder jugar. Cree que haber reconocido públicamente sus errores le puede ayudar y que la cercanía de su debut puede jugar a su favor: "El señor Djokovic podría tener que jugar el lunes o el martes. En esas circunstancias, estamos muy preocupados por el tiempo", dijo Nicholas Wood, abogado de Djokovic, durante la vista de este viernes. La falta de espacio para decidir es su as bajo la manga.

Ahora, una vez cancelado su visado y tras celebrarse una vista rápida, el juez Anthony Kelly ha decidido elevar el caso a la Corte Federal, por lo que se complica la situación para Djokovic, que será detenido este viernes a las 22:00 hora española con el objetivo de "no formar un circo mediático" y, posteriormente, deberá declarar, casi con total seguridad a lo largo del sábado, para que el juez tome una decisión definitiva antes del comienzo del Open de Australia. Djokovic sigue confiando en una resolución positiva por su buena fe pero, ahora, será el tiempo el que juzgue qué ocurre con él. Aún así, su reputación ha quedado manchada y será difícil recuperarla.

Novak Djokovic Serbia Australia Coronavirus
El redactor recomienda