Es noticia
Sainz se queda solo en el Dakar. ¿Qué le podría ocurrir los próximos días?
  1. Deportes
es líder con más de hora sobre el segundo

Sainz se queda solo en el Dakar. ¿Qué le podría ocurrir los próximos días?

La pareja española se queda en cabeza y en solitario en el Dakar, con grandes opciones para lograr la segunda victoria. A pesar de ello, o por ello, será un día a día de infarto hasta el final

Foto: Carlos Sainz y Lucas Cruz alcanzaron el liderato del Dakar en la etapa del sábado. (EFE)
Carlos Sainz y Lucas Cruz alcanzaron el liderato del Dakar en la etapa del sábado. (EFE)

"Hay media hora de diferencia entre Peterhansel y Sainz, es mucho. Estamos en la etapa cinco. Faltan nueve o diez o la maratón. Cuando acabemos la etapa maratón quedará por hacer la mitad del rally. Eso Stéphane lo sabe, y Carlos lo sabe. Si empiezan a pelearse ahora con tres Toyota detrás será una mala idea. Lo saben". Así le hablaba Bruno Famin la semana pasada a nuestro compañero Jesús Balseiro, de 'AS'. Hoy el panorama ha cambiado radicalmente. Carlos Sainz es el líder, y con más de una hora de ventaja. Es de suponer que Famin mantendrá su criterio con mayores motivos todavía.

El Dakar se ha puesto de cara para Sainz y Lucas Cruz. ¿Logrará el piloto español su segunda victoria en el Dakar? ¿Logrará cerrar con un broche de oro una impresionante trayectoria deportiva de tres décadas al máximo nivel de competitividad? Comienza ahora una angustiosa cuenta atrás en cinco actos.

Foto: Joan Barreda en un punto entre Uyuni y Tupiza, se parados por 498 kilómetros cronometrados. (EFE)

El cabreo de 2017

Esta edición es para Peugeot una prueba de fuego inesperada. El pasado año arrasó con tres de sus cuatro coches, este se ha complicado de manera extraordinaria e inesperada. Primero fue Cyril Despres, que arrancó una rueda. Sébastien Loeb reconocía la semana pasada que no sabía atacar en determinadas condiciones de arena y acabó en una hoya. Pero el colmo era ver a StéphanePeterhansel, prodigio de la consistencia dakariana, arrancar de cuajo la suspensión trasera. Sainz y Cruz son líderes con todo mérito.

Estos días, el piloto español habrá recordado el episodio que en 2017 le enfrentó a Bruno Famin. En la etapa de Tupiza, Sainz se fue por un barranco “cuando más lento rodaba, aunque la gente no se lo crea”. Eran los primeros compases, y acababa de ponerse líder provisional de la carrera. Fue Un error que le atormentó mucho tiempo después de acabado el Dakar. Por amor propio, por la victoria perdida y por la actitud del equipo. Aquella noche el cabreo fue superior. Famin decidió que el equipo no iba a arreglar su montura a pesar de la insistencia expresa de Sainz. Según el responsable de Peugeot, los daños no justificaban poner al equipo a disposición del coche de Sainz durante toda la noche.

placeholder Carlos Sainz, junto a Lucas Cruz, persigue su segundo triunfo en el Dakar. (EFE)
Carlos Sainz, junto a Lucas Cruz, persigue su segundo triunfo en el Dakar. (EFE)

¿Y si Peterhansel ganara este Dakar?

Al español le honraba que no tenía nada que ganar ya, pero quería seguir en carrera por pura dignidad profesional, por no irse a casa con semejante sabor de boca. Se produjo un fuerte enfrentamiento y un enfriamiento de la relación que amenazó la continuidad de Sainz en Peugeot y su presencia en este Dakar. Paradojas del destino, Famin se ha encontrado estos días en una posición similar a la de 2017. Pero con Cyril Despres. Cuando el accidente de hace cuatro días destrozó su coche, decidió en esta ocasión que los mecánicos de los diferentes equipos pasaran toda la noche centrados en reparar el 3008 del francés.

Fue una decisión justificada porque Peugeot no tiene asegurada la victoria todavía. El accidente de Peterhansel lo confirmó. El francés rodaba el sábado a un ritmo muy fuerte a la caza de Sainz, quizás superior al que está acostumbrado. Porque cometió un error inusual en él. Que Despres siguiera en carrera permitió asistir a Peterhansel, porque desguazó la mitad de ese coche recién reparado por el equipo para montarlo en el accidentado, con toda la parte trasera destrozada. Famin había asegurado con Despres un ángel de la guarda para sus pilotos, lo que no había hecho con Sainz el año anterior. Queda mucho Dakar y muy duro por delante. Peterhansel podría colocarse de nuevo en segunda posición y capitalizar, quién sabe, hipotéticos problemas Sainz en los próximos días. La decisión de Famin en 2018 podría suponer otra victoria de 'Monsieur Dakar'.

placeholder Despres asistió a Peterhansel, que perdió el liderato del Dakar en la séptima etapa.
Despres asistió a Peterhansel, que perdió el liderato del Dakar en la séptima etapa.

Cinco días de extrema tensión

De momento, si Famin es coherente, el Dakar debería estar acabado en el seno de Peugeot. Peterhansel ni puede ni debe intentar recortar más de una hora en cinco días a base de atacar. El objetivo razonable para el equipo debería ser asegurar la segunda posición. Por su parte, Sainz debe cuidar al máximo dónde pone cada rueda en cada kilómetro y cada rumbo que toma, lo que exigirá una especial tensión y concentración para el piloto y copiloto. Serán días de extrema tensión a pesar de la holgura de su ventaja.

Porque en el Dakar no solo hay que derrotar a los rivales, también a la misma carrera y a sus múltiples trampas. Además, en esta carrera lo coches tienen memoria. A medida que avanza la prueba las monturas van acumulando un esfuerzo y desgaste que pueden saltar en el momento más inesperado. En este sentido, Sainz y Cruz seguirán expuestos hasta el último día. Y no es un tópico, como el propio Peterhansel sabe por propia experiencia.

placeholder La etapa de este lunes en el Dakar se ha suspendido. (EFE)
La etapa de este lunes en el Dakar se ha suspendido. (EFE)

La 'mala suerte'... de los demás

El francés tenía en la edición 2003 la victoria prácticamente asegurada. Llevaba casi media hora de ventaja sobre su compañero de equipo Hiroshi Masuoka al comenzar la penúltima etapa del Dakar. Sí, la penúltima. Pero en una jornada casi de trámite sufrió problemas inesperados en su radiador primero y el triángulo de la suspensión después. Perdió toda su ventaja y la victoria a falta de un solo día…

Sainz y Cruz han completado la octava etapa del domingo sin problemas. La novena se han cancelado por problemas con las lluvias. Pero el Dakar siempre tiene su maza levantada. Después de constatar en esta edición la hecatombe de Mini, las desventuras de Al Attiyah y De Villiers en Toyota, los problemas de Despres, Loeb y Peterhansel... Si les hubiera ocurrido algo parecido a sus rivales, ¿qué estarían diciendo en España quienes suelen acogerse al cliché facilón de la ‘mala suerte’ del español? Porque Sainz y Cruz son líderes en solitario. Queda menos, pero aún queda mucho Dakar.

El redactor recomienda