PREPARA CAPUCCINOS Y MACCHIATOS FÁCILMENTE

Los mejores espumadores de leche para conseguir una cremosidad de barista

Tu propio café con leche puede tener una presentación de barista. Pásate al siguiente nivel, solo necesitas un espumador de leche profesional y sacar el artista que llevas dentro

Foto: Los mejores espumadores de leche para los usuarios
Los mejores espumadores de leche para los usuarios
Autor
Tiempo de lectura12 min

Un espumador de leche eléctrico o manual es un dispositivo imprescindible para disfrutar del mejor café capuccino, latte o macchiato que podamos imaginar sin necesidad de salir de casa. Aportan la textura adecuada al lácteo desnatado o a bebidas vegetales rápidamente y del mismo modo que lo hacen en los bares y cafeterías más selectas. Esto queda claro al probar el batidor Sedhoom que encabeza esta comparativa y que ha sido elegido como el mejor espumador de leche del momento según las opiniones de sus compradores en Amazon. Posee una estructura de acero inoxidable, es fácil de limpiar y hace muy poco ruido. Sin duda, un aparato inteligente y ergonómico básico para cualquier barista que, como veremos, da también un toque único al sabor y al aroma del café. Eso sí, posee una fuerte competencia.

El mejor, nuestra elección: Espumador de leche eléctrico Sedhoom

Arrancamos con el mejor espumador de leche de la marca Sedhoom según las opiniones de los usuarios de Amazon. En concreto, es nuestra elección recomendada por su valoración de 4,5 sobre 5 con un 75 % de reseñas de 5 estrellas en este portal. De él dice JM Cazorla que es “un espumador de leche muy potente, silencioso y con cuerpo de acero inoxidable”, a lo que Xaimeca añade que “es una batidora de leche con diseño inteligente y ergonómico ideal, además, para hacer batidos y huevos”.

El mejor espumador de leche eléctrico de Sedhoom
El mejor espumador de leche eléctrico de Sedhoom

Este espumador de leche inalámbrico funciona con 3 pilas AAA y apenas pesa 145 gramos. Su nivel de eficiencia energética es A+ e incluye un cabezal sencillo y otro doble que genera espuma en solo 10 segundos. Está fabricado en plástico alimentario ABS y acero inoxidable, por lo que es muy fácil de limpiar. Además, ofrece 12 meses de garantía y es muy silencioso.

Segunda opción: Espumador de leche silencioso VAVA

Continuamos esta comparativa con el que, para los usuarios de Amazon, es el mejor espumador de leche de la marca VAVA. Además, es el más vendido en este portal y posee una nota media de 4,3 sobre 5 con un 60 % de opiniones de 5 estrellas. “Un espumador de leche con forma de jarra que elabora espuma perfecta para capuccinos y café lattes” nos cuenta Ismael Blanco Ruiz. Por su parte, RM afirma que “buscaba ofertas en espumadores de leche y encontré este modelo de acero inoxidable y que puede trabajar en frío y en caliente. Por ese precio, ni me lo pensé”.

Este es el mejor espumador de leche de VAVA
Este es el mejor espumador de leche de VAVA

Tras analizar este espumador de leche VAVA, debemos destacar que posee modos de funcionamiento para calentar y espumar y que es apto para elaborar capuccinos, macchiatos y lattes. Por este motivo, incluye un sistema de seguridad frente al sobrecalentamiento. Además, incluye una batidora adicional para generar mayor volumen de espuma. Su revestimiento interior está libre de pegamento y es antiadherente. En él se puede introducir hasta 115 ml de leche.

Alternativa: Espumador de leche manual bonVIVO FOMO

Como alternativa a los dos modelos anteriores, queremos hablar del que es el mejor espumador de leche de la marca bonVIVO teniendo en cuenta las calificaciones aportadas por los clientes de Amazon. Este es un dispositivo manual que cuenta con una puntuación de 4,6 sobre 5 con un 79 % de valoraciones de 5 estrellas. JoseLu dice de él que es “un espumador de leche manual muy fácil de usar y que ha sido diseñado por una de las mejores marcas del momento como es VIVO”. Asimismo, María comenta que “su recipiente de cristal permite controlar en todo momento el nivel de la espuma” y que “es fácil regular el movimiento para crear espuma ligera o espesa”.

El mejor espumador de leche manual de bonVIVO FOMO
El mejor espumador de leche manual de bonVIVO FOMO

Este batidor de leche manual está formado por un recipiente de vidrio de 400 ml con tapa protectora antisalpicaduras. Además, posee una banda de goma extraíble para garantizar un buen agarre e impedir que el usuario se pueda quemar. Por su parte, los cabezales son de acero inoxidable de alta gama. También cuenta con un diseño de estilo retro muy elegante e ideal para dejar a la vista en la cocina. Funciona con diversos tipos de leche, incluidas las vegetales. Por ello, es el espumador de leche recomendado para vegetarianos y veganos.

¿Cómo elegir adecuadamente un espumador de leche eléctrico y qué tener en cuenta antes de comprar uno?

Tras analizar centenares de opiniones de espumadores de leche, hemos llegado a la conclusión de que estos son los aspectos a tener en cuenta antes de elegir uno eléctrico en concreto:

  1. La capacidad del recipiente: dependerá, por un lado, de la cantidad de personas para las que solemos preparar café y, por otro, si dispone de función de calentamiento. El volumen de la leche al ser espumada a temperaturas altas es mayor que si se hace en frío. En base a esto se puede distinguir entre una mini batidora espumosa y un espumador industrial o profesional, por ejemplo.
  2. Los materiales de fabricación: los mejores espumadores de leche son de acero inoxidable. Este material es fácil de limpiar y muy resistente.
  3. El diseño: los espumadores de leche con acabado metálico y diseño moderno poseen una estética más atractiva. Algo indispensable si van a quedar a la vista dentro de la cocina.
  4. Emisión de ruidos: las mejores batidoras de leche emiten menos de 30 dB.
  5. Limpieza: debemos buscar un modelo cuyo recipiente sea antiadherente y antisalpicaduras.
  6. Potencia: cuanta mayor sea, más rápido generará la espuma. Además, esta será de mejor calidad. Hay muchas batidoras de leche con buena relación calidad-precio que incluyen un potente sistema de espumado con este fin.
  7. Versatilidad: no todos los modelos permiten crear espuma en leches vegetales o cremas. Se trata de un aspecto muy a tener en cuenta para los veganos amantes del café y que suele ser exclusivo de los mejores espumadores de leche.
  8. Extras y accesorios: las mejores marcas de espumadores de leche diseñan modelos con soporte de sujeción, con doble resorte o con doble cabeza en el batidor, por ejemplo. Además, es importante que nos aseguremos de que el recipiente posea un revestimiento seguro, indicador de leche y, en caso de calentar, sistema de protección contra el sobrecalentamiento y anti escaldado.

¿Qué es un espumador de leche y qué tipos hay?

Un espumador de leche es un pequeño dispositivo que, como su propio nombre indica, sirve para generar espuma en la leche. Esto es ideal para dar ese toque perfecto y delicioso a nuestro café, nuestros batidos y nuestras bebidas preferidas en general que contengan productos lácteos.

Existen varios tipos de espumadores de leche:

  1. Espumador de leche eléctrico: se trata de un dispositivo con forma de jarra que, para funcionar, debe conectarse a un enchufe. Basta con verter en él el lácteo hasta la marca indicada, pulsar el botón de encendido y dejar funcionar hasta que aparezca la espuma. Además, permite espumar y calentar, es decir, calienta la leche a la vez que crea dicha espuma.
  2. Espumador de leche manual: el de toda la vida. Está compuesto por un recipiente en forma de olla o jarra y un émbolo de malla. Sirve para espumar en frío y en caliente y es muy fácil de usar. Basta con llenar el recipiente y bombear el émbolo hacia arriba y hacia abajo hasta alcanzar la cantidad de espuma deseada. Es el tipo de espumador de leche barato por antonomasia.
  3. Espumador de leche de mano: también llamado batidora espumadora. Posee un diseño de agarre ergonómico y funcionan con batería, con pilas o con cable de conexión a un enchufe. Incluyen un vaso para el líquido y se manejan exactamente igual que una batidora de mano.

¿Cómo usar un espumador de leche?

No importa si vamos a usar espumadores de leche profesionales o económicos. El mecanismo de uso es el mismo:

  1. Elegir leche con una fecha de caducidad lejana: esto se debe a que contendrá menos cantidad de glicerol y, por lo tanto, retendrá más fácilmente las burbujas. Además, generar espuma en leche desnatada es mucho más fácil que en leche entera.
  2. Rellenar la jarra o el vaso del batidor de leche hasta 1/3 de su capacidad o, en su defecto, hasta la marca indicada.
  3. Si no utilizamos leche fría, dejar reposar el recipiente 30 minutos en el frigorífico.
  4. Pulsar el botón de encendido del espumador o batidora de leche eléctrico y esperar a que se genere la espuma. Si es de tipo manual, bombear el émbolo.

¿Por qué comprar un espumador de leche eléctrico?

Comprar un espumador de leche nos reportará los siguientes beneficios:

Todo buen cafetero latte necesita el aporte extra de cremosidad que ofrecen los espumadores de leche

  1. Cafés a nuestro gusto: con ellos podremos dar fácilmente el toque de espuma que nos gusta a nuestro capuccino o latte.
  2. Ahorraremos dinero: el precio de los espumadores de leche es muy económico. Al no tener que bajar al bar a tomar nuestro café, amortizaremos el nuestro muy rápido.
  3. Son muy versátiles: pueden utilizarse con todo tipo de leches. Hablamos tanto de las leches enteras, semidesnatadas y enteras de vaca como de las cremas de leche y de las leches vegetales de soja, de almendras o de coco, por ejemplo.
  4. Son fáciles de usar: podemos obtener la espuma que deseamos en pocos minutos. Tambíen son fáciles de limpiar.
  5. Útiles para muchas otras cosas: un espumador de leche multifuncional nos servirá también para dar el toque perfecto a nuestros batidos de frutas, nuestros helados caseros o nuestros tés con leche. De hecho, hasta se puede usar como emulsionador de leche.
  6. Bajo nivel de ruido: los mejores espumadores de leche cuentan con tecnología silenciosa. Podremos usarlos a primera hora de la mañana sin despertar a nuestros hijos.
  7. Portátiles: hoy en día, existen espumadores de leche con USB recargable, baterías y pilas que pueden ser transportados a cualquier lugar. ¡Hasta podemos llevárnoslos de vacaciones!

¿Qué se debe hacer primero? ¿Vaporizar la leche o preparar el café?

Primero se debe vaportizar la leche y, después, realizar el café. Esto se debe a que la espuma necesita un breve tiempo de reposo para eliminar las burbujas creadas de mayor tamaño. En concreto, los pasos son los siguientes:

  1. Poner la leche en el recipiente del espumador. Si tiene función de leche fría y caliente, la activamos hasta alcanzar los 65-68 ºC
  2. Preparar el café y verterlo en una taza hasta que aparezca un poco de espuma dorada.
  3. Para acelerar la eliminación de las burbujas grandes, dar algunos golpecitos a los laterales del recipiente.
  4. Echar la leche al café con suavidad.

¿Cómo cremar la leche para hacer capuccinos?

Para preparar el capuccino perfecto, la proporción debe ser de 1/3 de café, 1/3 de leche y 1/3 de crema de leche. En concreto, se entiende por cremar leche el proceso por el cual se inyecta aire a presión en el líquido, lo que genera millones de micro-burbujas que cambian por completo la textura del lácteo. Sin duda, se trata de uno de los tipos de espuma más habituales en el sector barista.

Consigue resultados de barista con los mejores espumadores de leche (Foto: Amazon)
Consigue resultados de barista con los mejores espumadores de leche (Foto: Amazon)

Aquí vamos a explicar cómo cremar el lácteo con un espumador de leche inalámbrico o manual:

  1. Poner la jarra y la leche de vaca en el mismo lugar, ya sea el frigorífico o la despensa. Esto se debe a que ambos elementos deben estar a la misma temperatura.
  2. Llenar 1/3 del recipiente del espumador con la leche elegida.
  3. Si es un espumador de leche con termostato incluído, con controlador de temperatura y con apagado automático, lo tendremos muy fácil para llegar a la temperatura adecuada. Si no es así, tendremos que usar un termómetro y asegurarnos de alcanzar un valor comprendido entre los 65 y los 68 ºC.
  4. Introducir el cabezal del espumador 1,5 cm en la leche, no más, y accionar. En caso de tratarse de una batidora de leche manual, sujetarla con un grado de inclinación de entre 20 y 30º.
  5. Mientras espumamos la leche, debemos girar suavemente el recipiente en el sentido de las agujas del reloj. Hacer esto hasta que el líquido, gracias a la espuma, haya doblado su tamaño.
  6. Cuando esté a punto, introducir el cabezal del espumador de leche hasta el fondo y batir durante unos segundos.
  7. Sacar el cabezal del espumador y remover suavemente hasta servir la leche en el capuccino.

Espuma de leche y crema de leche, ¿es lo mismo?

No, aunque a veces ambos términos se usen como sinónimos. De hecho, salvo en el universo barista, no hay diferencias.

En concreto, la espuma de leche, como dijimos anteriormente, se basa exclusivamente en la inyección de aire a presión para generar pequeñas burbujas. En cambio, la crema de leche incluye también una determinada concentración de grasa, la cual hace que el líquido se espese y se mantenga así durante más tiempo.

Podemos distinguir entre 3 tipos de crema de leche:

  1. Ligeras: se elaboran a partir de leche desnatada y son las usadas más habitualmente para el café y las salsas.
  2. Espesas: poseen, como máximo, un 55 % de materia grasa. Se producen con leche semidesnatada o entera y se utilizan, generalmente, en repostería.
  3. Muy grasas: tienen hasta un 80 % de materia grasa. Es espléndida para elaborar mantequillas.

¿Qué diferencia hay entre un café Latte y un Capuccino?

En esta comparativa de espumadores de leche nos hemos encontrado tanto con batidores para capuccino como para café latte. Esto nos ha llevado a pensar cuáles son las diferencias entre uno y otro.

Ambos se elaboran a partir de café espresso, leche vaporizada y espuma. Sin embargo, la diferencia fundamental radica en las proporciones de esos ingredientes. Como dijimos antes, un capuccino posee 1/3 de café espresso, 1/3 de leche y 1/3 de espuma o crema de leche. En cambio, un café latte cuenta con ¾ partes de leche y el resto se reparte entre el café y la espuma.

Por lo tanto, si nos gusta el café cargado, debemos preparar capuccino. En cambio, si preferimos el café suave, el latte nos vendrá mucho mejor. Sin duda, un detalle importante a la hora de elegir el mejor espumador de leche posible según nuestros gustos.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios