Premios Goya 2018: El techo de cristal del cine: menos premios, nominaciones y financiación si eres mujer. Noticias de Premios Goya
los datos detrás de los goya

El techo de cristal del cine: menos premios, nominaciones y financiación si eres mujer

La desigualdad empieza ya a la hora de buscar dinero: por cada 6,5 euros públicos que han ido a una película dirigida por una mujer, 10 han ido a una con dirección masculina

Foto: La actriz Emma Suárez recibió dos premios Goya en 2017. (EC)
La actriz Emma Suárez recibió dos premios Goya en 2017. (EC)

La directora Paula Ortiz, con su película 'La novia', consiguió 12 nominaciones en los premios Goya 2016, una edición en la que hasta dos directoras optaban al galardón en esa categoría. "Antes de la gala ya lo dije: fue algo coyuntural y a la hora de la verdad el voto fue muy conservador", señala Ortiz. Su producción ganó dos de los 12 galardones a los que optaba. Uno fue para su director de fotografía, hombre, y otro para una categoría femenina, la de actriz de reparto.

En la historia de las nominaciones a los premios más importantes del cine español, solo hay un 21,6% de mujeres, según consta tras analizar la información oficial del galardón y tras excluir las categorías de interpretación ya divididas por género. La cifra baja aún más, hasta el 13,3%, si se no se cuentan las nominaciones compartidas con hombres. Un reflejo de una industria del cine que infrarrepresenta a las mujeres incluso a la hora de financiar una película. En los últimos años, por cada 6,5 euros públicos que han ido a un filme dirigido por una mujer, 10 han ido a uno con dirección masculina.

12 años de sequía

Si no hay nominaciones, no puede haber premios. De hecho, solo el 20,16% de los Goya entregados en las más de 30 ediciones de la gala han ido a parar a manos de una mujer. Únicamente uno de cada diez (un 12,33%) han sido para una candidatura exclusivamente de mujeres, es decir, que no formara parte de un equipo de trabajo compuesto también por hombres.

La primera mujer en ganar un Goya fuera de las categorías de interpretación fue Marisol Carnicero, en 1988. Era la directora de producción de 'Cara de acelga'. Casi 30 años después, en la última gala celebrada en febrero 2017, el panorama no era muy diferente. Sandra Hermida (dirección de producción en 'Un monstruo viene a verme'), Silvia Pérez Cruz (canción original en 'Cerca de tu casa'), Paola Torres (diseño de vestuario por '1898. Los últimos de Filipinas') y Marese Langan (maquillaje y peluquería por 'Un monstruo viene a verme', compartido con David Martí) fueron las únicas que inscribieron su nombre en el palmarés.

Leticia Dolera, actriz y directora, ya ha dejado claras las razones de esta diferencia. "Si no ha habido en nuestra historia más mujeres cineastas, no las conocemos o no nos resuenan no es porque las mujeres no quisiéramos contar cosas o hacer historias sino porque en la escuela se nos enseñaba labores del hogar y se nos enseñaba que los puestos de liderazgo no nos podían pertenecer o lo teníamos que hacer con un seudónimo como es el caso de Alice Guy", recordó al recoger el premio Ciudad de Huesca en el festival de la ciudad. Aun así, las mujeres "van entrando en el relato cultural pero el techo de cristal existe aunque, como es de cristal, no se ve".

La edición de este 2018 podría romper la racha de doce años seguidos en los que ninguna mujer ha ganado ninguno de los 'premios grandes' de los Goya. Solo Pilar Miró ('El perro del hortelano', 1997), Icíar Bollaín ('Te doy mis ojos', 2004) e Isabel Coixet ('La vida secreta de las palabras', 2006) han conseguido ser nombradas mejor directora. Si nos fijamos en las cuatro grandes categorías (película, dirección, guion original y guion adaptado), ocho mujeres han ganado en solitario alguno de estos premios a lo largo de las 31 ediciones de los Goya. Otras ocho lo han hecho dentro de un equipo mixto. 105 hombres (un 86,77%) lo han conseguido. Esta tendencia solo se ha roto en dos años muy específicos. En 2004, los cuatro premios grandes fueron a parar a mujeres (con 'Te doy mis ojos' y 'Mi vida sin mí', de Isabel Coixet, guion adaptado) y en 2006 lo hicieron tres de cuatro (todos para 'La vida secreta de las palabras').

Mujeres... en vestuario y maquillaje

Pero mujeres que se preparan para entrar en la industria del cine no faltan. Según un informe de la CRUE (Conferencia de Rectores de la Universidad Española) del curso 2014/2015, un 59,21% de nuevos ingresos en Comunicación Audiovisual son de mujeres con un escaso 10% de tasa de abandono y llegando a más de un 90% si se habla de tasa de rendimiento.

La Asociación de mujeres cineastas y de medios audiovisuales (CIMA) lleva años denunciando la escasa presencia de las mujeres en la industria. Su último informe anual ('La presencia de las mujeres en el sector cinematográfico') indica que de todas las películas presentadas en la edición de los Goya del 2016 (es decir, estrenadas en el 2015), únicamente el 19% contaba con una mujer como directora. En el 12% de ellas, había una mujer guionista. En otras categorías como fotografía (9%) o efectos especiales (11%), la representación femenina se queda siempre por debajo del 20%. "Es un sector bastante machista y los directivos tienen una desconfianza bastante fuerte hacia las mujeres", denuncia Paula Ortiz, socia de CIMA.

Las mujeres destacan solo en categorías que tradicionalmente se han asociado al género femenino como son el vestuario: un 92% de los estrenos del 2015 tuvieron una responsable mujer en este apartado, y en maquillaje la cifra es de un 75%.

Un 35% menos de ayuda económica por película

Los datos de ayudas estatales de los últimos seis años dejan unas cifras que van en consonancia con todo lo expuesto hasta ahora. Únicamente un 26% de los proyectos financiados han sido dirigidos por una mujer (en la última convocatoria, en la primera fase, solo entró una película con dirección femenina, 'Yuli', de Icíar Bollaín, y luego tres más) y la mayoría han sido de un presupuesto mucho más pequeño. De media, un 35% menos de media. O, lo que es lo mismo, por cada 6,5 euros invertidos en un filme dirigido por una mujer, se ponen 10 euros en uno masculino. "¿Cómo se va a ver a las mujeres en los premios? Es muy difícil ganar un premio a una producción que te triplica, cuadruplica o multiplica por diez tu presupuesto", insiste Ortiz.

Las televisiones privadas, otro de los puntos importantes de la financiación en España, no facilitan datos en función del género, pero según los datos de CIMA la brecha se hace todavía más grande. "¿Para cuándo una mujer dirigiendo 'Star Wars' o 'Spiderman'? Y quien dice esas, dice también las grandes producciones de Antena 3 o Tele 5", se pregunta Ortiz. Una prueba de que es algo que no sucede es la gran expectación que levantó el estreno de 'Wonder Woman' que convirtió a Patty Jenkins en la primera directora al frente de películas de superhéroes. Justamente su filme dio alas al debate público sobre la presencia de la mujer en el cine y, lo que es más importante, a que el público haya abrazado la propuesta de la directora provocando. En taquilla, 'Wonder Woman' se ha convertido en una de las películas del año.

Una Academia masculinizada

La institución en sí, antes de la nueva oleada de ingresos realizada este mismo año, era mayoritariamente masculina. Tres de cada cuatro asociados son hombres y nuevamente hay que fijarse en las disciplinas de vestuario y de maquillaje para encontrar mayoría de mujeres con un 66% y un 55%, respectivamente. En otras, como efectos especiales, no hay ninguna mujer. ¿Y qué hay de las directoras? Que vuelven a ser una gran minoría, un 14%. De las últimas invitaciones enviadas desde la Academia (un total de 491), 205 fueron para mujeres (es decir, un poco por encima del 40% del total), todavía lejos del 50% que significaría la paridad.

Laia Artigas, protagonista de 'Estiu 1993'. ('Verano 1993')
Laia Artigas, protagonista de 'Estiu 1993'. ('Verano 1993')

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España también es la encargada de seleccionar la película que representará al país en los Oscar estadounidenses. Desde que en 1956 se decidiera presentar 'Tarde de toros', de Ladislao Vajda, únicamente tres mujeres han podido pasear sus filmes por la alfombra roja de Hollywood, lo que supone un 5% del total. En el 2010, se seleccionó 'También la lluvia', de Icíar Bollaín; tres años más tarde, '15 años y un día', de Gracia Querejeta, y este mismo año 'Verano 1993', de Carla Simón.

A pesar de todo, Paula Ortiz reconoce que "algún avance se ha dado pero queda mucho por hacer" y piensa en una de las contradicciones del sector: "Buscan captar al público femenino porque es mayoritario pero luego tienen muy predeterminado lo que ellos creen que es el público femenino…".

En la última edición del Festival de Cannes —en el que se premió por segunda vez y 56 años después, la dirección una mujer, Sofia Coppola por 'La seducción'— Jessica Chastain, miembro del jurado, dijo: "Es preocupante. En general la representación de los personajes femeninos ha sido lo que más me ha sorprendido. Espero que cuando haya más mujeres encargadas de contar las historias también tendremos personajes femeninos en los que podamos reconocernos (…) Espero ver mujeres proactivas con su propia agencia y que no se limiten a reaccionar ante lo que hacen los hombres para así tener un punto de vista propio".

_

*Este reportaje se ha desarrollado durante el Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR). Edición a cargo de Daniele Grasso.

Premios Goya

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios