'Mamá María': Isabelle Huppert, la patrona del trapicheo de marihuana
  1. Cultura
  2. Cine
ESTRENOS DE CINE

'Mamá María': Isabelle Huppert, la patrona del trapicheo de marihuana

La actriz francesa se pasa a la comedia dramática con un toque de 'thriller' en esta especie de versión 'light' de 'Jackie Brown'

placeholder Foto: Isabelle Huppert es la protagonista de 'Mamá María'. (Wanda)
Isabelle Huppert es la protagonista de 'Mamá María'. (Wanda)

Actriz total del cine contemporáneo, la carrera de Isabelle Huppert supone un recorrido por los grandes nombres del cine de autor, no solo europeo, de Claude Chabrol a Michael Haneke y Claire Denis, pasando por Michael Cimino, Hal Hartley o Hong Sang-soo. Su filmografía abarca una plétora de registros que sin embargo no incluye demasiadas incursiones en el humor. Una ausencia que cubre en parte con su personaje protagonista en 'Mamá María', una comedia dramática con toques de 'thriller' y vocación de llegar a un gran público del francés Jean-Paul Salomé.

Tráiler de 'Mamá María'

Huppert se mete en la piel de Patience Portefeux, una traductora del árabe al francés que, a sus cincuenta y pico años, empieza a inquietarse por el futuro próximo. En la brigada antinarcóticos donde trabaja, esquiva con dignidad las explosiones fugaces de violencia de detenidos y policías. Y apenas ha acabado de pagar las deudas que le dejó su marido ya muerto cuando la residencia donde ha tenido que ingresar a su madre (Liliane Rovère) la amenaza con echar a la anciana por impago de las últimas y muy desorbitadas mensualidades. En el tramo inicial del filme, Patience hace honor a su nombre y asume con estoicismo y los ojos un tanto vidriosos sus circunstancias. Pero, aunque no lo verbalice, en su cabeza empieza a fraguarse la posibilidad de una vida más llevadera.

placeholder Isabelle Huppert. (Wanda)
Isabelle Huppert. (Wanda)

Así que cuando descubre que el hijo de Khadidja (Farida Ouchani), la cuidadora de su madre en la residencia, está metido en uno de los chanchullos de drogas a los que su unidad hace seguimiento, decide echarles una mano. Su cambio no es repentino. A través de las conversaciones que ha mantenido con otros personajes, deducimos que Patience defiende a personas que, como le sucedió a su padre, inmigrante argelino, no lo han tenido fácil para conseguir un buen trabajo y se han buscado alternativas. Como le comenta ella misma a su jefe y amante, Philippe (Hippolyte Girardot), su progenitor decidió ganarse el sustento “con un tipo de negocios que no aprobarías”. Ella parece decidida ahora a seguir sus pasos.

'Mamá María' entronca con una corriente en marcha desde al menos hace un par de décadas que sitúa al mando de un género tradicionalmente masculino como el 'thriller' criminal a una protagonista femenina y de mediana edad. De 'Jackie Brown' (1997), de Quentin Tarantino, a la Nancy Botwin (Mary-Louise Parker) de la serie 'Weeds', de Jenji Kohan, la ficción audiovisual ha ido haciendo un hueco a las mujeres que, por algún apretón de la vida, acaban metiéndose en el trapicheo o el tráfico a pequeña escala de drogas. La patrona (posible traducción del título en francés de la película, 'La daronne') de Isabelle Huppert encaja en este tipo de fémina que se dedica a un negocio ilegal a pesar de que su perfil, a primera vista, no se asocie a ello.

placeholder Hippolyte Girardot, en 'Mamá María'. (Wanda)
Hippolyte Girardot, en 'Mamá María'. (Wanda)

Patience se crea un personaje 'ex profeso' para introducirse en el mundo del tráfico de marihuana. Aprovecha su filiación árabe para vestirse como una gran dama con chilaba de lujo, pañuelo de Hermès cubriéndole la cabeza y gafas de sol superestilosas. Un conjunto que transmite una imagen tan imponente como misteriosa de esta patrona sin nombre conocido. El director juega aquí con un recurso propio tanto de las comedias de estafa como del humor de equívocos culturales: la protagonista se transforma en otra persona para llevar a cabo su actividad delictiva y al mismo tiempo se mueve por un submundo cuyos códigos desconoce.

Pero Salomé apenas exprime el potencial de contar con una Isabelle Huppert que ejerce de reina del disfraz en un entorno criminal y multicultural. Su principal y casi única baza es confrontar a la patrona con dos traficantes de poca monta que ejercen el rol cómico y un tanto simple de ingenuos fascinados por esta misteriosa dama. La película no saca demasiada punta a los posibles conflictos, encontronazos o confusiones que podría generar tal situación. Y se limita a esperar que el simple hecho de ver a la Huppert de gran señora árabe negociando con pequeños traficantes resulte de por sí gracioso. Más chicha tiene la relación que Huppert desarrolla con su vecina de origen chino, con la que acaba estableciendo una inesperada complicidad. El director anima la trama con algunas persecuciones y, sobre todo, con la tensión que se crea entre esa Patience que lleva una doble vida y su amante policía, Philippe.

placeholder Otro momento de 'Mamá María'. (Wanda)
Otro momento de 'Mamá María'. (Wanda)

En el último tramo del filme, la relación ya casi imposible entre Philippe y Patience recuerda por un momento la de Robert Forster y Pam Grier en 'Jackie Brown'. Y de paso pone en evidencia las enormes distancias entre ambos filmes. 'Mamá María', al fin y al cabo, resume su atractivo en contar con una figura como Isabelle Huppert llenando la pantalla en un papel más cómico de lo habitual y en un registro ligero con el que la actriz compensa tantos y tantos personajes graves, afilados, trágicos o implacables que ha encarnado a lo largo de su filmografía. Al menos, la película nos deja con el buen sabor de boca de que para una mujer de cincuenta y pico, también hay una segunda oportunidad.

Foto: Do-yoon Kim y Dong-won Gang, en 'Península'. (AContracorriente)
Foto: Kate Winslet y Saoirse Ronan, en 'Ammonite'. (Movistar+)

Críticas de cine Cartelera y estrenos de cine Cine
El redactor recomienda