estrenos de cine

'La noche de Halloween': vuelve Michael Myers, más brutal que nunca

Jamie Lee Curtis protagoniza este homenaje-barra-secuela de la saga de John Carpenter en la que, aunque no todo funciona, hay momentos altamente disfrutables

Foto: Jamie Lee Curtis vuelve a 'La noche de Halloween'. (Universal)
Jamie Lee Curtis vuelve a 'La noche de Halloween'. (Universal)

'La noche de Halloween' (1978) no fue el primer 'slasher' de la historia pero sí el prototípico, porque incluía muchos de los elementos que en la década posterior se convertirían en consustanciales al subgénero. En ella, ataviado con su máscara blanca, el misterioso e imparable asesino Michael Myers aniquilaba a adolescentes que bebían y tenían sexo; y no es casual que fuera Laurie Strode (Jamie Lee Curtis), que permanecía alejada de esos vicios, la joven que finalmente le paraba los pies. Dicho de otro modo, si los 'slasher' de los ochenta fueron un reflejo de la sed de represión y venganza puritanas, la por otra parte magnífica tercera película de John Carpenter fue la que les enseñó a serlo.

Ninguna de las secuelas que generó acreditaron más propósito que ampliar el catálogo de maneras de matar, y ni siquiera los intentos de darle nuevos aires llevados a cabo por Rob Zombie con sus dos entregas lograron corregir la sensación de que a la saga no le quedaba un ápice de creatividad. Y es precisamente por eso que, ahora, la nueva entrega, de entrada, encarna un intrépido viraje: se trata de una secuela directa del original de Carpenter, cuya premisa es que los otros 'reboots' y continuaciones ni siquiera existieron. Y, adoptando esa estrategia, el director David Gordon Green dota a su película de verdadera razón de ser: explorar los efectos profundos e indelebles que la violencia y el trauma tienen en las víctimas.

Jamie Lee Curtis, en otro momento de 'La noche de Halloween'. (Universal)
Jamie Lee Curtis, en otro momento de 'La noche de Halloween'. (Universal)

Al principio de 'La noche de Halloween' (2018), en efecto, Myers lleva encerrado cuatro décadas pero Laurie nunca ha dejado de estar obsesionada con él —y quienes la rodean se han visto obligados a sufrir las consecuencias de esa fijación—; ha vivido toda su vida preparándose para el día en que se enfrentaría de nuevo al monstruo, y rezando para que llegara.

Laurie ha vivido toda su vida preparándose para el día en que se enfrentaría de nuevo al monstruo

Laurie nunca fue la estrella de la saga. El original de Carpenter prefirió explorar a Myers y a su psiquiatra y, aunque en su 'Halloween 2' (2009), Zombie ya trató de examinar su experiencia como superviviente, es ahora cuando finalmente es convertida en el centro psicológico y emocional, y en un símbolo de empoderamiento femenino contra la más tóxica masculinidad. Reinventándola a la manera de una justiciera perturbada similar a la Sarah Connor de 'Terminator 2', Green logra generar enormes expectativas acerca de su inevitable confrontación con Myers.

Rhian Ress intenta escapar de Michael Myers. (Universal)
Rhian Ress intenta escapar de Michael Myers. (Universal)

Por lo que respecta al asesino, en esta ocasión no solo va a por jóvenes libertinas; es un peligro para todos. Eso despoja al personaje de moralismos para convertirlo en una metáfora de la crueldad que el mundo real puede infligirnos en el momento menos pensado. Y cabe destacar que ahora sus actos son más brutales que nunca. El universo 'Halloween' nunca se ha caracterizado precisamente por el gore, pero aquí Green recurre tangencialmente a él para equilibrar con eficacia los fundamentos de la saga con la sed de sangre del público actual.

'La noche de Halloween' (2018) funciona mejor entendida como homenaje que como continuación

Es cierto que por momentos las diferentes facetas tonales de la película parecen chocar entre sí en lugar de complementarse, y que la tendencia de Green a pasar de la comedia a la brutalidad incluso en el transcurso de una misma escena puede resultar desconcertante. Por otra parte, eso sí, es una postura dramática que tiene sentido en el caso de una película que reflexiona constantemente sobre sí misma y sobre la saga a la que pertenece, sobre todo a través de frecuentes referencias a entregas previas y en particular a la que lo empezó todo. De hecho, en 'La noche de Halloween' (2018), hay tantos elementos modelados a partir de 'La noche de Halloween' (1978) que, en realidad, la película funciona mejor entendida como homenaje que como continuación.

Cartel de 'La noche de Halloween'.
Cartel de 'La noche de Halloween'.

Quizás eso haga que muchos fans se sientan decepcionados, pero en todo caso no tendría sentido negar el placer que provoca ver recreados planos y secuencias del original de Carpenter, especialmente si llegan acompañados de la icónica banda sonora. Por lo demás, no todo en la película funciona; algunos de sus sustos son predecibles, y hay incluye un giro final que es una idiotez. En general, no es ni tan impactante ni tan inteligente ni, por supuesto, tan aterradora como su modelo. Pero qué bien lo pasa uno viéndola.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios