Es noticia
Menú
El único libro que necesitas para reiniciar la civilización si Putin desata el apocalipsis nuclear
  1. Cultura
libros

El único libro que necesitas para reiniciar la civilización si Putin desata el apocalipsis nuclear

Si existe un título que resume por sí solo todos los conocimientos necesarios para que la humanidad contara con una nueva oportunidad después del armagedón, es este

Foto: Escena de 'La carretera'
Escena de 'La carretera'

En la serie ya clásica de novelas de ciencia ficción que arranca con 'Fundación' , Isaac Asimov imaginaba un Imperio galáctico al borde de la caída que abriría nada menos que 30.000 ominosos años de oscuridad y miseria para la humanidad. Pero un genio de la matemática y la 'psicohistoria' llamado Hari Seldon tiene un plan para reducir semejante Edad Media estelar a solo mil años. ¿Cómo? Organizando dos Fundaciones de científicos e ingenieros en lugares opuestos de la galaxia que atesoren todo el conocimiento de la civilización y permitan así una salida mucho más veloz de la oscuridad y un reinicio acelerado de la civilización. No es un secreto que Asimov se inspiró en la historia de la caída del Imperio Romano y que sus Fundaciones son el equivalente de los monasterios medievales que guardaran el saber de la antigüedad grecorromana para alborear a la postre el Renacimiento y la Ilustración.

¿Es posible hoy algo así? Si Putin llegara a ejecutar sus amenazas antes su cada vez más previsible derrota en Ucrania y apretara el botón atómico iniciando una imparable escalada con parada final en el apocalipsis nuclear, ¿podría seguir nuestra pobre especie soñando con un futuro civilizatorio más allá de una lucha hobbesiana de todos contra todos en medio de la destrucción y la miseria? Sin internet, sin laboratorios, sin tecnología, sin industria no parece posible. Y en un mundo devastado, la necesidad obliga, haría falta algo breve y transportable para los nómadas supervivientes que deambularían entre las ruinas del pasado. Pero, un libro, un solo libro que reuniera todos los conocimientos indispensables para reiniciar el futuro no puede existir, ¿verdad? Resulta que sí existe, se publicó hace unos años y es espléndido.

Foto: Baker, un dispositivo de 21 kilotones detonado en el Pacífico en el atolón de Bikini en julio de 1946, fue una de las primeras pruebas nucleares de Estados Unidos en la posguerra.

"El mundo tal y como lo conocemos ha llegado a su fin. Grandes ciudades de todo el mundo quedaron reducidas a irregulares planicies de vidrio radioactivo. Los enormes volúmenes de polvo y cenizas inyectados en la atmósfera redujeron la cantidad de luz del Sol que llegaba a la Tierra, provocando un invierno nuclear que se prolongaría durante varias décadas, el hundimiento de la agricultura y una hambruna global". Así arrancaba 'Abrir en caso de apocalipsis' (Debate), el memorable manual de instrucciones para sortear el fin de los tiempos publicado en 2015 por el astrobiólogo y genial divulgador inglés Lewis Dartnell —autor también del más reciente y también excepcional 'Orígenes'—.

placeholder 'Abrir en caso de apocalipsis'  (Debate)
'Abrir en caso de apocalipsis' (Debate)

Es cierto que de las opciones que baraja para el fin del mundo, 'la mejor' para Dartnell no sería el holocausto nuclear, ni tampoco el meteorito, sino más bien algo menos destructivo respecto a infraestructuras y vías de comunicación como una pandemia que matara a casi toda la población o incluso un pulso electromagnético provocado por una gigantesca llamarada sola que fundiera toda nuestra electrónica. Mucho nos tememos, en cualquier caso, que no vamos a poder optar por el menú del armagedón que más nos satisfaga. Pasemos pues al sentido crucial de un libro como este.

Asombrosa ignorancia

Es un hecho que los urbanitas que superpoblamos las megaurbes del planeta no sabemos hacer gran cosa. Somos asombrosamente ignorantes hasta de los aspectos más primarios de la producción de alimentos, vivienda, vestimenta, sanidad o materiales básicos. Si un día el agua deja de fluir mágicamente de nuestros grifos, ¿qué demonios vamos a hacer? "Mi libro", explica Dartnell, "es una guía para supervivientes. Un libro no solo preocupado por mantener viva a la gente en las semanas posteriores al apocalipsis —ya se han escrito abundantes manuales sobre habilidades de supervivencia, sino que enseña cómo orquestar la reconstrucción de una civilización tecnológicamente avanzada. ¿Sabría explicar cómo construir un motor de combustión interna, o un reloj, o un microscopio, si se encontrara usted de repente sin una sola unidad en buen estado? O, a un nivel más básico, ¿sabría cómo cultivar alimentos y fabricar ropa de manera satisfactoria?".

¿Sabría cómo cultivar alimentos y fabricar ropa de manera satisfactoria?

Porque tras la destrucción gran parte de la literatura académica se perdería, por no hablar que hoy la mayor parte de ella se encuentra almacenada en gigantescos servidores conectados la Red que serían destruidos. Y cuidado con los libros que quedaran. ¿Imaginan a un grupo de tenaces supervivientes hambrientos de saber que logran encontrar la sección indemne de una biblioteca llena de títulos de autoayuda, astrología o management empresarial?

'Abrir en caso de apocalipsis' se divide en capítulos muy útiles sobre los principales conocimientos para avanzar sin ir a tientas en pos de un nuevo renacimiento de la humanidad: agricultura, alimento y vestido, sustancias, materiales, medicina, energía, transporte, comunicación o química avanzada. Y dedica su último capítulo al que llama "el mayor de todos los inventos". Porque aunque el conocimiento científico y la capacidad tecnológica son necesarios pero no suficientes para el avance de la civilización como evidencian históricamente la mayor parte de las sociedades de La Tierra con la excepción de la occidental. ¿Qué idea crucial no debemos olvidar? Spoiler: revise sus nociones ya olvidadas acerca del método científico...

En la serie ya clásica de novelas de ciencia ficción que arranca con 'Fundación' , Isaac Asimov imaginaba un Imperio galáctico al borde de la caída que abriría nada menos que 30.000 ominosos años de oscuridad y miseria para la humanidad. Pero un genio de la matemática y la 'psicohistoria' llamado Hari Seldon tiene un plan para reducir semejante Edad Media estelar a solo mil años. ¿Cómo? Organizando dos Fundaciones de científicos e ingenieros en lugares opuestos de la galaxia que atesoren todo el conocimiento de la civilización y permitan así una salida mucho más veloz de la oscuridad y un reinicio acelerado de la civilización. No es un secreto que Asimov se inspiró en la historia de la caída del Imperio Romano y que sus Fundaciones son el equivalente de los monasterios medievales que guardaran el saber de la antigüedad grecorromana para alborear a la postre el Renacimiento y la Ilustración.

Ensayo Bomba atómica Vladimir Putin Tecnología Edad Media Ucrania
El redactor recomienda