Lynne Ramsay: "Muchas directoras dejan de dirigir cuando son madres"
  1. Cultura
FESTIVAL CINEMA JOVE

Lynne Ramsay: "Muchas directoras dejan de dirigir cuando son madres"

La cineasta escocesa ha recogido el premio Luna de Valencia del festival Cinema Jove

placeholder Foto: Lynne Ramsay durante su visita al festival Cinema Jove de Valencia. (Dani García-Sala)
Lynne Ramsay durante su visita al festival Cinema Jove de Valencia. (Dani García-Sala)

Lynne Ramsay es una de las directoras de cine más 'punk' del panorama europeo. Oscuras y retorcidas, sus películas son una exploración de los recovecos más incómodos de la psique humana. Personajes torturados y complejos que sobreviven en un mundo cruel y violento. Con tan sólo cuatro largometrajes en veinticinco años de carrera, Ramsay es una cineasta de cocción lenta que nunca ha faltado a la Sección oficial de Cannes con ninguna de sus películas: con la última, 'En realidad nunca estuviste aquí' (2018), consiguió el premio a Mejor guión y a Mejor interpretación para Joaquin Phoenix, con quien ha entablado una amistad especial que les ha llevado a colaborar en más proyectos que, esperemos, pronto verán la luz. Ramsay ha aterrizado este fin de semana en Valencia para recoger el premio Luna de Valencia del festival Cinema Jove, un certamen que se celebra este año del 18 al 26 de junio y que busca nuevos talentos y por el que pasaron nombres como Thomas Vinterberg, Nicolas Winding Refn y Matteo Garrone cuando daban sus primeros pasos en el cine. En la azotea de la Filmoteca valenciana, Ramsay recibe a 'El Confidencial', después de fumarse un cigarrillo, con una sonrisa y borbotones de palabras pronunciadas con un fuerte acento escocés.

PREGUNTA. Salvo su primera película, 'Ratcatcher', el resto son adaptaciones de novelas. Todas ellas oscuras y ambiguas. ¿Qué es lo que le hace decidirse por ellas y dedicar tres o cuatro años de su vida a sacarlas adelante?

RESPUESTA. Sí que es verdad que he adaptado varias novelas, pero siempre las he convertido en algo mío. No son adaptaciones fieles de los libros, sino que las he transformado en cine. Para mí no son como un texto que hay que seguir al dedillo, sino una especie de acompañante del proceso de hacer la película. Por ejemplo, ‘Tenemos que hablar de Kevin’ fue muy complicada y muy intensa, porque estaba construida de forma epistolar y estaba muy basada en las palabras. No fue una adaptación fácil, me llevó mucho tiempo y lo que sí aprendí es mucho de montaje, porque tenía que saltar de una línea temporal a otra constantemente. Además, la novela tiene más de cuatrocientas páginas y siempre es difícil adaptar algo tan extenso.

Me conquistó que era una historia muy inusual: nunca había leído algo así. Una madre se supone que siempre tiene que querer a su hijo y este libro desmontaba ese tabú. Además es bastante ambigua porque la madre se mueve entre el resentimiento y la culpa, pensando si el niño nació siendo así [un psicópata] o fue su falta de calor maternal.

placeholder La directora posa frente a los carteles. (Dani García-Sala)
La directora posa frente a los carteles. (Dani García-Sala)

P. ¿Es difícil adaptar a alguien como Lionel Shriver, alguien con tanto peso como ella?

R. El día que le enseñé la película a Lionel Shriver me puse muy nerviosa. Había leído un borrador muy al principio, pero nada más. Vino al cine a verla y hubo algunos problemas con la proyección, que se retrasó veinte minutos, y yo me estaba volviendo loca viendo a Lionel sentada esperando, porque ella es una tía bastante dura. Pero allí conoció a Ezra Miller [que interpreta a Kevin] y le saludó “Hola, Kevin”, como si ella lo hubiese creado.

Con los relatos cortos es más fácil, porque puedes ir dónde quieras con la historia y dedicarte a embellecerla. Tengo varios proyectos en desarrollo ahora mismo, y uno de ellos es la adaptación de un relato corto de Margaret Atwood que se llama ‘Colchón de piedra’. Durante el confinamiento me puse a escribir el guión y ahora lo estoy haciendo con Amazon. La verdad es que he escrito mucho durante el confinamiento. Tres guiones. Otro de ellos una adaptación de Stephen King y otro es un guión original. Normalmente sólo desarrollo un guión al mismo tiempo, pero en el confinamiento me puse a escribir y vi que me sentaba muy bien. Ahora no sé cuál elegir, porque todos son interesantes en algún aspecto u otro, aunque mi favorito, quizás es el original.

P. El Cinema Jove es un festival para descubrir nuevos talentos. ¿Cree que ahora es más fácil o más difícil meter la cabeza en la industria?

R. Yo tenido mucha suerte y me dejaron meter la cabeza pronto. Cuando empecé a hacer cine en Reino Unido había posibilidad de meter la cabeza porque buscaban darle la oportunidad a la gente joven. Tony Blair estaba en el Gobierno y había muchas ayudas. En la BBC había una directiva, Ruth McCass, que me dio el empujón para hacer mi primera película. Escribí un tratamiento de 75 páginas y me puse a hacer una película, aunque no sabía muy bien lo que estaba haciendo. Igual que a mí me dieron esa oportunidad yo intento devolverla ahora. Me interesan mucho los jóvenes directores e intento siempre que puedo ayudarles a salir adelante. Sobre todo mujeres, de las que estoy leyendo proyectos increíbles.

P. Ha dicho que está trabajando con Amazon en uno de sus proyectos. ¿Se puede mantener la independencia y la voz propia dentro de las plataformas?

R. Creo que si no tienes un proyecto con un presupuesto enorme, sí que puedes conseguir el control creativo, la voz propia del proyecto. Yo siempre he tenido un presupuesto bajo y, aunque eso te complica mucho los rodajes, siempre he podido mantener esa libertad. Si te pasas de los 20 millones es más difícil. Ahora las grandes estrellas están pidiendo cineastas independientes para sus proyectos, como ha hecho Scarlett Johansson con Cate Shortland en ‘Viuda negra’. A mí me gustan películas como ‘Black Panther’, pero también es verdad que estas películas-espectáculo se llevan todo el dinero y sería una pena que al final sólo pudiésemos ver este tipo de cine. O series y series y series.

placeholder Ramsay ha ganado un premio a Mejor guión en el Festival de Cannes. (Dani García-Sala)
Ramsay ha ganado un premio a Mejor guión en el Festival de Cannes. (Dani García-Sala)

P. Ahora va a volver a trabajar con Joaquin Phoenix. ¿Se han convertido en pareja artística?

R. Nunca he conocido a alguien tan especial como Joaquin Phoenix. Es muy muy inteligente. Siempre está haciendo preguntas. Te puede volver un poco loco, pero te ayuda a explorar los personajes y la historia de manera más profunda. Cuando fui a ver ‘Joker’ en Venecia me di cuenta de que había en el personaje muchas cosas de ‘En realidad, nunca estuviste aquí’. El director me dijo: “Ah, me encantó tu peliculita”. Por supuesto que le había gustado, claro. [Da a entender que había muchas similitudes]. No hay un actor como él. Me recuerda a estos actores de los setenta como Gene Hackman o Dustin Hoffman. Me gustaría hacer algo con él y con Rooney Mara, que son los dos increíbles. Es un actor muy instintivo. Nunca hace dos tomas iguales, porque prueba todas las opciones. No le gusta encerrarse en el tráiler, le gusta estar en el set.

P. Durante el rodaje de 'En realidad, nunca estuviste aquí', acababa de ser usted madre. ¿Se puede conciliar en un momento tan intenso como el rodaje de una película?

R. Es muy difícil compaginar la maternidad y el cine. Cuando estuve rodando en Nueva York me dijeron: ‘no hace falta que traigas a tu hija’. ¡Pero si tenía dos años y medio, joder! ¿Quieres que me vaya seis meses y que la deje ahí? ¡Que os jodan! Dice la industria que quiere más voces femeninas, pero, ¿cómo va a haber voces femeninas si no se puede compatibilizar el trabajo con el cuidado de los niños? Mi hija ahora va al colegio y la he metido en uno que tiene sucursales por todo el mundo y así si me tengo que ir a rodar a cualquier parte ella no interrumpe su educación. Me pone furiosa que en la industria no piensen en ello y que cuando facilitan el cuidado de los niños sea como una anomalía, como un favor. Cuando viajo, muchas veces me preguntan: ‘¿Por qué traes a tu familia?’. ¡Porque mi hija tiene SEIS AÑOS! Y menos mal que mi pareja es genial y puede quedarse en casa cuidando de ella. Porque no quiero que la cuide una niñera ni nada de eso. Pero si no estuviese él, ¿qué hago? Conozco a muchas directoras que han tenido que dejar de dirigir cuando han sido madres y eso es lamentable.

Cine
El redactor recomienda