Es noticia
Menú
Matteo Garrone cambia la Camorra napolitana por unos cuentos de hadas
  1. Cultura
  2. Cine
El director de 'Gomorra' presenta 'Tale of Tales'

Matteo Garrone cambia la Camorra napolitana por unos cuentos de hadas

El director ya había mostrado su debilidad por los relatos centrados en relaciones obsesivas, heterodoxas y brutas al inicio de su carrera en 'L’imbalsamatore' (2002) y 'Primo Amore' (2004)

Foto: Matteo Garrone y Salma Hayek posan durante la presentación de la película 'Tale of Tales'. (Cordon Press)
Matteo Garrone y Salma Hayek posan durante la presentación de la película 'Tale of Tales'. (Cordon Press)

Salma Hayek vestida de estricto luto en un salón de paredes blancas devora con avidez el enorme corazón sangriento de un monstruo marino. La actriz encarna a una reina capaz de cualquier cosa para cumplir su mayor deseo: ser madre. Es la protagonista de una de las tres historias que configuran Tale of Tales, una libre adaptación de algunos de los cuentos populares que recogió Giambattista Basile a lo largo de su vida y que fueron publicados en el siglo XVII. Las narraciones recopiladas por Basile se consideran la base de tantos otros cuentos de hadas popularizados posteriormente por autores como Charles Perrault o los hermanos Grim. También se reconoce al napolitano su rigor a la hora de reproducir la riqueza del registro oral de la lengua italiana, mérito que no se puede apreciar en esta película de Garrone porque está rodada en un más exportable inglés.

El director de Gomorra (2008) combina el relato de la reina milagrosamente embarazada de un niño albino después de comer el corazón de una bestia submarina, que caza su marido con otras dos también protagonizadas por soberanos. El rey al que da vida Toby Jones se encapricha obsesivamente de una pulga a la que convierte en su mascota secreta. Mientras cuida al insecto desatiende a su hija casadera, que acabará contrayendo matrimonio en contra de su voluntad con un ogro. El tercer monarca es un libertino (Vincent Cassel, al que tan bien le quedan estos papeles) que se enamora de una mujer a la que oye cantar pero nunca llega a ver el rostro. Por lo que no es consciente que esa voz tan seductora corresponde a una tintorera avejentada por la edad y el oficio.

Las conclusiones de cada una de las historias también distan mucho del final feliz típico de los cuentos de hada 

A partir de estas tres historias entrelazadas, Garrone da un vuelco al imaginario actual de los cuentos de hadas para retornar a sus raíces, a su esencia más sórdida y desencantada. En Tale of Tales conviven lo elegante y lo grotesco, la belleza y la monstruosidad, el lujo y la miseria. Todos los soberanos hacen gala de un comportamiento monstruoso, impelidos por sus deseos más ocultos. La película también entiende la fantasía como un espacio donde se produce un equilibrio de poderes inimaginable en el mundo real de manera que monarcas y plebe conviven por un momento en un plano de igualdad.

El hijo tan deseado de Salma Hayek se intercambia sin problemas con ese gemelo pobre que parió la sirvienta encargada de cocinar el corazón de la bestia. A partir de un sortilegio que la rejuvenece, la vieja tintorera consigue casarse con el rey libertino. Y la princesa deseosa de ver mundo acaba unida a un ogro. Las conclusiones de cada una de las historias también distan mucho del final feliz típico de los cuentos de hada posteriores.

Estos cuentos primitivos encierran una doble moraleja muy adecuada a su época. Por un lado, los deseos perversos de los soberanos acaban teniendo un indeseado efecto rebote. Como si el destino castigara a los reyes por creer que disponen de un poder absoluto que no les corresponde. Por el otro, la fantasía de igualdad de clases que se dibuja también en cada una de las historias, y se perpetuó a posteriori como cliché de final feliz, acaba finalmente abortada.

Estética bruta

Aunque a primera vista Tale of Tales tenga poco que ver con la vocación realista y centrada en la Italia contemporánea de algunos de sus filmes anteriores, como Reality (2012) y Gomorra, Garrone ya había mostrado su debilidad por los relatos centrados en relaciones obsesivas, heterodoxas y brutas al inicio de su carrera en filmes como Limbalsamatore (2002) y Primo Amore (2004).

El director plantea su aproximación a estas fábulas desde un naturalismo con cierta fuerza pictórica que rehúye la estética postmoderna de otras relecturas recientes de cuentos tradicionales. Las historias se sitúan en escenarios aislados, en castillos desmarcados de cualquier entorno real. Pero Tale of Tales no transmite la poesía de lo bruto que conseguía Pasolini en sus adaptaciones del Decamerón o Los cuentos de Canterbury. Tampoco intenta la recreación manierista de las películas de época de Peter Greenaway, ni tan siquiera explota los aspectos más cruentos y gores de cada uno de los cuentos… Matteo Garrone no consigue otorgar una impronta personal a la estética de la película. The Tale of tales adolece del mismo defecto de otras películas producidas por el británico Jeremy Thomas como El último emperador de Bernardo Bertolucci: su factura visual es impecable pero carente de alma.

Our Little Sister parte de una muy sugerente revisión del concepto de familia que mantiene puntos de contacto con Nobody Knows: tres hermanas abandonadas por sus padres acogen a la hija que tuvo su progenitor con otra mujer y forman una unidad familiar tan alternativa como armoniosa y autónoma. Todas las chicas tienen pareja, pero ninguna parece demasiado interesada en formar su propia familia aparte. Basada en un manga, la película plantea una preocupación recurrente en el cine japonés: el legado de la tradición, como un asunto que tiene lugar entre abuelos y nietas, como si la generación de los padres hubiera fallado en este concepto. Koreeda transmite mucha sensación de serenidad en su película, un melodrama de corte naturalista que por momentos roza los límites de lo cursi.

Salma Hayek vestida de estricto luto en un salón de paredes blancas devora con avidez el enorme corazón sangriento de un monstruo marino. La actriz encarna a una reina capaz de cualquier cosa para cumplir su mayor deseo: ser madre. Es la protagonista de una de las tres historias que configuran Tale of Tales, una libre adaptación de algunos de los cuentos populares que recogió Giambattista Basile a lo largo de su vida y que fueron publicados en el siglo XVII. Las narraciones recopiladas por Basile se consideran la base de tantos otros cuentos de hadas popularizados posteriormente por autores como Charles Perrault o los hermanos Grim. También se reconoce al napolitano su rigor a la hora de reproducir la riqueza del registro oral de la lengua italiana, mérito que no se puede apreciar en esta película de Garrone porque está rodada en un más exportable inglés.

El redactor recomienda