'ÉRASE UNA VEZ EN HOLLYWOOD'

Érase una historia de amor entre... Tarantino y el cine español

De Almodóvar al chorizo western. Las películas españolas favoritas del director que sabe más de cine español que muchos que comparten la denominación de origen con el jamón ibérico

Foto: Tarantino presenta 'Érase una vez en... Hollywood' en Berlín. (Reuters)
Tarantino presenta 'Érase una vez en... Hollywood' en Berlín. (Reuters)

En una anécdota contada mil y una veces —si uno tiene la oportunidad de cenar con Quentin Tarantino se le condona la pena por repetirse como el ajo—, Álex de la Iglesia describía a Quentin Tarantino como un hombre monotemático, tan apasionado por el cine que causa empacho. Porque una cosa es ser un cinéfilo y otra dar la matraca. "Es un problema, porque tú quieres conocer a la persona y descubres que la persona no es más que cine. Solo habla de cine", reconoció durante una entrevista con Carlos Boyero paladeando los entresijos. "Me dice: 'Oye, Álex, ¿tú sabes cómo conseguir una película del 73 que se rodó en Sevilla, del director Gustavo nosecuántos?'. Y yo: 'Pues la verdad es que no tengo ni idea de qué película estás hablando'".

Años después de aquella cena, De la Iglesia volvió a coincidir con Tarantino en 2010, en el Festival de Venecia, donde el americano ejerció de presidente del jurado de la Sección Oficial y el bilbaíno compitió con 'Balada triste de trompeta' por el León de Oro. A Tarantino le encantó la película —dicen los presentes que gritó "¡Arriba!"— y le concedió el León de Plata a Mejor dirección y el premio a mejor guion. La crítica internacional llegó incluso a describir 'Balada...' como una película "tarantinesca". Que entre ambos directores hay química es evidente y lo confirma que el estadounidense eligiera a De la Iglesia para presentar 'Érase una vez en... Hollywood' en Madrid y le mandara un afectuoso saludo en dos dimensiones durante la 'premiere' del Cine Doré.

Pero la relación de Tarantino con la cultura española va mucho más allá. Es más, precisamente en 'Érase una vez en... Hollywood', que se estrena el 15 de agosto, el director utiliza el tema de 1968 'Bring A Little Lovin', de Los Bravos, uno de los grupos españoles de rock de los 60 que consiguió trascender el hermetismo de nuestras fronteras. Pero no era el primer guiño en pantalla a la música española por parte del director. Para la banda sonora de 'Kill Bill 2' Tarantino escogió el tema 'Y tu mirar' de Lole y Manuel, publicado en 1976 dentro del disco 'Pasaje del agua'. A lo largo de los años, ya sea en entrevistas o a través de homenajes dentro de sus películas, Tarantino ha demostrado que sabe más de cine español que muchos que comparten la denominación de origen con el jamón ibérico. Aquí, una pequeña muestra:

Jess Franco

El tío Jess, uno de los cineastas más irreverentes e incansables, es uno de los incontables referentes del cine de Tarantino. Y la admiración era mutua: "También me gusta mucho Tarantino, pero Robert Rodríguez no, no le llega ni a la suela del zapato", sentenció Franco en una entrevista con Alejandro Mendíbil. La huella de Franco está presente en 'Jackie Brown', estrenada en 1997, donde reutiliza el tema 'The Lions and The Cucumber' de la banda sonora de 'Vampyros Lesbos' (1971), que volvió a ponerse de moda a mediados de los 90 gracias a una recopilación editada por Motel Records que fue un éxito en las listas alternativas británicas.

Además, durante la promoción de 'Malditos bastardos' en el Festival de San Sebastián de 2009, Tarantino mentó explícitamente el cine de Franco, que por otro lado concuerda mucho con el gusto del estadounidense por la serie B. "Estoy empezando a meterme a fondo con Jess Franco. Ahora es más fácil porque hay mejores versiones de sus películas que hace años. Antes se hacían diferentes cortes dependiendo del país donde se distribuyera", desveló en una entrevista a 'Público'.

Paul Naschy

En sus memorias, 'cuando las luces se apagan', Paul Naschy contó con un epílogo firmado por Tarantino, que se declaró admirador del hombre lobo-director-guionista-campeón de España de halterofilia más famoso del cine de los 60 y 70. "Paul se ha ganado su puesto en la historia del cine fantástico, al lado de Poe, King, Karloff, Lugosi, Lovecraft, Stoker o Doyle". Tarantino había conocido a Naschy a través de 'La marca', un "delirio que no respetaba nada y lo respetaba todo", según sus palabras. "Se salía de todos los cánones y tenía una extraña carga anárquica que rompía los esquemas" y poseía "magia, erotismo, belleza formal y un licántropo cuyo salvajismo y tormentosa personalidad le hacían mítico nada más nacer".

Eugenio Martín

Más allá de Leone y de Corbucci, Tarantino también reconoce el talento de Eugenio Martín como referente del spaghetti —o más bien chorizo— western. Entre sus películas favoritas se encuentra 'El precio de un hombre', del ceutí Eugenio Martín, una coproducción italoespañola protagonizada por Tomas Milian, Richard Wyler y Halina Zalewska, el tipo de cine al que el director de 'Pulp Fiction' homenajea en su última película.

Antonio Isasi-Isasmendi

Antonio Isasi-Isasmendi empezó a despuntar internacionalmente a mediados de los años 60 con 'Estambul 65', un 'thriller' con producción entre España, Francia e Italia y en 1968 rodó 'Las Vegas, 500 millones' con Jack Palance. En 1972 dirigió 'Un verano para matar', un thriller del que Tarantino recicló el tema 'Summertime Killer', de Luis Enríquez Bacalov, para la banda sonora de 'Kill Bill 2'. Además, el director posmoderno por antonomasia dijo que en dicha película Isasi había rodado "la mejor persecución de motos de la historia".

Pedro Almodóvar

En una entrevista con 'Vulture' en 2015, Tarantino reivindicó entre los cineastas que, según él, merecían más reconocimiento a Pedro Almodóvar. "Cuando la gente en Estados Unidos habla de grandes cineastas-autores no hablan lo suficiente de Pedro Almodóvar", contestó. "Durante 30 años, él ha conseguido empequeñecer a los directores americanos. Tuvo un periodo más flojo entre 'Kika' y 'Todo sobre mi madre'. No pillé 'Los abrazos rotos', pero incluso así estuvo bien. Las cosas que ha estado haciendo durante los últimos siete años han sido magníficas. Es un director fantástico. Sus guiones son maravillosos, es una apuesta segura. Y es tan específico, pero totalmente diferente a todos estos directores 'arty' de los que te acabarás cansando, como Wong Kar-Wai. Nunca te cansas de Almodóvar. Porque por muchos que sus elementos sean totalmente reconocibles, nunca parece la misma película y lo hace una y otra vez".

Chicho Ibáñez Serrador

En una entrevista de 2017, Eli Roth contó cómo había mostrado a Quentin Tarantino y Edgar Wright '¿Quién puede matar a un niño?, de Chicho Ibáñez Serrador, y que ambos se habían sentido profundamente afectados por la película. "Creo que proporciona un concepto inquietante y sustos genuinos".

Joaquín Romero Marchent

El propio Tarantino confiesa que uno de los films que inspiró 'Los odiosos ocho' (2015) fue 'Condenados a vivir' (1972), del madrileño Joaquín Romero Marchent. Fue la última película de Marchent, un western crepuscular brutal con mucha violencia explícita que, además, hace un pequeño cameo en 'Érase una vez en... Hollywood'.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios