fue el más cotizado de su tiempo

Murillo cumple 400 años y Google le rinde homenaje como (el otro) genio del Barroco

Velázquez ha pasado a la historia como el gran pintor del siglo XVII a cuya sombra vivieron Zurbarán, Ribera o Murillo; pero nuevas teorías destierran esta idea

Foto: 'Mujeres en la ventana', de Bartolomé Esteban Murillo. (C.C)
'Mujeres en la ventana', de Bartolomé Esteban Murillo. (C.C)

Hace aproximadamente 400 años venía al mundo Bartolomé Esteban Murillo, uno de los pintores más universales de la historia. Aunque su fecha de nacimiento no se conoce con exactitud y únicamente consta en los registros que fue bautizado el 1 de enero en Sevilla, Google ha decidido homenajearle con un 'doodle' inspirado en el enigmático lienzo 'Mujeres en la ventana', que actualmente se expone en la Galería Nacional de Arte de Washington.

Pintor contrarreformista por antonomasia, su maestría va mucho más allá de retratar Inmaculadas al marcar un hito en el arte gracias a su dominio de las ténicas tenebristas y naturalistas tardías. Con la experiencia de una orfandad temprana y la peste a las puertas de la gran metrópolis del siglo XVII, se hizo experto en escenas costumbristas como 'Joven mendigo' o 'Niños comiendo uvas y melón'.

'Niños comiendo uvas y melón' es uno de los cuadros costumbristas más reconocidos. (C.C)
'Niños comiendo uvas y melón' es uno de los cuadros costumbristas más reconocidos. (C.C)

No está claro si en algún momento de su vida abandonó Sevilla para formarse como artista, pero sí es seguro que no pasó largos períodos de tiempo alejado de su ciudad natal. En una de estas ocasiones viajó a Madrid para conocer a su paisano Velázquez, ya asentado como pintor de cámara al servicio de Felipe IV. Precisamente, su vinculación con la realeza le confirió un estatus de gran genio del Barroco a cuya sombra habrían reposado Francisco de Zurbarán y José de Ribera además del huérfano hispalense.

O eso se pensaba hasta ahora. Cuatro siglos después, el historiador del arte Pablo Hereza destierra la idea a través de su revisión documental 'Corpus Murillo', que dibuja la figura de un maestro con la suficiente "libertad creativa" como para alcanzar cotizaciones por encima de sus homólogos en la corte. A este respecto, argumenta que llegó a cobrar de 600 a 800 reales por un cuadro de pequeñas dimensiones, mientras que Alonso Cano habría ganado 388 reales en el liezo de los Reyes Católicos para el Alcázar y Velázquez obtuvo unos 330 por 'El aguador de Sevilla'.

El lanzamiento del libro se enmarcó dentro de los actos con que el Ayuntamiento de su ciudad reinvidica la genialidad del artista. Como gran colofón, este jueves abre al público la primera muestra antológica en el Museo de Bellas Artes, compuesta por casi 70 obras de Murillo procedentes de Reino Unido, Francia, Alemania, México o Estados Unidos que el público podrá disfrutar hasta el 17 de marzo de 2019.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios