teatro, música o cine alzan la voz

La cultura declara la guerra a los desahucios

'Artículo 47' en el Teatro Alfil, 'Cerca de tu casa' en pleno rodaje o la 'Canción para la PAH' de Nacho Vegas visibilizan con el drama social de miles de personas que son desalojadas de sus casas

Foto: 'Artículo 47', una obra de teatro sobre los desahucios
'Artículo 47', una obra de teatro sobre los desahucios

"Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos".

Acaban de leer el artículo 47 de la Constitución, un texto que trágicamente está muy de actualidad en nuestro país. Ayer se vivía el último desahucio en el madrileño barrio de La Latina de todo un edificio vacío okupado por 46 personas desalojadas. Es el último de una larga lista que lleva sufriendo España desde que comenzó la crisis. Los datos hablan por sí solos: el último trimestre de 2014, según las estadísticas del INE, 6.700 personas fueron desalojadas de sus casas, un 13,5% más que el año anterior. Todo a pesar de la nueva ley hipotecaria, de abril del año pasado y de la prórroga, aprobada en el último Consejo de Ministros, de dos años para que hasta 2017 se suspendan los alzamientos de viviendas habituales a colectos vulnerables.

Los desahucios crecieron un 13,5% en el último trimestre del año pasado respecto al mismo periodo de 2013

Esta es la realidad. Y la cultura no es indiferente a ella. Teatro, música, cine o literatura cada vez miran más a la crisis que soportan los españoles y a la dramática realidad de los desahucios. Además de la gira de la obra Ejecución Hipotecaria, de Miguel Ángel Sánchez, desde hoy y durante todo el mes de marzo se puede ver en las tablas del Teatro Alfil Artículo 47, una obra de teatro con tintes de musical que visibiliza una historia que desgraciadamente leemos día sí y día también. Una pareja de jóvenes pide una hipoteca para comprar una casa invirtiendo todos sus ahorros y con el aval de la casa familiar del padre de ella. La ilusión por la nueva vida se irá al traste con la llegada de la crisis y el paro. No pueden pagar y van a ser desahuciados. 

Lorena García de las Bayonas dirige este montaje, que cuenta en entre su reparto con Alba Flores, hija de Antonio Flores, Francisco Olmo, Javier Godino o Joe Manjón, y cuya dramaturgia, escrita por Lola Blasco, surge de un trabajo de creación colectiva de la compañía Teatro a Voces. La cantante y compositora Ana Laan y el director de cine Miguel Bardem han participado en este proceso, además este último ha realizado un documental sobre el proceso de trabajo y los testimonios que han ido recopilado.

"Nuestra labor es hacer este tipo de propuestas. Tenemos que denunciar lo que pasa. Es lo que podemos hacer desde el arte y nuestra aportación a esta realidad tan terrorífica que vivimos", explica García de las Bayonas a El Confidencial. La directora destaca la importancia del llamado teatro Verbatim, una forma de teatro documental que recopila testimonios reales y los traslada al escenario sin modificar las palabras ni una coma.

Ellos acudieron a la PAH y se mezclaron con los afectados por los desahucios. Sus palabras se reflejan en tres escenas protagonizadas por un grupo de rumanos, otro de ecuatorianos y un policía nacional. "Lo más duro de ir ahí es respirar con la gente que está sufriendo los desahucios y escucharles. Los políticos en vez de verlos por televisión deberían estar ahí respirando la tragedia que esta gente vive. Fue impactante", asegura para ensalzar el trabajo de movimientos solidarios y ciudadanos como la PAH, "que hacen el trabajo que no hacen los políticos". Porque, como afirman en la obra, "la historia la hacen las mujeres y los hombres invisibles".

'Nuestra labor es denunciar lo que pasa. Es lo que podemos hacer desde el arte y nuestra aportación a esta realidad tan terrorífica que vivimos'Artículo 47, que atraviesa este cruel drama pero con un punto de comedia y referencias a Chejov, también se fija en la vida de los trabajadores de los bancos (que no banqueros), a los que refleja como una víctima más del sistema. "La conclusión es que todos somos víctimas del gran sistema, incluso el que está en el sector del banco vendiendo hipotecas es una víctima porque si no vende, no cobra o le echan. Siempre hay algo muy grande por encima de nosotros en este sistema en el que manda tanto el dinero", remacha.

Silvia Pérez Cruz canta los desahucios

En formato musical también pero para el cine se está rodando ahora Cerca de tu casa, una película protagonizada por la cantante Silvia Pérez Cruz, Lluís Homar, Adriana Ozores o Ivan Massagué que aborda los desahucios. Eduard Cortés se centra en su primer largometraje en Sonia, una joven de 30 años que, tras perder su trabajo, será desahuciada junto a su pareja y su hija de 10 años y pone a sus padres en riesgo de embargo. Misma historia, mismos dramas, mismas tensiones familiares y sensación de fracaso pero ambientada en 2007, cuando los desahucios comenzaban a aparecer en las noticias y no había comenzado el movimiento solidario de apoyo a los afectados.

Cortés también pone el foco en otros personajes fundamentales de esta realidad, dejando de lado la imagen estereotipada de villanos, como son uno de los policías que ejecuta el desahucio de Sonia, a quien buscará para comprobar qué ha sido de su vida, y un empleado del banco del barrio, que vive entre el drama de sus vecinos y amigos y la necesidad de un trabajo para seguir pagando su casa. Todo ello, utilizando las canciones y la espectacular voz de Pérez Cruz, quien además es coguionista del filme y ha compuesto las canciones que salpican la historia.

El género musical -aunque Cortés ha dejado claro que es un drama musical, no un musical- se convierten en un "elemento que dinamiza una ficción basada en hechos reales y la transforma en algo novedoso". La música junto a la coreografía, firmada por Sol Picó, aportan además ese punto de esperanza en medio del drama. "En medio de toda esta oscuridad, y en gran medida gracias a la música, me gustaría ofrecer un horizonte de esperanza. Una esperanza anímica, emocional, que nos conmueva y nos lleve, al acabar la película, a sentirnos más dinamizados y con mejores estímulos para enfrentarnos a un drama que hoy sacude muchas vidas", escribe el director.

La película cuenta con un presupuesto de 1,6 millones de euros y ha tirado de crowfunding (aún activo) en goteo.org dada la "oposición frontal" de muchas instituciones con la que se han encontrado a la hora de pedir financiación, según explicó su productor Loris Omedes a Efe.

Nacho Vegas canta a la PAH

Otro buen ejemplo del compromiso del mundo de la cultura con los desahucios es el del Nacho Vegas. El músico ha mostrado su compromiso político en muchas ocasiones. Ayer publicó Canción para la PAH, basada en un poema de Gloria Fuertes, quien hablaba ya en los años cincuenta sobre la problemática de la vivienda en España, dentro del colectivo Fundación Robo. El tema, que clama a la solidaridad y la únión "y cantar con los que sólo aúllan mientras haya un desahucio más", se hizo conocido a mediados de enero cuando entró en una sucursal de Cajastur de Gijón para cantarlo en directo junto al coro Al Altu La Lleva y celebrar el tercer aniversario de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y los Desahucios de Asturies (PAHD).

"Que los desahucios tengan cada vez más protagonismo en la cultura es algo natural. Es un tema muy dramático y es normal que se cuele en la música popular", asegura a este periódico. Con esta canción, Vegas pretende también visibilizar la labor de los cientos de voluntarios que forman parte de la PAH.  "Tienen menos visibilidad de la que deberían. Se financian con sus camisetas y sus chapas pero su trabajo no es visible, y ahora menos que parece que vemos menos desahucios -se ejecutan menos- pero no hay que olvidar que habría muchos más si la PAH no estuviera trabajando", reivindica.

El cantante, que señala que esta movilización ciudadana le recuerda al movimiento insumiso -"fue una victoria social aunque luego José María Aznar se colgara la medalla", dice-, desea que llegue ese día en el que las PAH no sean necesarias "y los desahucios se menten sólo cuando alguien diga. "¿Recuerdas cuando los bancos echaban a la gente de sus casas?". Es la esperanza que parece que se respira en estos tiempos. "Se ve, al menos, un horizonte cambio. No es una solución total pero hay muchos movimiento municipalistas, sociales o Podemos que son herramientas para que la cosa cambie" porque, como añade, "es obsceno que Mariano Rajoy salga diciendo que no hay desahucios. Esta gente tiene una tribuna en la televisión y la usan para hacer malabarismos con los datos y justificarse. Es inmoral".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios