el defensor del espectador aborda las quejas

‘Bob Esponja’, dibujos no aptos para menores de siete años

El Defensor del Espectador de RTVE, Ángel Nodal, pide que la Corporación se replantee la clasificación por edades de esta serie y que no se considere recomendable para menores de siete

Foto: ‘Bob Esponja’, dibujos no aptos para menores de siete años

Bob Esponja y sus amigos que viven bajo del mar son una fuente inagotable de problemas para Televisión Española y para su canal infantil, Clan TV. El Defensor del Espectador de la cadena pública, Ángel Nodal, vuelve a abordar este sábado nuevas quejas de padres preocupados por una serie que, a día de hoy, está calificada como apta para todos los públicos. Desde 2011, las llamadas a la Corporación por este mismo asunto son habituales.

Tal es así que el propio Defensor ya elevó a finales del año pasado una propuesta formal para que RTVE modifique la clasificación de estos dibujos animados y, así, pasen a ser no recomendados para menores de siete años.

“La serie Bob Esponja es la que más quejas genera entre nuestra audiencia”, reconocía el Defensor en su último informe sobre el “Cumplimiento del Código de Protección a la Infancia y la Juventud” correspondiente al cuarto trimestre de 2014. “El contenido de algunos capítulos (...) hace necesaria una nueva reflexión sobre su calificación a la luz de nuestro propio Código de Autorregulación de RTVE, que por ejemplo en los contenidos no recomendados para menores de siete años incluye ‘La descripción de comportamientos, actitudes y costumbres ininteligibles para el menor de siete años cuando le puedan crear desconcierto’”.

 

 

Desde su estreno mundial en 1999, Bob Esponja ha recibido numerosos elogios y premios. Pero en Estados Unidos está catalogada como una serie destinada al público infantil a partir de los siete años. Según el IGN, una web especializada norteamericana, estos dibujos han sido catalogados entre las 25 mejores series de animación para adultos.

RTVE ha recibido nuevas quejas a las ya planteadas por algunos padres y que se podrán analizar en el espacio que emite hoy La 2. En otros informes anteriores del Defensor quedan registradas quejas como la de Antonio García, que señalaba que la serie “induce a las malas prácticas en los menores” y que era “inconcebible ver que los dibujos dicen que para curar un constipado se debe meter los pies en aceite hirviendo”. El espectador solicitaba su retirada de la parrilla, al igual que María López, que consideraba “exaltación del terrorismo y la violencia” un comentario pronunciado por Placton, uno de los personajes. “Decía que para él divertirse es ver volar una ciudad entera y que no haya supervivientes”. Francisco Barreno, por su parte, se quejaba de que, en uno de los capítulos, Bob Esponja dijera la palabra “idiota”.

Bob Esponja ha recibido numerosos elogios y premios. Pero en Estados Unidos está catalogada como una serie destinada al público infantil a partir de los siete

El responsable de Clan TV y de los Programas Infantiles, Yago Fandiño, siempre ha defendido que Bob Esponja “es una serie que usa la metáfora y la parodia” y que si uno ve el episodio completo “puede comprobar que no fomenta la violencia, pues al final es la inocencia la que siempre se lleva el gato al agua”. Y añade que el personaje juega continuamente con el humor absurdo: “En ningún caso pretende ser ejemplo de lo que hace, aunque sí está más cargado de valores de lo que pueda parecer”.

Las quejas sobre este espacio infantil de la televisión pública se remontan hasta el año 2011, cuando este mismo cargo lo ocupaba Elena Sánchez. Entonces, hubo espectadores que se quejaban de que se emitiera a las 15 horas  “porque siempre hay gritos, siempre hay violencia y el argumento no es ideal”. Igualmente, fue polémico otro capítulo en el que Calamardo y Bob Esponja vivían una aventura llamada “La incursión de las braguitas”, que consistía en curiosear en los cajones de las chicas en busca de esta prenda. La respuesta de Televisión Española, entonces, fue que era una serie de producción norteamericana donde, en los campamentos de verano, son frecuentes las travesuras y bromas relacionadas con la ropa interior de chicos y chicas. 

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios