Es noticia
Menú
El truco casero para blanquear las sábanas y fundas de almohadas amarillentas
  1. Alma, Corazón, Vida
UNA MEZCLA DE TRES INGREDIENTES

El truco casero para blanquear las sábanas y fundas de almohadas amarillentas

Con el paso del tiempo es habitual que las sábanas y almohadas blancas cojan un tono amarillento. Para eliminarlo, existe un truco casero infalible. ¡Toma nota y ponlo en práctica!

Foto: El truco casero para blanquear las sábanas y fundas de almohadas amarillentas (iStock)
El truco casero para blanquear las sábanas y fundas de almohadas amarillentas (iStock)

Uno de esos pequeños placeres cotidianos que nos gusta a todo el mundo es el de meterse en una cama recién mudada y con sábanas que huelan a limpio. Además de ser un gusto para los sentidos, también es bueno para la salud ya que si las sábanas no se limpian con cierta frecuencia pueden albergar ácaros, bacterias, pelos, sudor, restos de piel muerta o de cosméticos, polen, pelusas e, incluso, materia fecal.

Pero no solo eso, con el paso del tiempo, es muy habitual que las sábanas y almohadas blancas cojan un tono amarillo que desluce bastante la ropa de cama. Esto se debe, principalmente, al sudor corporal y a las células muertas de la piel que se quedan impregnadas en los tejidos noche tras noche. Por eso es fundamental ventilar la cama cada día y cambiar las sábanas una vez por semana.

Foto: Foto: iStock.

Para acabar con este color amarillento existe un truco casero que se puede poner en práctica antes de tomar la decisión de tirar a la basura esa funda de almohada o sábana amarilleada. Se trata de una mezcla que consta de tres ingredientes: bórax, detergente neutro para lavavajillas y agua tibia.

El secreto está en el bórax

El bórax o borato de sodio, se comercializa en polvo y es, junto a otros ingredientes como el vinagre de limpieza o el bicarbonato de sodio, un imprescindible para la limpieza del hogar gracias a sus propiedades antisépticas, antibacterianas y desinfectantes.

Lo primero que hay que hacer es llenar de agua tibia un barreño grande y, a continuación, verter un vaso de detergente. Una vez que se ha removido bien, se agrega una cucharada bien cargada de bórax. Para evitar posibles irritaciones en las manos, se recomienda llevar puestos guantes de látex al realizar el proceso.

Con bórax, detergente neutro para lavavajillas y agua tibia eliminarás el color amarillento

Hecho esto, se sumerge la prenda de cama que se quiere blanquear y se deja en remojo durante veinte minutos. Transcurrido ese tiempo, se escurre y se mete en la lavadora en un programa a 40 grados de temperatura junto a un trozo de papel de aluminio hecho bola. Para secar la funda o la sábana, lo mejor es hacerlo al sol y al aire libre. Después podrás comprobar como ese color amarillento ha desaparecido.

Uno de esos pequeños placeres cotidianos que nos gusta a todo el mundo es el de meterse en una cama recién mudada y con sábanas que huelan a limpio. Además de ser un gusto para los sentidos, también es bueno para la salud ya que si las sábanas no se limpian con cierta frecuencia pueden albergar ácaros, bacterias, pelos, sudor, restos de piel muerta o de cosméticos, polen, pelusas e, incluso, materia fecal.

Trucos Hogares Ropa
El redactor recomienda