Es noticia
Menú
La langosta, un insecto extraordinario capaz de salvar miles de vidas
  1. Alma, Corazón, Vida
UN PROMETEDOR EXPERIMENTO

La langosta, un insecto extraordinario capaz de salvar miles de vidas

Un nuevo estudio detecta una particular habilidad en el olfato de estos insectos para detectar tumores y determinados tipos de cáncer

Foto: Una langosta, en el campo extremeño. (iStock)
Una langosta, en el campo extremeño. (iStock)

Las langostas están presentes en la cultura popular por motivos nada halagüeños. Son protagonistas de grandes plagas contra la humanidad y, por su aspecto, no es que sean unos insectos de lo más amigables o apetecibles de tocar. Sin embargo, la ciencia recientemente ha descubierto un superpoder que puede salvar millones de vidas, como es el de la detección temprana de determinados tipos de cáncer.

Un nuevo estudio, publicado en la revista científica 'BioRxiv', ha hallado que estos bichos pueden distinguir células humanas sanas de las cancerosas utilizando su sentido del olfato, lo que podría aprovecharse para conseguir una detección precoz de la enfermedad en pacientes de riesgo, incrementando con creces sus capacidades de recuperación.

Los científicos conectaron electrodos a la cabeza de las langostas para analizar su respuesta a los gases excretados por las células humanas

Las langostas pueden seleccionar zonas concretas del cuerpo cancerosas o detectar tumores. Al parecer, esto ocurre en tan solo unos milisegundos, ya que los científicos notaron cambios "confiables, rápidos y sensibles" en la actividad cerebral de estos insectos después de analizarla a través de electrodos conectados a su cabeza. Nuestras células emiten una serie de compuestos orgánicos volátiles (VOC) por sus siglas en inglés que han servido para llevar a cabo otros experimentos de detección temprana de cáncer, especialmente del pulmón. Estos bichos serían especialmente sensibles a los cambios producidos en la sustancia de estos compuestos entre unas células sanas de una cancerosa.

Foto: Los daños ambientales de la agricultura de alta intensidad presentan un desafío complicado (EFE).

Los científicos conectaron electrodos a la cabeza de las langostas para analizar su respuesta a los gases excretados por las células humanas, y establecer distintos perfiles de señales diferentes que aparecían tras inspirar los VOC. Así, se dieron cuenta de que las señales que emitían las langostas diferían mucho cuando eran expuestas a células sanas de enfermas. El experimento se realizó en pacientes con cáncer bucal, de tal modo que las langostas recibieron señales muy distintas al respirar los VOC en el aire.

Lo más sorprendente es que muchas langostas eran capaces de distinguir entre una boca sana de una enferma, pero también entre otros tipos de cáncer o tumores. "Esperábamos que las células cancerosas pudieran parecerles diferentes a las normales, pero cuando los insectos pudieron distinguir tres cánceres diferentes entre sí, nos resultó realmente sorprendente", aseguró el microbiólogo Christopher Contag, de la Universidad Estatal de Michigan, principal autor del estudio, en declaraciones recogidas por 'Science Alert'.

En busca de una 'nariz biónica'

De este modo, los científicos esperan desarrollar una especie de 'nariz biónica' que sirva para detectar cambios en los COV, aunque admiten que todavía están muy lejos de la capacidad de crear sensores que estos seres naturales tienen de manera innata en su sistema olfativo. "En teoría, al respirar dentro de este dispositivo se podría detectar y diferenciar los distintos tipos de cáncer e incluso en qué etapa se encuentra la enfermedad", asegura el ingeniero biomédico Debajit Saha, de la Universidad Estatal de Michigan, en un artículo publicado en 'MSU Today'. "Pero esta posibilidad está muy lejos de utilizarse todavía en un entorno clínico".

Una de las claves para la recuperación del cáncer es su detección temprana. Sin ir más lejos, en el cáncer de pulmón, el cual representa la primera causa de muerte por cáncer en el hombre, menos de un 20% de los casos diagnosticados se realizan en estadios tempranos de la enfermedad. Pero cuando el tumor se localiza pronto, la supervivencia puede aumentar hasta más allá del 80%. Por ello es esencial hacer revisiones periódicas si te encuentras en riesgo, ya sea por factores hereditarios, de edad o de salud.

Las langostas están presentes en la cultura popular por motivos nada halagüeños. Son protagonistas de grandes plagas contra la humanidad y, por su aspecto, no es que sean unos insectos de lo más amigables o apetecibles de tocar. Sin embargo, la ciencia recientemente ha descubierto un superpoder que puede salvar millones de vidas, como es el de la detección temprana de determinados tipos de cáncer.

Salud Cáncer Naturaleza
El redactor recomienda