Es noticia
Menú
El apocalipsis de los insectos continúa en un mundo que se calienta
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
CAMBIO CLIMÁTICO

El apocalipsis de los insectos continúa en un mundo que se calienta

El calentamiento del clima y la agricultura intensiva han reducido casi a la mitad las poblaciones de insectos en algunas zonas del planeta, concluye un nuevo estudio.

Foto: Los daños ambientales de la agricultura de alta intensidad presentan un desafío complicado (EFE).
Los daños ambientales de la agricultura de alta intensidad presentan un desafío complicado (EFE).

Dentro de un ecosistema equilibrado, cada ser vivo juega un papel muy importante. Si rompemos este equilibrio eliminando uno de estos elementos de la ecuación, como podrían ser, por ejemplo, los preciados árboles, todo empieza a colapsar, ya que los árboles proporcionan hábitat y alimento para insectos, pájaros, mamíferos, reptiles y otros animales, además de sombra y nutrientes para el suelo, sin mencionar la importante labor de absorción y secuestro de dióxido de carbono y la liberación de oxígeno.

Ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores del University College London (UCL) ha analizado 750.000 muestras de 18.000 especies distintas de insectos, descubriendo que la combinación de la pérdida de hábitat causada por la agricultura masiva y el cambio climático están teniendo un impacto drástico en las poblaciones mundiales de insectos. Tanto es así que ambos factores son responsables de una reducción del 49% en la cantidad de insectos en las partes más afectadas del mundo.

"Nuestros hallazgos pueden representar solo la punta del iceberg, ya que hay evidencia limitada en algunas áreas"

En un mundo que se calienta...

“Muchos insectos parecen ser muy vulnerables a las presiones humanas, lo cual es preocupante a medida que el cambio climático empeora y las áreas agrícolas continúan expandiéndose. Nuestros hallazgos resaltan la urgencia de acciones para preservar los hábitats naturales, frenar la expansión de la agricultura de alta intensidad y reducir las emisiones para mitigar el cambio climático”, explica Charlie Outhwaite del Centro de Investigación sobre Biodiversidad y Medio Ambiente de UCL y coautor del trabajo que publica la revista Nature.

En su trabajo, los investigadores midieron tanto la abundancia de insectos como el número de especies en áreas de todo el mundo y lo compararon con insectos en hábitats más vírgenes. El doble golpe del calentamiento global y la reducción de los hábitats no solo había afectado a la población, sino que también ha provocado una caída del 27% en la diversidad de especies.

"La pérdida de poblaciones de insectos podría ser perjudicial no solo para el entorno natural, donde los insectos suelen desempeñar un papel clave en los ecosistemas locales, sino que también podría dañar la salud humana y la seguridad alimentaria, en particular con la pérdida de polinizadores”, continúa el experto.

Por contra, en áreas donde el 75% de la tierra todavía era un hábitat natural, la abundancia de insectos solo disminuyó en un 7%.

placeholder Las zonas con estrés climático con estrés climático han perdido el 63% de sus insectos, muestra una investigación. (EFE).
Las zonas con estrés climático con estrés climático han perdido el 63% de sus insectos, muestra una investigación. (EFE).

En los trópicos la situación es aún peor

Según los investigadores, la situación de disminución de especies y poblaciones es más grave en los trópicos, lo que, si lo unimos a la realidad de que existen pocos datos acerca de las regiones tropicales y que estas zonas son auténticos tesoros de biodiversidad, puede que el panorama más cercano a la verdad sea mucho peor.

El estudio de UCL es el primero en identificar que una interacción entre el aumento de las temperaturas y los cambios en el uso de la tierra está provocando pérdidas generalizadas en numerosos grupos de insectos en todo el mundo.

"Nuestros hallazgos pueden representar solo la punta del iceberg, ya que hay evidencia limitada en algunas áreas, particularmente en los trópicos que encontramos que tienen reducciones bastante altas en la biodiversidad de insectos en las áreas más afectadas”, dice Outhwaite.

Foto: Las luces nocturnas de la Península Ibérica vistas desde la Estación Espacial Internacional. Foto: ESA

No solo perdemos insectos

Además de dañar el medio ambiente, la pérdida de insectos como escarabajos, moscas, abejas, mariposas y saltamontes también podría dañar la salud humana, sugieren los expertos. Los estragos que se avecinan con el cambio climático afectan a todo el planeta, a pesar de que la amenaza de un “apocalipsis de insectos” inminente no reciba el mismo nivel de atención que el propio cambio climático.

Estas pequeñas criaturas se enfrentan a diario al uso creciente de pesticidas, a la contaminación lumínica, al cambio climático y el problema no afecta solo a especies raras en peligro de extinción, sino a las que una vez fueron comunes en todo el mundo.

“Necesitamos reconocer cuán importantes son los insectos para el medio ambiente en general, y para la salud y el bienestar humanos, en para hacer frente a las amenazas que les planteamos antes de que muchas especies se pierdan para siempre”, concluye Peter McCann, coautor del estudio.

Dentro de un ecosistema equilibrado, cada ser vivo juega un papel muy importante. Si rompemos este equilibrio eliminando uno de estos elementos de la ecuación, como podrían ser, por ejemplo, los preciados árboles, todo empieza a colapsar, ya que los árboles proporcionan hábitat y alimento para insectos, pájaros, mamíferos, reptiles y otros animales, además de sombra y nutrientes para el suelo, sin mencionar la importante labor de absorción y secuestro de dióxido de carbono y la liberación de oxígeno.

Cambio climático Naturaleza
El redactor recomienda