Lo que nunca debes hacer después de ducharte en verano
  1. Alma, Corazón, Vida
PREVIENE A LOS INSECTOS

Lo que nunca debes hacer después de ducharte en verano

Dejar los desagües de la ducha o del lavabo abiertos durante un tiempo y sin secar puede ocasionar la llegada de visitantes a tu casa nada queridos en época estival

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hay un detalle que puedes estar pasando por alto cada vez que te metes debajo de la alcachofa de la ducha para refrescarte en las calurosas tardes de verano. No, no es nada relacionado con la salud. Aunque evidentemente se trata de un problema que puede acabar afectando a tu salud, pues la presencia de insectos en casa puede ser la antesala a diversas enfermedades.

Y eso es precisamente el riesgo que entraña ducharse o lavarse los dientes y no secar o dejar bien tapado el desagüe, sobre todo en zonas húmedas o con presencia de cucarachas o insectos de lo más desagradables. Las olas de calor cada vez más acusadas y recurrentes a causa del cambio climático producen que suban las temperaturas y los bichos quieran penetrar en las casas por las tuberías.

Sobre todo, seca en la medida de lo posible las instalaciones del baño antes de marcharte

Nadie se salva de las cucarachas en verano: de hecho, son las grandes protagonistas de las noches estivales, ya que durante el día suelen descansar en cualquier grieta en la que ponen sus huevos. Por las noches, salen en búsqueda de alimento en basuras, desagües, alcantarillas, cocinas y baños, además de zonas en las que se suele almacenar comida.

Invitadas nada deseadas

Por ello, es especialmente importante que si quieres minimizar su presencia, seques bien las toallas o alfombras de ducha para que no se genere humedad. Y, sobre todo, secar en la medida de lo posible las instalaciones del baño antes de marcharte. Don Miller, un entomólogo británico, ha advertido en 'Best Life' sobre este problema, asegurando que es necesario cubrir el desagüe de la ducha o del lavabo con un tapón para mantenerlas alejadas. Otra forma de evitar su entrada es poner un desagüe mucho más pequeño o con orificios minúsculos, de tal forma de que no puedan penetrarlo y abrirse paso.

Foto: Fuente: iStock.

Es importante, como decíamos, cubrir los desagües. Pero más esencial aún es mantener la comida alejada de los mismos. A nadie se le ocurriría dejar escurriendo una ensalada en el propio fregadero, pero es frecuente que los restos de alimentos se queden pegados a la rejilla del desagüe después de fregar, lo que puede atraerlas. Por tanto, siempre que friegues los platos también deberás pasar el estropajo con jabón por el mismo fregadero con agua caliente.

Si ya has sufrido episodios de cucarachas en tu casa, lo mejor que puedes hacer es rociar las tuberías a través de los desagües de algún producto químico presente en el mercado especializado en matar cucarachas. Una forma casera de pesticida contra las mismas es mezclar media taza de sodio con otra media taza de vinagre blanco destilado. Después, cubre el desagüe durante tres o cinco minutos para que los gases que suelta la reacción química acaben con ellas, y acto seguido, vuelve a agregar unas cuantas tazas de agua hirviendo. Deberían ser muy resistentes para sobrevivir a eso.

Social Ducha
El redactor recomienda