Es noticia
Menú
Descubre cuatro métodos para conservar el chocolate en verano (y no es la nevera)
  1. Alma, Corazón, Vida
SIN PERDER SABOR NI TEXTURA

Descubre cuatro métodos para conservar el chocolate en verano (y no es la nevera)

En contra de lo que todo el mundo piensa, guardar el chocolate en la nevera en verano no es la mejor opción para conservarlo seco y fresco. Te presentamos 4 métodos infalibles

Foto: Tabletas de chocolate (iStock)
Tabletas de chocolate (iStock)

Para los golosos, y especialmente para los amantes del chocolate, da igual la estación del año que sea porque no van a renunciar a disfrutar de ese pequeño placer. Degustar un par de onzas, o quizás alguna más, en verano y con las altas temperaturas puede ser un auténtico engorro, ya que la tableta de chocolate enseguida sufrirá las consecuencias del excesivo calor y se derretirá por completo.

Y es que guardar el chocolate en casa es un auténtico desafío cuando llega el calor. Lo normal, según hemos hecho toda la vida, es guardar la tableta en la nevera y sacarla un rato antes de consumirla para que se atempere y no esté tan dura. Sin embargo, está demostrado científicamente que, de este modo, pierden su sabor y aparece un característico color blanquecino, un fenómeno conocido como 'fat bloom' que ocurre cuando los cristales de la manteca de cacao u otras grasas suben a la superficie por un cambio brusco de temperatura y se vuelven a cristalizar en la parte superior.

Foto: Foto: iStock.

Entonces, ¿dónde podemos conservar el chocolate en verano para se mantenga seco y fresco? Lo normal es guardarlo en la despensa de casa, ya que suele ser un lugar sin contrastes de calor, sin olores fuertes, seco y alejado de la luz solar. Según los expertos, el lugar escogido debe tener una humedad inferior al 60% y una temperatura entre los 15º y los 18º C, algo muy alejado de las condiciones en las que se conserva dentro de la nevera.

Formas de guardar el chocolate en verano

En cualquier caso, aquí tienes cuatro métodos caseros para preservar la textura y las propiedades del chocolate en verano (y también el resto del año). Eso sí, recuerda que el chocolate negro aguantará siempre mucho más que el blanco, que suele estropearse antes por la leche y el azúcar con el que están hechos.

El primero de ellos pasa por guardar el chocolate en una bolsa hermética, como las que se usan para congelar. El truco pasa por cerrarla y que no entre demasiado aire. Si es necesario, se puede partir la tableta en varios trozos para que quepa mejor. La segunda opción pasa por envolverlo en papel de cocina ya que aleja la humedad del cacao y conserva la textura y el sabor más tiempo. Lo mismo ocurre con el papel de aluminio, que sería el tercer método recomendado.

Guarda el chocolate en una bolsa hermética o envuélvelo en papel de cocina o de aluminio

Por último, puedes conservar el chocolate en un frasco de cristal ya que lo aísla del calor y la humedad y, además, lo puedes combinar con las tres opciones anteriores, es decir, guardarlo con la bolsa hermética, en papel de cocina o papel de aluminio dentro del recipiente de cristal, así estará doblemente protegido.

Para los golosos, y especialmente para los amantes del chocolate, da igual la estación del año que sea porque no van a renunciar a disfrutar de ese pequeño placer. Degustar un par de onzas, o quizás alguna más, en verano y con las altas temperaturas puede ser un auténtico engorro, ya que la tableta de chocolate enseguida sufrirá las consecuencias del excesivo calor y se derretirá por completo.

Trucos Alimentos Hogares Leche Azúcar
El redactor recomienda