Es noticia
Menú
De la fatiga a la falta de sueño: síntomas clave para sospechar que tienes fibromialgia
  1. Alma, Corazón, Vida
SALUD SIN MITOS

De la fatiga a la falta de sueño: síntomas clave para sospechar que tienes fibromialgia

Es una de las enfermedades reumatológicas más frecuentes, pero su diagnóstico no es sencillo. Identificarla es crucial para iniciar un tratamiento que mejore la calidad de vida

Foto: Foto: Freepik.
Foto: Freepik.

Hasta no hace mucho tiempo, la existencia de la fibromialgia se cuestionaba incluso entre la clase médica. Con el paso del tiempo y el avance de las investigaciones, se ha terminado por reconocerla como una entidad clínica que afecta severamente a la calidad de vida de quien la sufre. Aun así, pocas personas conocen en qué consiste realmente y es habitual que se tienda a confundir con el cansancio común y que no se diagnostique bien.

¿Qué es, y qué síntomas causa, la fibromialgia? La doctora Susana Gerechter Fernández, jefa de servicio de Reumatología del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, la describe como "una patología con alta prevalencia femenina, caracterizada por síntomas de dolor y cansancio, problemas de sueño, hiperalgesia generalizada (aumento anormal de la sensibilidad dolorosa), dolor persistente y alodinia (dolor que aparece con un estímulo que no debería causarlo). Suele provocar un gran deterioro en la calidad de vida de los que la padecen, lo que frecuentemente ocasiona una gran dificultad para desempeñar tareas habituales y, consecuentemente, pérdida laboral".

Foto: Foto: Freepik.

El dolor musculoesquelético generalizado y la fatiga son dos de los síntomas clásicos de esta enfermedad. Pero este síndrome, explica la doctora Gerechter, puede también ocasionar otras manifestaciones clínicas como rigidez muscular, cambios en el estado de ánimo y ansiedad, problemas de memoria, dolores de cabeza y dificultades para concentrarse.

Difícil diagnóstico

En la actualidad, se considera que la fibromialgia es una de las enfermedades reumatológicas más frecuentes. Aun así, nos encontramos con el problema de que su detección es compleja, ya que no existen criterios oficiales de diagnóstico.

A esta dificultad se suma, expone la especialista, el que “los resultados de algunas pruebas, como las radiografías o análisis de sangre, son aparentemente normales, por lo que el médico especialista debe determinar la presencia de la fibromialgia valorando la sintomatología del paciente. En esta línea, se debe descartar la presencia de otras enfermedades que pudieran causar el dolor, y realizarse una completa exploración física en la que se pueda detectar la presencia, o no, de puntos sensibles dolorosos a la presión”.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Una vez diagnosticada, el paciente debe enfrentarse a aceptar que tiene una enfermedad para la que, “por el momento, no se conoce una cura definitiva”. No obstante, hay que recordar que “sí existen tratamientos farmacológicos y no farmacológicos que están dirigidos a disminuir y aliviar la sensación de dolor, así como a tratar los síntomas que acompañan a esta enfermedad reumática. El objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas con fibromialgia”.

En este sentido, un punto clave del tratamiento “consiste en la comprensión y aceptación de la patología, tanto por parte del afectado como de su entorno, que permita afrontar con una actitud positiva la nueva situación, además de aceptar los cambios y las nuevas rutinas que puedan producirse en la dinámica familiar”.

placeholder Foto: Freepik.
Foto: Freepik.

Por todo ello, es muy importante que la persona con fibromialgia cuente con el apoyo de su entorno familiar, lo que además resulta positivo para su calidad de vida. Pero también es vital entender cómo afecta a la familia, para que la persona diagnosticada y su entorno puedan sobrellevar mejor la rutina diaria. Para ello, resultan de gran importancia estos cuatro puntos:

  • Conocer qué es la fibromialgia. La información sobre la enfermedad, sus causas y sus consecuencias, ayuda a mejorar la calidad de vida, tanto a nivel físico como emocional, del paciente y de su familia.
  • Cuidar el bienestar personal. Es importante que cada miembro de la familia cuide y priorice su bienestar personal en armonía.
  • Exteriorizar cuáles son las necesidades y los límites. Las personas con fibromialgia deben exponer abiertamente sus necesidades y limitaciones, sin sentirse mal por ello, y no deben considerarse una obligación o 'carga' para su familia.
  • Manifestar cómo se siente. El hecho de poder expresar los sentimientos y emociones tiene un efecto positivo en la persona afectada y su familia.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo​.

Hasta no hace mucho tiempo, la existencia de la fibromialgia se cuestionaba incluso entre la clase médica. Con el paso del tiempo y el avance de las investigaciones, se ha terminado por reconocerla como una entidad clínica que afecta severamente a la calidad de vida de quien la sufre. Aun así, pocas personas conocen en qué consiste realmente y es habitual que se tienda a confundir con el cansancio común y que no se diagnostique bien.

Salud Quirónsalud Brands Salud ECBrands
El redactor recomienda