Siete mitos y falsas creencias sobre la psoriasis
  1. Alma, Corazón, Vida
SALUD SIN MITOS

Siete mitos y falsas creencias sobre la psoriasis

Esta enfermedad causa un gran impacto psicológico en los afectados, debido tanto a las lesiones en la piel como a leyendas que favorecen la estigmatización social

placeholder Foto: Foto: Pexels.
Foto: Pexels.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta al 1,5% de la población. Consiste en la aparición de manchas rojas y escamosas en rodillas, codos, tronco y cuero cabelludo que pueden causar picor y dolor. La padecen hombres y mujeres de todo el mundo, sin distinción de raza ni edad.

Si bien es una enfermedad muy frecuente, sigue siendo bastante desconocida y circulan muchos mitos y falsas creencias en torno a ella. Se considera que la psoriasis está causada por alguna disfunción en el sistema inmunitario que hace que la piel se regenere a un ritmo más rápido de lo normal. Los investigadores apuntan que su aparición es debida a factores genéticos y medioambientales, principalmente.

Foto: Foto: Pexels.

Con respecto a los factores genéticos, la doctora Montserrat Salleras, jefa del Servicio de Dermatología del Hospital Universitari Sagrat Cor, nos explica que "podemos considerar que, en la psoriasis, las células de la piel —conocidas como queratinocitos— se reproducen mucho más rápido que en las personas que no padecen la enfermedad; esto es, cada tres o cuatro días, a diferencia de los 28 días de reproducción normal de las células en personas sanas. De esta manera, se acumulan en la piel constituyendo placas o lesiones enrojecidas y escamosas que pueden generarse en cualquier zona del cuerpo". En cuanto a los factores medioambientales, se encuentran los factores endógenos —como los brotes por estrés emocional— y los factores exógenos, causados por determinados medicamentos, el clima, el tabaco, los golpes o traumatismos y el tipo de alimentación.

El síntoma más característico de la psoriasis es la aparición de lesiones eritematosas con mucha descamación, de color rojo o blanco y brillantes en rodillas, codos, tronco o cuero cabelludo, especialmente, aunque también puede afectar a uñas, articulaciones, genitales o interior de la boca. Otras manifestaciones comunes, continúa la especialista, son las siguientes:

  • Psoriasis invertida: presenta afectación de los grandes pliegues, como el submamario o el interglúteo, áreas de fricción donde la piel se enrojece y escama.
  • Psoriasis palmoplantar: consiste en placas secas que producen durezas y fisuras en las palmas de manos y pies.
  • Psoriasis pustulosa: se manifiesta por granos de pus; es más grave y poco habitual.
  • Psoriasis eritrodérmica: es la variante más grave y menos común de la enfermedad. Afecta prácticamente a toda la superficie cutánea, y llega incluso a comprometer la vida del paciente al evitar que la piel realice su función de barrera.

Rompe con los mitos

Sufrir de psoriasis puede ocasionar problemas psicológicos a los afectados, debidos al gran impacto que les ocasiona y a la estigmatización social. Esto sucede porque se dan muchos mitos que es importante desterrar.

1. La psoriasis es contagiosa: FALSO

Y cuanta más gente lo sepa, será mejor para el bienestar emocional de los pacientes. Ni la psoriasis ni la artritis psoriásica son contagiosas, "ya que las lesiones en la piel no son fruto de virus o bacterias que puedan pasar de una persona a otra".

2. La psoriasis tiene cura: FALSO

La psoriasis es una enfermedad crónica que, por ahora, no tiene cura. Sin embargo, puntualiza la especialista, "los tratamientos son cada vez más eficaces para reducir los síntomas y evitar que vuelvan a aparecer lesiones, lo que ha supuesto para los pacientes una mejora sustancial en la calidad de vida".

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

3. Los remedios caseros y del herbolario son los más eficaces: FALSO

Se desconoce la naturaleza de muchos de los compuestos que se venden en herbolarios como remedios ‘naturales’, por lo que pueden interactuar con la medicación y provocar daños en lugar de beneficios. "Es importante no automedicarse ni dejar el tratamiento que ha prescrito el especialista por otro cuya eficacia es más que cuestionable".

4. No existen tratamientos efectivos que ayudan a controlar la psoriasis: FALSO

Aunque, en la actualidad, no se ha descubierto una cura para la psoriasis, existen numerosos tratamientos disponibles que te pueden ayudar a mantenerla controlada y disminuir el número de brotes. Estos tratamientos, explica la especialista, "varían en función de la gravedad, intensidad y localización de la psoriasis. En los casos leves, se recomienda un tratamiento tópico con cremas asociadas o no a un fármaco derivado de la vitamina D. En los más graves, se recurre a un tratamiento sistémico inmunosupresor, por vía oral o inyectado. Se utilizan tratamientos fisiológicos, es decir, aquellos cuya diana terapéutica es muy concreta, siendo muy eficaces y dejando pocos efectos secundarios. Otra alternativa es la fototerapia, que consiste en dosis de ultravioleta A o B, en función del desarrollo de la psoriasis o una terapia combinada de fototerapia, tratamiento sistémico y tópico, ya que permite usar dosis bajas de cada tipo de terapia. También, alternativas naturales que favorecen la mejora de la enfermedad. La exposición al sol tiene un efecto positivo en la piel, pues regula el sistema inmunitario".

5. La psoriasis solo afecta a la piel: FALSO

"La psoriasis no solo afecta a la piel", aclara la doctora Salleras, "sino que se trata de un trastorno del sistema inmunitario y se relaciona con una mayor probabilidad de tener otras enfermedades como artritis psoriásica, síndrome metabólico y otras enfermedades cardiovasculares. Se trata de una enfermedad sistémica que afecta a diferentes partes del cuerpo".

6. La psoriasis es igual en todos los pacientes: FALSO

Cada paciente puede presentar una forma diferente de psoriasis y por ello los tratamientos deben adaptarse a cada persona. Los que son efectivos en un paciente, pueden no ser eficaces en otro, por este motivo es importante acudir a un especialista.

7. Tenía psoriasis, pero después de un esfuerzo me vino la artritis: VERDADERO, A MEDIAS

Entre un 5% y un 30% de los pacientes con psoriasis desarrollarán artritis psoriásica a lo largo de su vida. Sí es cierto que una vida saludable (hacer ejercicio, no consumir alcohol ni tabaco, mantener el estrés a raya, etc.) podría retrasar la aparición de la artritis, pero en ocasiones un traumatismo o un sobreesfuerzo puede desencadenar los síntomas que llevarán a un diagnóstico de artritis psoriásica.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Hospital Universitari Sagrat Cor

 

ECBrands Piel Enfermedades Brands Salud Quirónsalud
El redactor recomienda