Un cuenco que se estimaba en 580 euros se subasta finalmente por 320.000
  1. Alma, Corazón, Vida
Un fenómeno inesperado

Un cuenco que se estimaba en 580 euros se subasta finalmente por 320.000

Este utensilio estaba entre los objetos que se pusieron en venta después de la muerte de sus propietarios, un matrimonio de Lincolnshire (Reino Unido)

Foto: Pieza fabricada con cerámica Ru de la colección del Museo Británico (Creative Commons)
Pieza fabricada con cerámica Ru de la colección del Museo Británico (Creative Commons)

La casa de subastas Stamford ha vendido un cuenco de porcelana por 320.000 libras (más de 370.000 euros), cifra que ha sorprendido a los expertos. Al parecer, el valor inicial de este objeto era de apenas 580 euros. Sin embargo, el cuenco de porcelana es en realidad una reliquia china poco común.

Este utensilio estaba entre los objetos que se pusieron en venta después de la muerte de sus propietarios (un matrimonio de Lincolnshire, en Reino Unido). Tal y como informa la BBC, se trata de un cuenco de 900 años de antigüedad y trece centímetros de altura que estaría fabricado con cerámica Ru.

Este material es una variante china de cierta fama e infrautilizada que se remonta a la época de la dinastía Song. La singularidad de esta pieza se debe a que fue fabricada para la corte imperial durante un breve periodo de tiempo, aproximadamente, en el año 1100.

Desconocían su valor

Jessica Wall, de Stamford, ha explicado que el precio por el que se ha subastado el cuenco ha sido “totalmente inesperado”. Recuerda el instante en el que alguien ofreció 10.000 euros por el objeto: “Pensé que era interesante y un buen resultado, pero que se quedaría ahí”. Sin embargo, la puja “siguió avanzando” y la mujer comenzó a “sentir mariposas” en el estómago.

Foto: Fotografía de Big John (EFE/EPA/Christophe Petit Tesson)

El objeto de cerámica estaba en una cómoda de la vivienda de la difunta pareja, la cual parece que desconocía su valor real. Wall ha apuntado que esperaban vender la reliquia por 930 euros como máximo, ya que, según ella, la cerámica china es muy difícil de valorar. La casa de subastas cree que este cuenco de porcelana fue fabricado durante la dinastía Song de China (960-1279 d.C.) y que apenas hay piezas similares que sean de propiedad privada.

Por su parte, los descendientes del matrimonio fallecido estaban “alucinados” con la venta. Entre tanto misterio, el comprador final ha preferido no desvelar su identidad. Lo que sí tiene claro Jessica Wall es que este episodio es “el sueño de todo subastador”.

Subasta
El redactor recomienda