Cómo buscar empleo y no morir en el intento: el síndrome del agotamiento
  1. Alma, Corazón, Vida
TRUCOS PARA NO VENIRSE ABAJO

Cómo buscar empleo y no morir en el intento: el síndrome del agotamiento

Cinco consejos para encontrar trabajo sin venirse abajo cuando las malas noticias no dejan de llegar como respuesta a un currículum tras otro

placeholder Foto: Volverse loco entre ofertas de trabajo es relativamente normal (William Iven para Unsplash)
Volverse loco entre ofertas de trabajo es relativamente normal (William Iven para Unsplash)

Dicen los expertos que buscar empleo es un trabajo en sí mismo y que, por tanto, hay que tomárselo así, con horarios fijos, una lista de objetivos que cumplir y una mentalidad fría que nos permita encajar los reveses que nos vayamos encontrando en el camino. Sin embargo, cuando la situación se complica y las cosas no salen como esperamos, es fácil venirse abajo.

Es el síndrome del agotamiento, una sensación que viven muchas de las personas que buscan empleo y con la que hay que saber lidiar si no queremos tirar la toalla antes de tiempo. Por eso, los expertos ofrecen algunos consejos para poder seguir adelante, trucos que nos permitirán aceptar una nueva negativa y, a pesar de todo, seguir manteniendo esperanzas de encontrar el trabajo soñado.

Foto: Es fundamental demostrar que se conoce a la empresa tanto como a uno mismo, según la entrenadora profesional (Unsplash)

Da igual que hayas dedicado 8 horas al día durante los últimos dos meses a buscar trabajo; que hayas leído tantas ofertas de empleo como si fueras un bibliotecario; que hayas conocido tantas nuevas empresas a las que has enviado el currículum como si fueras un experto redactor de economía; o que hayas pasado en LinkedIn más horas en la última semana que con tu propia pareja. Todo tiene solución.

Trucos para encontrar empleo

La experta en recursos humanos Adunola Adeshola explica en Forbes que lo primero que hay que hacer en estos casos es establecer un horario realista. Buscar trabajo las 24 horas del día puede llegar a ser frustrante cuando no se consiguen resultados y la motivación puede comenzar a desaparecer de la vida diaria del candidato, tanto si se tiene empleo actualmente como si no.

Buscar empleo es un trabajo en sí mismo al que hay que poner un determinado horario

Lo mejor es marcar un horario y ceñirse a él. Si no tenemos trabajo estable, puedes emplear las mañanas de 9 a 2 en esta tarea; si lo tenemos y buscamos un cambio, puedes decidir utilizar tres tardes a la semana de 6 a 8 para tratar de mejorar. Pero no dediques todo tu tiempo libre a este empeño porque, de lo contrario, será muy fácil terminar quemado.

El segundo consejo es dejar pruebas de nuestra valía. Es muy duro enviar decenas de currículums y no recibir siquiera una respuesta. El cerebro se resiente y corremos el riesgo de mandarlo todo a tomar vientos y decidir que no vale la pena seguir intentándolo. Pero hay un truco que nos permitirá mantener alta nuestra autoestima.

placeholder Conseguir una entrevista es el objetivo de todo currículum enviado (iStock)
Conseguir una entrevista es el objetivo de todo currículum enviado (iStock)

Se trata de tener una carpeta, física o virtual en el ordenador, donde guardemos aquello de lo que nos sentimos más orgullosos en nuestros trabajos pasados. Todo tipo de trabajador ha tenido momentos mejores y peores a lo largo de su vida laboral y acordarnos de los mejores empleos del pasado, aquellos donde hicimos un gran trabajo, nos ayudará a recuperar la autoestima y a afrontar con mejor talante el futuro.

Consejos para no tirar la toalla

Adunola Adeshola recomienda también renovar las perspectivas. No se puede tirar la toalla porque el trabajo da siempre sus frutos y lo explica muy gráficamente con este ejemplo: "¿Qué pasa si en las próximas dos semanas, debido al esfuerzo que decides hacer esta semana, puedes conseguir entrevistas de trabajo increíbles? ¿O si, dentro de tres semanas, estás en la ronda final del proceso de entrevistas en una empresa increíble porque decidiste continuar hoy?"

Foto: Fuente: iStock

El cuarto consejo para buscar empleo pasa por no entrar en pánico. Es lógico que cualquiera que reciba muchas malas noticias seguidas decida empezar a mandar el currículum a todo aquel correo electrónico que se encuentre, casi sin mirar de qué trabajo se trata. Pero eso se convierte en una espiral de autodestrucción que no lleva a nada bueno.

Por eso, es mucho mejor analizar bien cada puesto de trabajo y enviar nuestro CV a aquellos empleos que realmente nos gustaría conseguir. De esa manera, la preparación del currículum será mucho más cuidada e incluso la carta de presentación nos saldrá mucho mejor ya que querremos conseguir ese puesto de verdad y no a la desesperada.

No por enviar más currículums vamos a encontrar antes un empleo

Por último, la experta en recursos humanos nos invita a sacar la mejor versión de nosotros mismos. Tener claro por qué queremos cambiar de trabajo o qué es lo que realmente queremos en la vida nos ayudará a centrarnos en buscar el empleo ideal para nosotros. Recordemos nuestras mejores habilidades, trasladémoslas al currículum y apostemos por conseguir el trabajo que nos devolverá la sonrisa.

Empleo Búsqueda de empleo Entrevista de trabajo Recursos humanos Trabajo
El redactor recomienda