Las personas más sabias se sienten menos solas, según un estudio
  1. Alma, Corazón, Vida
Se ha analizado la actividad cerebral

Las personas más sabias se sienten menos solas, según un estudio

Esta investigación es un primer acercamiento de cómo procesan la información en su cerebro aquellos que se sienten faltos que compañía

placeholder Foto: Esta es la primera ocasión que se observa un vínculo a nivel neuronal entre la soledad y la sabiduría (Unsplash)
Esta es la primera ocasión que se observa un vínculo a nivel neuronal entre la soledad y la sabiduría (Unsplash)

La información que disponemos de la actividad neuronal vinculada a la soledad nos ayudaría a llevar de mejor manera el tiempo que pasamos sin la compañía de otros. Un reciente estudio señala que esto fomenta igualmente la disminución de los múltiples impactos que provoca en la salud mental y física.

El cerebro, considerado el órgano más importante de nuestro organismo, responde a la soledad de forma opuesta a los sentimientos de sabiduría, según el informe. Esto se complementa con el gran número de estudios que sugieren que cuanto más sabios creemos ser, menos solos nos sentimos. A pesar de que esta relación entre la soledad y la sabiduría ha sido detectada anteriormente, esta es la primera ocasión que los especialistas han observado un vínculo a nivel neuronal.

En palabras del neurocientífico Jyoti Mishra, de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos), a Science Alert, "estábamos interesados en cómo la soledad y la sabiduría se relacionan con los prejuicios emocionales, es decir, cómo respondemos a diferentes emociones positivas y negativas”. Para ello, han contado con la participación de 147 voluntarios de entre 18 y 85 años.

Foto: Foto: Reuters.

Los sujetos tuvieron que completar una encuesta que evaluara sus sentimientos de soledad y sabiduría. Posteriormente, debían superar una prueba cognitiva simple bajo la atenta mirada de una selección de caras con expresiones positivas (felices), negativas (tristes), amenazantes (enfadadas) o neutrales.

La edad no influye

En el grupo de los más solitarios estaban aquellos participantes que tendían a distraerse por las caras que mostraban enfado. Sin embargo, los más sabios reaccionaban en mayor proporción a los rostros felices. Los científicos detectaron igualmente que la reacción de soledad y enfado originó una mayor actividad en la corteza parietal superior izquierda del cerebro (encargada de la atención), mientras que la respuesta sabio-feliz generó más movimiento en la ínsula izquierda del cerebro (responsable de capacidades sociales como la empatía).

"Este estudio muestra que la relación inversa entre la soledad y la sabiduría que encontramos en nuestros estudios clínicos anteriores está, al menos en parte, incrustada en la neurobiología y no es simplemente el resultado de sesgos subjetivos", dice el neuropsiquiatra Dilip Jeste, de la Universidad de California en San Diego.

El equipo deseaba ver cómo respondemos a diferentes emociones positivas y negativas

Aunque los autores subrayan la importancia de hacer más investigaciones y análisis a personas durante más tiempo, este estudio es un primer acercamiento de cómo procesan la información en su cerebro los más solitarios. Algo con lo que sí partirán los nuevos equipos es el factor de la edad, que no parece influir en el tratamiento de los datos.

Finalmente, este proyecto de la Universidad de California en San Diego nace en un momento en que la soledad está a la orden del día, puesto que es uno de los efectos de la pandemia. Por ello, los neurobiólogos piden a otros investigadores “cualquier tipo de ayuda” que permita controlar estos sentimientos “y su impacto en la salud mental y física”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Neurociencia Salud mental
El redactor recomienda