Cuidado con el pádel o la pachanga del fin de semana: te pueden exponer a un infarto
  1. Alma, Corazón, Vida
Atención a entrenamientos extremos

Cuidado con el pádel o la pachanga del fin de semana: te pueden exponer a un infarto

No se debe subestimar el esfuerzo que puede suponer este tipo de ejercicios para alguien que lleve una vida sedentaria y acumule factores de riesgo

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Trabajar sentado durante horas, tener un trabajo que genere una gran cantidad de estrés y querer hacer el fin de semana el ejercicio que no se ha hecho el resto de días puede significar comprar todas las papeletas para sufrir un infarto, según explicaron diferentes especialistas en los Diálogos Efe Salud ‘Salud cardiovascular y entorno laboral’.

Lo cierto es que la partidita de pádel del fin de semana, la pachanga de fútbol solteros contra casados del domingo o la mañana de golf pueden poner en riesgo serio la salud de las personas. Subestimar el esfuerzo físico que puede suponer cualquiera de estas actividades, unido a un estilo de vida sedentario y factores de riesgo, puede ser mortal.

"Hay que concienciar de los síntomas de alarma como el dolor de pecho, la sensación de falta de aire, palpitaciones o la sensación de desvanecimiento, que pueden suceder practicando cualquiera de estas actividades", alerta Amelia Carro, coordinadora del Grupo de Trabajo de Cardiología del Deporte de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

placeholder SEC
SEC

"Han hecho mucho daño las campañas de marcas deportivas que señalan que no hay límites, que sufrir no es malo y que nunca hay que parar. Es bueno esforzarse, pero no sufrir. Por ejemplo, si te está doliendo el pecho, no es bueno seguir corriendo", avisa la cardióloga a El Confidencial.

"Es más, si ves en una partida de pádel o una pachanga de fútbol que alguien se está viniendo abajo, tú no te vengas arriba. Pregúntale si todo va bien; y si no se encuentra bien, para inmediatamente y ayúdale", apunta.

Especial cuidado con los entrenamientos extremos

Más allá de estos ejercicios en los que la gente subestima el esfuerzo que puede suponer para alguien que lleve una vida sedentaria y acumule factores de riesgo, la experta hace especial hincapié en "el típico señor de 40 años que de repente se mete a hacer trail o triatlones".

placeholder

"Esto sí que tiene mucho más riesgo, porque en lugar de una pachanga con amigos, son entrenamientos muy disfuncionales, que realizan a veces solos. Hay más riesgo en estos al ser deportes individuales de media o larga distancia", aclara.

"El riesgo está en la persona"

La cardióloga apunta que lo que debe tener claro todo el mundo es que “el riesgo no está en el deporte, el riesgo está en la persona. El deporte no es una enfermedad. El deporte no mata, mata una enfermedad y la enfermedad está asociada a factores de riesgo que se van acumulando con la edad”.

“La gente, a veces, no se cuida lo suficiente hasta los 40. A los 40-45 si no nos miramos el colesterol, controlamos la tensión, tenemos obesidad al haber sido sedentarios, fumamos... nos estamos cargando de factores de riesgo que va causando una enfermedad en cualquier arteria, como la arteriosclerosis, que significa que las arterias se van tupiendo tanto de colesterol como de azúcar", señala la especialista.

Foto: Alertan del aumento de la arteriosclerosis como causa de muerte súbita

"Imaginemos una manguera un poco obstruida con la que se riega un jardín; no necesitas más que un pequeño chorro para humedecer, así que puede seguir adelante. Pero ahora pensemos que se quema la caseta del perro y que necesitas mucha presión, pero como la manguera está tupida por dentro hay un problema de riego y no puedes apagar el fuego", ejemplifica la médica para seguir explicando: "Pues con el ejercicio pasa lo mismo. Hay gente que puede hacer su vida normal con esas placas coronarias, pero que en momentos que se requiera más flujo van a tener un problema y el problema puede venir desencadenado por un evento deportivo o, incluso, una discusión".

Especial cuidado a partir de los 35

La especialista señala que debemos cuidarnos especialmente a partir de los 35, "que puede ser una edad complicada porque se pueden sumar factores de riesgo y conductas de riesgo". "Especialmente a partir de los 40, no sé por qué, es cuando la gente empieza a hacer burradas. Por lo general hasta los 20 la gente más o menos se cuida y luego se descuida hasta los 40 y claro, luego pasa lo que pasa".

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

"A partir de los 35-40 es importante mirarse los niveles de colesterol y la tensión", entre otras pruebas, para conocer el estado general de salud y el cuidado que deba tener uno a la hora de hacer deporte.

La importancia del ejercicio en la vida

La cardióloga apunta que "el ejercicio debe ser una premisa para todo el mundo. Tiene que ser algo tan necesario como comer, dormir, ir al baño e hidratarse".

"Eso sí, tenemos que saber hacerlo y estar entrenados en hacerlo. Hay que practicarlo desde pequeños. Si no lo hacemos desde niños, cuando lleguemos a adultos hay que hacerlo de una forma racional, no podemos pasar de inactividad y obesidad al 100% de esfuerzo", apostilla la especialista.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Infartos Pádel Estilo de vida Estrés Sedentarismo
El redactor recomienda