Cuál es el tiempo exacto necesario para romper un hábito, según la ciencia
  1. Alma, Corazón, Vida
TRES AYUDAS PARA DEJAR UN VICIO

Cuál es el tiempo exacto necesario para romper un hábito, según la ciencia

Exactamente tres semanas. La ciencia ha demostrado que este es el tiempo que necesitamos para reprogramar nuestras conductas y decir adiós a costumbres indeseables en nuestra vida

placeholder Foto: Además de un remplazo positivo y motivación, los expertos recomiendan mucha paciencia
Además de un remplazo positivo y motivación, los expertos recomiendan mucha paciencia

El café de las 12, la pizza de los viernes, las dos cajetillas de tabaco al día... ¿Hay algún vicio que quieras desterrar? Para decirle adiós definitivamente, tendrás que haberlo abandonado durante 21 días de manera ininterrumpida. Tres semanas o 1.260 horas, lo que se prefiera: es el tiempo que la mente humana necesita para romper con un hábito adquirido.

Esta cifra ya se contemplaba en los años 60, cuando el cirujano plástico Maxwell Maltz comprobó que los pacientes necesitaban exactamente 21 días para acostumbrarse a sus nuevas caras.

Foto: Foto: Unsplash.

En 2009, quisieron comprobarlo con diferentes estudios sociológicos y el resultado no fue tan claro. Según la University College de Londres, el tiempo promedio para adaptarse a un nuevo hábito ronda los 66 días, pero hay gente que puede conseguirlo en apenas 18 y otros que precisarán 254 días. Como recoge Science Alert, desarrollar un nuevo comportamiento te tomará al menos dos meses.

Romper o crear hábitos

La diferencia puede estar en romper o crear nuevos hábitos. Las rupturas son más difíciles. "Es mucho más fácil empezar a hacer algo nuevo que dejar de hacer algo habitual sin un comportamiento de reemplazo", asegura el neurocientífico Elliot Berkman. Por eso se recomienda masticar chicle para evitar fumar: reemplazar una conducta por otra.

placeholder Siempre hay que buscar una conducta de reemplazo saludable
Siempre hay que buscar una conducta de reemplazo saludable

También es más fácil abandonar un vicio si realmente estamos convencidos de que es perjudicial: "Las personas que quieren eliminar su hábito por razones que están alineadas con sus valores personales cambiarán su comportamiento más rápido que las personas que lo están haciendo por razones externas como la presión de otros", explica Berkman.

Además de un remplazo positivo y motivación, los expertos recomiendan mucha paciencia. Cuanto más tiempo hayamos realizado un hábito, más tardaremos en deshacernos de él: "La buena noticia es que las personas casi siempre son capaces de hacer otra cosa cuando son conscientes del hábito y están suficientemente motivadas para cambiar", asegura el neurocientífico.

Psicología Hábitos de consumo Neuropsicología Adelgazar Trucos adelgazar
El redactor recomienda